Una rueda prensa “con mucho ruido y pocas nueces”

“Mucho ruido y pocas nueces» es un dicho popular que significa que algo o alguien es solo apariencias pero no tiene contenido ni sustancia. Es exactamente lo que pasó en las últimas horas, cuando el Vicefiscal general de la Nación Jaime Camacho Flórez y el Viceprocurador General de la Nación Juan Carlos Cortés González, presidieron esta tarde en Armenia, una rueda de prensa en la se aseguraba previamente de manera extraoficial, eso sí, que se iba a producir un tsunami disciplinario y penal que cambiaría el sentido de las elecciones del próximo domingo.

De entrada, en medio de la campaña electoral, previo al encuentro con los medios se decía de todo. En los mentideros políticos se hablaba de capturas, destituciones, suspensiones, mejor dicho todo, es poquito.

Era obvio el nerviosismo, pues una visita de dos de las máximas autoridades de control y acusación, a cinco días de las elecciones, en medio de las crispación política que vive el Quindío, no era para menos.

La expectativa era enorme. Sin embargo, se trató de una reunión de trámite en donde los dos altos funcionarios de los organismos a los que más le temen los funcionarios públicos, venían prácticamente a pasar revista, hacer una reunión de seguimiento con los 12 personeros y los veedores, quienes desde luego dijeron hasta misa. Porque no hay duda que este último sector de la sociedad civil organizada está más permeado por la politiquería que cualquier otro renglón de la sociedad. Así de sencillo.

Se filtró que en esa reunión se entablaron una serie de denuncias, que obviamente tendrán que ser investigadas.

La rueda de prensa en sí parecía más de la Cancillería. Las respuestas no pudieron haber sido más diplomáticas: estamos investigando; no hemos tomado decisiones;llegaremos hasta el fondo de esos asuntos; desde luego esa es nuestra tarea; estamos priorizando, y compartimos la preocupación de la opinión pública, en fin.

Se habló de la publicidad exterior, que es excesivamente desordenada en Armenia y otros municipios. Quedó claro que hay incumplimiento en el registro de gastos e ingresos en la campaña de buena parte de los candidatos, lo que ya se sabía.

Con respecto a las investigaciones que adelantan las autoridades, en el caso de la Procuraduría, sobre los últimos escándalos, el viceprocurador dijo que todo sigue su curso.

De todas maneras, el funcionario advirtió que es necesario tener la suficiente cabeza fría para tomar las decisiones en derecho y evitar desequilibrar las campañas con decisiones apresuradas.

La única noticia

Lo verdaderamente noticioso es que la Fiscalía investiga dos casos de presunta corrupción en la campaña electoral, en donde se busca establecer el origen de los recursos de dos políticos, que al parecer, sus gastos evidentes no concuerdan con las cuentas que hasta el momento están siendo entregadas.

“Para el departamento del Quindío hay dos indagaciones preliminares fuertes”, sostuvo. El vicefiscal Jaime Camacho Flórez se refirió a dineros fraudulentos en las campañas en esta parte del país.

Con referencia al mismo tema el viceprocurador agregó que hay una distancia visible entre los registros contables, frente a lo que se evidencia en la calle con la publicidad y la infraestructura de campaña, por lo que es muy importancia la vigilancia ciudadana.

Hubo más “candela” en la reunión previa

LOS JUANES conoció de manera confidencial que hubo más tensión en una reunión que se realizó antes de la rueda de prensa, donde asistieron veedores y líderes sociales. Los personeros de Armenia y Calarcá recibieron críticas por parte de algunos activistas, pues consideraron que los reportes entregados sobre lo que viene sucediendo en ambas localidades fue realmente “tibio”.

En dicho encuentro, un veedor nacional pidió la cabeza del alcalde de Armenia, mientras que la vocera de los grupos indígenas en el Quindío criticó duramente a la Personera de Calarcá por no darle relevancia a las amenazas que recibió la candidata al Concejo de esa localidad que representa a las mujeres víctimas.

En este encuentro se vivieron momentos de tensión, pero los asistentes no entregaron pruebas concretas y creíbles sobre posibles irregularidades dentro del proceso electoral.

 

 

Una rueda prensa “con mucho ruido y pocas nueces”

AL DÍA |