Universidad del Quindío centrada en la Reacreditación

 

La rendición de cuentas de la Universidad del Quindío reveló algunas mejoras que ha tenido la institución en los últimos cuatro años, además de informar sobre los proyectos de infraestructuras que se piensan realizar por medio de regalías, los cuales prometen mejorar la calidad educativa.

Según el rector de la Universidad del Quindío, José Fernando Echeverry Murillo, la rendición de cuentas buscaba evidenciar el crecimiento institucional durante los últimos 4 años, el cual se encuentra completamente enfocado en la renovación de la acreditación. “La universidad ha tenido un leve crecimiento más bajo de lo que quisiéramos, pero, yo creo que la universidad hoy por hoy está mejor a lo que era hace unos años, no solo aquí en el Quindío sino también a nivel regional y nacional” señaló el rector.

Actualmente la universidad ha entregado el 30% de la matricula a los jóvenes de colegios públicos del Quindío, ayuda que ha permitido el ingreso directo de alrededor de 500 jóvenes a la universidad a parte de los aspirantes que ingresan de manera general.

Por otro lado, la universidad se encuentra adelantando procesos que permitan que la formación académica en otros espacios, para tener una mayor cobertura y brindar educación superior de calidad en todo el departamento del Quindío. “Nosotros nos vamos a preparar con el plan de fomento a la calidad que viene a partir del segundo semestre de este año y a los siguientes cuatro años que viene de tener propuestas de ruralidad y el uso de articulación con estudiantes de la media, para brindar mayor oportunidad a los jóvenes, que hoy por hoy requieres, como una oportunidad de vida, llegar a la educación superior” puntualizó José Fernando Echeverry Murillo.

Anuncio de nuevas obras

Además, dentro de los planes de mejoramiento continuo y optimización de espacios para garantizar calidad educativa, se encuentran las propuestas de los proyectos para la construcción del edificio académico de la facultad de agroindustria, la torre de innovación de bilingüismo y el edificio de museo de ciencias naturales e investigación; además de la renovación de la infraestructura del bloque de ciencias básicas.

“Para el edificio de ciencias básicas son más o menos $3.500 millones de pesos, los cuales se pueden garantizar entre el segundo semestre de este año y el año entrante. Para los proyectos de regalías son tres grandes inversiones, estamos hablando de $45.000 millones, hoy podemos tener $13.014 millones, pero ese dinero nos permite la tranquilidad de hacer gestión y buscar otros recursos. Si hay que llegar en algún momento a pedir crédito también se puede hacer en beneficios de los que hay que presentar” señaló el rector.

Ante las inquietudes sobre la utilidad de las obras en contraste con otras necesidades de la universidad, el rector fue muy enfático en asegurar que las obras surgen del análisis que hacen en el interior de la institución en aras de mejorar la calidad educativa. “Nosotros nunca hemos pretendido, al menos en esta administración, hacer obras simple y llanamente por hacerlas, no, hemos procurado hacer obras de muy buena calidad, con eficiencia y eficacia, que entreguen los objetivos por los cuales se trabaja y que hasta que no tengamos el presupuesto no lo hacemos, tampoco para dejar obras inconclusas o lo que mal se llama elefantes blancos” aseveró el funcionario.

La Uniquindio y las Elecciones

Ante los nuevos proyectos que planea la universidad resta constituir el apoyo político que necesita la institución para contar con el dinero que deja las regalías, para hacer posible las tres grandes obras. En vista que es el año de las elecciones, las alianzas deberán esperar. No obstante, el rector informó a los medios de comunicación en la rendición de cuenta que la universidad ha hecho entrega de la propuesta a los candidatos a la gobernación y alcaldía.

La intención de la universidad es, “que conjuntamente trabajemos con gobernación futura, con alcaldes futuros y con la universidad en temas de articulación y de ruralidad, como una excelente oportunidad para que los jóvenes quindianos puedan llegar, pero igualmente vamos a profundizar fuertemente en temas de virtualidad y abrir nuestro abanico a otras fronteras, no solo en nuestro departamento sino en otras partes del país” manifestó Echeverry.

En cuanto a alianzas con empresas privadas, la universidad está totalmente abierta. Una muestra de ello, son los trabajos que ha adelantado con el sector social y cooperativo del departamento.

Pendientes lo acuerdos del paro estudiantil

Hasta el momento los acuerdos a los que llegaron la universidad con los estudiantes durante el paro no se han realizado, razón que justificó la ausencia del tema en la rendición de cuentas. No obstante, el rector respondió a las inquietudes sobre el tema, asegurando que los acuerdos se están trabajando, pero se encuentran en proceso de organización.

“Yo mostré principalmente el rubro de regalías que es un billón de pesos que sí es producto de los acuerdos firmados tanto el 26 de octubre por los rectores como el 14 de diciembre por estudiantes y profesores, todos con el presidente de la republica Iván Duque y la Ministra de Educación María Victoria Angulo. Hay otras cosas que van a llegar, pero que están en reglamentación, en definición de partidas y de cifras para que correspondan. Yo soy del convencimiento de que el gobierno viene cumpliendo y va a cumplir a cabalidad con lo pactado, pero que este año es un año de organización, de estructuración y que, con toda seguridad a partir del segundo semestre y el año entrante en adelante, vamos a ver bien la verdadera realización de esos acuerdos” puntualizó el rector.

Hasta ahora, el tema del acuerdo se ha centrado en las matrículas, motivo por el cual, la universidad abrirá una nueva sesión en el consejo superior este jueves 18 de julio para un acuerdo de aprobación que busca eliminar el cobro de material pedagógico. José Fernando Echeverry señaló que, “eso tiene un impacto de cerca de 250.000 pesos aproximadamente en los estudiantes de distancia que se elimina en el cobro de la matricula y los reemplazamos por la entrega de material electrónico, base de datos de alta calidad contratados por la universidad, no se le cobra al estudiante, se le da el material, el profesor tiene que prepararse de otra forma, el director del programa y el decano de cada facultad tienen que hacer lo mismo, para garantizar, que eso llegue a los estudiantes”.

Además, agregó que, “y a partir de agosto se empezará con una comisión, que ya autorizó el consejo superior, para estudiar el pliego de peticiones que dictaron los estudiantes, que también tiene que ver con matricular. Yo creo que el segundo semestre se trabajará en ese sentido.”

La demora en el cumplimiento de los acuerdos se basa principalmente en que la universidad debe estudiar la acciones que deberá tomar una vez se aprueben cada una de ellas, especialmente, aquellas que tiene relación con la disminución de las matrículas, como lo dijo el rector “cualquier peso que se deje de recibir, hay que buscar otras fuentes de financiación”. Cada proceso que está adelantando la institución se encuentra actualmente enfocada en el círculo virtuoso de la calidad y renovar la acreditación, por ende, los acuerdos pactados serán materia de estudio el próximo año.

 

 

 

Universidad del Quindío centrada en la Reacreditación

GENERALES |