Una relación “tóxica”: el amor se contaminó y terminó en un feminicidio

 

  • Fiscalía busca imputar otro cargo penal. Abuso sexual

Devastada sigue Armenia con la tragedia que se registró este fin de semana. La historia de amor entre Luz Helena García y Éliober Erminson Ramírez, se llenó de tantas “toxinas” a lo largo de los años, que terminó envenenando al extremo el sentimiento de uno de ellos, quien tomó la fatal decisión de acabar con la vida de su ex pareja. Todo porque ella se negó a volver con él. La mujer no quería seguir soportando acoso, celos, malos tratos y otros comportamientos obsesivos, que siempre terminaban en violencia de todo orden.

Hoy, las autoridades comprobaron que fue un feminicidio, toda vez que el autor del crimen lo admitió.

Como si fuera sacada de una de las más sórdidas novelas de William Shakespeare, Ramírez Gómez aceptó ante el Juzgado Sexto Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Armenia haber asfixiado hasta quitarle la vida a su ex compañera sentimental, en medio de una pelea.

Luz Helena trabajaba en Autopistas del Café, en el peaje (Corozal) que conduce del Quindío al Valle del Cauca

“En el baño del apartamento 104 del bloque 26 del conjunto residencial Chilacoa de Armenia, el hombre asesinó a la señora Luz Helena, porque ella no quería regresar con él. Y para evadir a la justicia, hizo parecer que ella se había suicidado”, manifestó el fiscal seccional de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, en la primera de las audiencias de este caso.

Y es que según seguidores de LOS JUANES por redes sociales, el sujeto trabajó como ‘maletero’ en el aeropuerto El Edén, después viajó a Venezuela y Panamá, mientras ella laboraba en el peaje de Corozal, punto de control víal Quindío – Valle del Cauca.

“Es verdad que peleaban mucho, pero él se veía buena persona, jamás pensamos que pudiera atentar contra la vida de Luz”, comentaron algunos cibernautas, que aseguraban conocer a la pareja.

La juez con funciones de control de garantías al evidenciar que el sujeto aceptó cargos por feminicidio, decidió enviarlo a la cárcel, de manera preventiva, mientras que un juzgado del circuito judicial de Armenia, con funciones de conocimiento, dicta la sentencia respectiva.

El caso podría terminar en otra imputación: abuso sexual

Y como si fuera poco, Éliober Erminson Ramírez, posiblemente tendría que enfrentar otro delicado cargo penal, acto sexual abusivo con menor de 14 años de edad.

Precisamente esa posibilidad, para completar, aún más la gravedad de los hechos, exacerbó los ánimos de los familiares de la mujer asesinada. A la salida de la audiencia Ramírez necesito de la protección de la Policía para evitar una agresión física.

 

Una relación “tóxica”: el amor se contaminó y terminó en un feminicidio

BLANCO & NEGRO |