Venezolano atacó a funcionarios de control de espacio público: será expulsado del país.

 

 

La presencia de miles de ciudadanos venezolanos en Armenia, muchos de ellos dedicados a sobrevivir de la caridad pública, y en el mejor de los casos, de los que están en la calle, dedicados a las ventas informales, se está convirtiendo en un enorme problema de orden público para las autoridades locales, tanto civiles como policiales.

LOS JUANES informó hace algunas semanas que de cada 10 personas que se lanzan como vendedores ambulantes, en la actualidad, siete, son venezolanos, y que además muchos de ellos andan armados con elementos corto punzantes, cobró ya un primer incidente grave.

Durante un operativo de control del espacio público en la capital quindiana, que busca la mitigación de las ventas ambulantes, porque invaden las zonas que son para los peatones, un ciudadanos de ese país reaccionó de manera desmedida, no solamente amenazando de muerte a los funcionarios, sino destruyendo los espejos de uno de los vehículos oficiales.

“Estas personas que están llegando al país, los ciudadanos venezolanos, somos conocedores de su problemática, su drama, sufrimiento y su trasegar; pero estamos teniendo unos inconvenientes con varios de ellos, porque están “sobre poblando” la actividad informal, que en muchos casos ya había sido controlada en gran parte de la capital quindiana”, señaló el coordinador del espacio público de la Secretaria de Gobierno, Mauricio Franco.

Cientos de personas se están lanzando a la calle con productos perecederos, con tintos, con cacharro y fuera de eso, están generando conflictos ciudadanos de enfrentamientos entre ellos, por territorios, y con la misma fuerza pública y la administración municipal.

Los funcionarios han tenido tres incidentes con venezolanos, en uno de ellos, el ciudadano atacó violentamente el vehículo que pertenece a la Secretaría de Gobierno con la cual hacen el control de espacio público.

“Fueron dañados los dos espejos retrovisores de un camión turbo. El hombre fue detenido por la Policía Nacional, pero en ningún momento respondió por esos daños. Migración Colombia está en conocimiento y se encuentra adelantando un procedimiento administrativo, para hacer cumplir con la ley, que contempla la expulsión del país del ciudadano”.

Se supo, que en vista de las dos infracciones (amenaza de muerte a funcionario público y daño a un bien del estado), fue invitado a abandonar el país, para evitar ser judicializado, acuerdo al que se llegó. Pero se conoció que el venezolano continúa no solamente en Armenia, sino dedicándose a la misma actividad informal.

Al no acatar la invitación de salir del país, de manera voluntaria, en caso de ser capturado, será expulsado de Colombia, indicaron fuentes de Migración Colombia. Con fotos y el video que fue suministrado, el ciudadano es buscado por la Policía.

Colombianos de mala fe usan a los venezolanos

Pero detrás de este drama humano, que sin duda, ha disparado el desempleo de la ciudad, hay colombianos de mala fe.

El aumento de las ventas informales en la ciudad ha suscitado la necesidad de abrir varios operativos para control del espacio público.

Esta masiva presencia de vendedores ambulantes no es un problema que atañe únicamente a los venezolanos, funcionarios de la Alcaldía han podido identificar que personas colombianas se están aprovechando de las necesidades de esta población que acepta trabajar informalmente, con tal de tener un ingreso económico, así sea mínimo.

“Eso ya se está evidenciando por la Secretaría de Gobierno, por la Edua y por las otras instituciones, que hay colombianos de mala fe que utilizan a estas personas venezolanas y lo que hacen es tirarlas a la calle con productos, para que en horas de la tarde o de la noche ellos vayan a recoger el producido; entonces lo que están ocasionando es el incremento de las ventas ambulantes” aseveró el coordinador de espacio público.

Parqueaderos podrán ser multados o perder su licencia

Con el fin de mitigar la actividad informal y evitar que más venezolanos sigan siendo utilizados por comerciantes informales para convertirse en vendedores ambulantes, la Secretaría de Gobierno se encuentra adelantando un operativo para decomisar las carretas.

Están siendo detectados los parqueaderos que se prestan para guardar estas carretas, contraviniendo la ley. “El uso del suelo, reglamentado, no permite guardar carretas, sino parquear vehículos automotores, por lo tanto, si en los operativos, son sorprendidos que estos establecimientos sirven para guardar carretas de ventas ambulantes, serán sancionados. Esto puede generar el cierre definitivo y la perdida de la actividad comercial total”, explicó Franco.

De otro lado, está detallado que los ciudadanos venezolanos que tienen el permiso especial de permanencia, han sido otorgados para que trabajen dentro de la formalidad y legalidad, de acuerdo con las normas colombianas, de ser sorprendidos por Migración Colombia, como vendedores ambulantes, serían catalogados como ciudadanos no aptos o no convenientes para el municipio de Armenia o en el espacio colombiano, por lo tanto esos permisos serán revocados y podrían entrar también, en un proceso de expulsión del país.

Venezolano atacó a funcionarios de control de espacio público: será expulsado del país.

GENERALES |