Un pacto por la naturaleza y la vida

Varias instituciones del sector público y privado firmaron un convenio especial que busca sumar fortalezas y oportunidades de orden técnico, investigativo, empresarial y responsable requeridos para cuidar las fuentes hídricas de la región.
El “Memorando de Entendimiento”, se constituyó para cuidar y promover la descontaminación y protección de las fuentes hídricas del Quindío, por varios de los voceros de estas organizaciones que tienen especial reconocimiento en la región.
Quindío Competitivo, gestor de la convergencia por la naturaleza del departamento, realizó el pacto junto a las Empresas Públicas de Armenia EPA; la Universidad del Quindío; la Corporación Autónoma Regional del Quindío CRQ; y la Cámara Colombiana de la Construcción Armenia, Camacol.
Édgar Aristizábal, director ejecutivo de Quindío Competitivo celebró la alianza del sector público y privado encaminado a la protección y conservación del medioambiente de la región.
“Como sociedad civil tenemos la obligación de liderar, de convocar y de generar todos las posibilidades para el cuidado del medioambiente”, manifestó Aristizábal.
“Es importante señalar que no solo tenemos derechos sino también deberes y hay que cumplir como responsabilidad de todos los ciudadanos el compromiso con nuestro departamento”, agregó.
Armenia tiene 54 quebradas, según estudio de la EPA, y su gerente encargado Gonzalo García Rivera, resaltó los beneficios que esta firma y lo que le generará a las fuentes hídricas de la capital del departamento.

“La ciudad tiene 242 puntos de vertimiento que están contaminando las quebradas, el objetivo con el pacto es disminuir los vertimientos, como lo exige la autoridad ambiental, y empezar a realizar un tratamiento del líquido antes de que lleguen a las fuentes hídricas”, señaló García.
Añadió que, “en este convenio tenemos plantas de tratamiento, académicos y tecnología, pero llamo la atención a la ciudadanía para la creación de una cultura medioambiental, el origen de la contaminación está desde la casa y es más que fundamental promover prácticas responsables con el medioambiente y desde EPA lo hacemos con la oficina social”.

“Sentimos que se presenten algunos errores”: Camacol sobre la contaminación ambiental

Camacol hizo presencia en el pacto medioambiental y aceptó su responsabilidad en afectaciones a la naturaleza como ha ocurrido en algunos casos puntuales donde se han evidenciado fallas por parte de los constructores.
“Respetamos las normas, somos un conjunto de constructores organizados y nos mueve la formalidad, sentimos que hayan algunos errores pero en general de nuestra industria los errores cometidos son pequeños contra el medioambiente”, indicó César Augusto Mejía, presidente de la entidad constructora.
Indicó igualmente el dirigente gremial que, “aceptamos que definitivamente no puede haber ningún daño y todos los días tenemos que trabajar más en conservar el medioambiente”.

CRQ busca punto intermedio empleo – naturaleza

“Como autoridad ambiental planteamos nuestra perspectiva de protección a la naturaleza, y adicional a eso tenemos que decir que ante la identificación de un delito ambiental hemos adelantado acciones de orden administrativo sancionatorio”, aseveró el director general de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, José Manuel Cortés.
“Queremos llegar a un punto de encuentro donde se generen dinámicas de desarrollo de empleo pero sin ir en contra del patrimonio de la naturaleza que tenemos en la jurisdicción”, agregó.

Uniquindío aportará prácticas medioambientales sostenibles

José Fernando Echeverry, rector de la universidad del Quindío, manifestó que una de las plantas de tratamiento de aguas residuales será construida en el terreno del alma mater y habrá paneles solares productores de energía.
“Las últimas edificaciones que se han realizado en la universidad tienen en sus partes superiores sistemas de acondicionamiento para la instalación de celdas fotovoltaicas y así comenzaremos a tener iluminación a través de energía solar”, expresó Echeverry.
Puntualizó que, “vimos la necesidad de recolectar las aguas de las facultades de Educación y Ciencias Agroindustriales y llevarlas hasta una Planta de Tratamiento Residual, Ptar, la cual será licitada en enero, estamos en los últimos ajustes de diseños y está presupuestado que costará $150 millones”.

Un pacto por la naturaleza y la vida

AL DÍA |