Universidad del Quindío secuestrada por vándalos. Consumo de drogas y prostitución: Rector

 

José Fernando Echeverry Murillo, rector de la Universidad del Quindío manifestó que el alma mater fue secuestrada por estudiantes, quienes  no solo dañaron las instalaciones sino que también tendrían los alrededores de la institución educativa permeada por tráfico de estupefacientes, prostitución y hurtos.

Los comerciantes y residentes aledaños a la universidad pública del departamento señalaron estas situaciones que fueron confirmadas por Echeverry.

“Hay una serie de pruebas que están llegando, y que tendrán que ponerse ante el Consejo Académico, porque una cosa es la protesta y la otra es la agresión a los funcionarios, robos, y daños a las instalaciones y a las afueras de la misma”, dijo el rector.

Señaló que baterías sanitarias que aún no han sido entregadas por el constructor, las cuales están en el interior de la universidad, fueron dañadas por los estudiantes que supuestamente protestan.

“$20 millones, según el análisis que se hizo, es la suma de los daños a los baños que no han sido entregados pero que fueron presa de los vándalos, entre otros daños que han causado, los que aumentan los costos de las obras de mejoramiento en curso”, explicó Echeverry.

Estas denuncias pasarán a las autoridades correspondientes, según se conoció, y además, se supo que de los 17 mil estudiantes de la Universidad del Quindío, 15 personas serían los indagados por los desmanes y acciones en contra de la paz.

“Están identificados los líderes de las protestas que dañan el avance de la universidad: uno de ellos es quien los maneja y generó los daños y las agresiones a los funcionarios”, indicó el rector.

Por su parte, el Movimiento Estudiantil Uniquindiano señaló que rechaza las acciones violentas y cualquier otro delito que afecte la convivencia del sector universitario.

Universidad del Quindío secuestrada por vándalos. Consumo de drogas y prostitución: Rector

AL DÍA |