Tres días de cárcel para gerente de Asmet Salud

 

El gerente general de esta EPS, fue condenado por el juzgado primero municipal adolescente por desacato al fallo de tutela que una joven quindiana, Yessica Alejandra Grisales Suárez, había interpuesto el 11 de julio del 2016 en contra de la entidad, por violar los derechos fundamentales a la salud y la vida digna.

Vivir sin tiroides

Yessica Alejandra Grisales Suárez fue diagnosticada con cáncer de Tiroides en el año 2008 a sus 10 años, a raíz de ello inició un proceso de tratamiento con Caprecom, hasta que en el año 2016 la entidad cerró por falta de liquidez y todos sus pacientes fueron trasladados a Asmet Salud.

El cáncer de tiroides es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la glándula tiroidea, la cual, es la encargada de producir y liberar las hormonas tiroideas, T4 o tiroxina y T3 o triyodetironina que están involucradas en el crecimiento, en el mantenimiento de la mayor parte de las funciones corporales y en la regulación del metabolismo.

Cuando Alejandra fue diagnosticada con cáncer debieron retirarle la tiroides, según ella, “el problema es que cuando te sacan la tiroides quedas con hipotiroidismo, y eso genera que el cuerpo no produce hormonas tiroideas y esto es fatal para uno”, por ende, la ausencia de medicamentos para un paciente diagnosticado con la patología de un tumor maligno de la glándula tiroides es múltiple y de alto riesgo.

Alejandra señala que, “el medicamento que yo tomo se llama SYNTHROID, y básicamente reemplaza mi tiroides, que es una glándula que controla todo en el cuerpo desde el estado de ánimo, el metabolismo, la elasticidad de la piel, las condiciones del cabello, la tolerancia a climas extremos como el calor o el frío hasta el cansancio y el estrés.”

La odisea con Asmet Salud

Una vez Alejandra entró a Asmet Salud empezó la odiosea; la EPS no entregaba los medicamentos y se vio en la obligación de hacer una tutela en el año 2016 para solicitar el tratamiento integral que necesitaba, sin embargo, no obtuvo respuesta. Pasado dos años, el 05 de marzo del 2018, la tutela se convirtió en una sanción al EPS que derivó en una orden de arresto para Diego Fernando Sierra Zapata en su calidad de representante legal de la asociación mutual la Esperanza (Asmet Salud, E.S.E E.P.S.). La condena consistía en seis días de arresto y pagar una multa de seis salarios mínimos vigentes, la cual debía pagar tres días después de promulgado el fallo.

Llegando a esas instancias la EPS le entregó todos los medicamentos y le hicieron firmar un desistimiento junto a un acta de compromiso entre la jurídica de Asmet Salud y ella. Según Alejandra el proceso consistía en que, “yo desistía y ellos se comprometían a entregar las autorizaciones a tiempo y sin dilaciones”. Sin embargo, una vez quedó todo firmado, Alejandra no volvió a verse con la abogada, la multa no fue pagada y las autorizaciones siguieron siendo un problema.

El tratamiento debía continuar y esta ocasión los médicos pedían una biopsia en el año 2019, que se retrasaba constantemente por la falta de diligencia de la EPS que autorizaba mal y enviaban a Alejandra a otras clínicas donde le informaban que no tenían contrato con Asmet Salud.

En total pasaron 106 días desde la ecografía donde habían determinado que necesitaba el examen de biopsia y nuevamente debió utilizar el recurso de la tutela para velar por su tratamiento, para que fueran autorizadas los estudios de coloración básica en biopsia, ecografía como guía de procedimiento, la autorización de biopsia de ganglio linfático superficial y el estudio de coloración histoquímica en citología por aspiración.

Faltando 24 horas para que expirara la sanción que volvería a recaer en el gerente de la EPS, quien debería pagar a demás tres días en la cárcel, la entidad llamó a Alejandra y le informaron que serían autorizados todos los exámenes, pero debía estar antes de la 1:00 pm o no le entregaban nada. Lo particular de la situación es que la sanción tenía una fecha limite hasta las 2:00 de la tarde, situación que motivó a Alejandra a no dejarse manipular por la EPS.

En esta ocasión, Alejandra se negó a firmar un desistimiento, recordando que el año pasado la habían instado a ello sin que le cumplieran los compromisos a los que había llegado con la EPS, y enfatizó que en caso de no recibir las autorizaciones llegarían sus abogados con un personal de la Defensoría del Pueblo, de esta manera, la entidad accedió, pero no entregaron todas las autorizaciones.

El estudio de coloración histoquímica en citología por aspiración es uno de los exámenes más importantes para el tratamiento del cáncer de tiroides, uno que podría ahorrar una cirugía invasiva. Por la complejidad de la enfermedad Alejandra deben ser atendida en clínicas de cuarto nivel, motivo por el cual, viaja constantemente a Pereira, Cali y Bogotá.

Como resultado, de la violación de los derechos fundamentales a la salud y a la vida digna de la cual fue sujeto Alejandra, el juzgado primero penal municipal para adolescentes decidió sancionar el gerente general de Asmet Salud EPS SAS que en esta ocasión es Gustavo Adolfo Aguilar Vivas, por desacato en vista que el gerente no rindió explicaciones al despacho por el incumplimiento al fallo de la tutela.

Por lo tanto, el señor Gustavo Aguilar fue condenado a la sanción de arresto por tres días y a pagar una multa a un salario mínimos mensual vigente, que deberá cancelar dentro de los 10 días después de presentado el fallo, es decir, hasta el 5 de septiembre del presente año.

Tres días de cárcel para gerente de Asmet Salud

INFORME ESPECIAL |