Ya que no se puede evitar que fumen, al menos que no hagan más basura con sus colillas

 

Según el programa de control del tabaco el 97% de los cigarrillos que se consumen hoy en día a nivel mundial tienen filtros, más del 80% son de acetato de celulosa. La cantidad de fumadores es enorme y las  colillas son la mayor causa de basura en el mundo. Se estima que se desechan más de 4,5 trillones de colillas por año y estas  pueden tardar hasta 25 años en degradarse.

Usualmente los fumadores desechan su colillas en las calles, algunas  sin ser apagadas y sin percatarse de los objetos inflamables que pueden estar cerca, lo que en zonas rurales puede convertirse en una tragedia de gran magnitud.

Ante esta situación es poca la atención que se brinda, no obstante, en Armenia Quindío, un grupo de jóvenes cuyo objetivo en sus inicios  fue generar conciencia ambiental en eventos electrónicos y que ha venido creciendo, desarrollo una idea para concientizar a la población en general sobre la contaminación que genera el mal desecho de las colillas.

El proyecto “  ¿Y la colilla qué?”  en colaboración con JCI Eden del café, Artech, desarrollaron la idea de crear e instalar unos contenedores en forma de cigarrillo para que los fumadores depositen allí las colillas, este contenedor posee un espacio para apagar la colilla y ya existen dos instalados en la ciudad, uno en la calle peatonal de la Universidad del Quindío y otro ubicado en la ventanilla más frecuentada por los estudiantes de este mismo sector.

La instalación de estos dos contenedores se realizó como prueba piloto  para educar a la ciudadanía sobre el cuidado del medio ambiente, inculcar el mensaje “el ejemplo empieza por mi” y generar un alto impacto para obtener recursos y en un futuro no muy lejano instalar dichos contenedores por todo el departamento.

Actualmente estas agrupaciones se encuentran realizando diferentes investigaciones para determinar qué uso o proceso se le puede dar a los residuos del cigarrillo y reducir la contaminación.

Ya que no se puede evitar que fumen, al menos que no hagan más basura con sus colillas

AL DÍA |