Tiendas de barrio en el Quindío, una tradición que sigue evolucionando

Aunque el crecimiento de las cadenas de supermercado ha aumentado, las tiendas siguen siendo uno de los canales de mayor distribución de productos al detal de la canasta familiar por excelencia, motivo por el cual, estas microempresas requieren una transformación tecnológica para mantenerse en el mercado y ser más competitivas.

En Colombia existe más de 700.000 pequeños comercios de los cuales 256.000 son tiendas tradicionales, que han sabido adaptarse a las demandas de la economía para mantenerse en el mercado, pese a la fuerte competencia con grandes empresas como Ara y D uno.

“Hoy son uno mercado más dinámico, con mayor variedad de productos, excelente calidad y precios competitivos, con lo que se han ganado su permanencia en el mercado y el reconocimiento como líderes de la sociedad” señaló Diana Patricia López Echeverri, Directora Ejecutiva de Fenalco seccional Quindío.

Según los estudios que han realizado Fenalco, las tiendas capturan más del 48% de todo el mercado de la canasta familiar en las grandes ciudades, mientras en las poblaciones más pequeñas su presencia aumenta a un 62%, convirtiéndose en la fuente principal de productos en los hogares colombianos.

Sin embargo, la directora de Fenalco en el Quindío asevera que pese a la importancia que tienen las tiendas de barrio advierte que su permanencia en el mercado depende de los procesos de modernización y gestión empresarial, teniendo en cuenta que la calidad del servicio que ofrecen las tiendas depende en cierta medida de los productos que venden, el negocio exige un acceso más rápido y eficiente con los proveedores, que podría mejorar con la intermediación de las nuevas tecnologías.

“Fenalco junto a otra organizaciones como el Sena, universidades, la banca y secretaría de desarrollo locales, entre otras entidades, estamos comprometidos en ese necesario proceso de transformación” manifestó la directora.

En reconocimiento al trabajo realizado por cada uno de los microempresarios que existen en el departamento, Conexpo y Fenalco preparó una agenda especial para celebrar el día del tendero con actividades de entretenimiento, que contó con la masiva participación de pequeños empresarios y marcas líderes del mercado, que respaldan la sostenibilidad de este negocio tradicional.
“El que tenga tienda, que la atienda”

Luz Mery Rivero López fue una de las ganadoras de los premios que entregó Fenalco en Conexpo, debido a sus más de tres décadas dedicada a su tienda. La microempresaria habló con LOS JUANES sobre su historia de negocio y el panorama de las tiendas en el mercado actual.

Después de trabajar arduamente en un granero durante años, Luz Mery Rivero logró con el tiempo ahorrar y tener la oportunidad de montar su propio negocio con ayuda de su familia, quienes aportaron con el local.

Hasta ahora lleva 30 años sosteniendo su propia tienda en el municipio de Calarcá en el barrio Versalles, un negocio que le ha permitido brindarle educación superior a sus dos hijas y mejorar la calidad de vida de su familia.

Admite que existe una gran competencia con otros supermercado, pero considera que es posible mantenerse en el mercado con un “buen servicio, buenos precios, buena atención, la consistencia y perseverancia. No podemos competir con las grandes plataformas, porque ellos manejan gran cantidad de volumen de productos y nosotros no, pero tenemos la ventaja de que prestamos un mejor servicio que los grandes supermercados y estamos muy cerquita a la clientela”.

Estos negocios cuentan con la fortaleza de contar con factores importantes para potenciar sus negocios como lo son la cercanía, precios asequibles, variedad de productos y trato personalizado, que han convertido este modelo de negocio en uno de los más predominantes en el Quindío.

Cabe destacar, que la profesión de los tenderos no se limita a vender productos, para Luz Mery ser un tendero requiere de tener una buena actitud: “Si no tiene un buen carisma y una buena actitud no abra una tienda, se debe tener ganas de trabajar en su propio negocio”. Además agrega que el mercado demanda un cambio en la manera de acceder a los proveedores, para mejorar el servicio y esto implicaría estar dispuesto a cambiar los procesos de compra y venta en pro del negocio.

Las tiendas de barrio son consideradas una de las primeras microempresas exitosas en el Quindío, que pese a la competencia del mercado se han mantenido, debido a la trasmisión de confianza que tiene con sus clientes, un potencial empresarial que seguirá cultivándose por medio de la evolución del negocio con la modernización de sus servicios a través de las nuevas tecnologías que se vienen desarrollando, como el uso de aplicaciones móviles para acceder a los productos con proveedores de bienes o servicios.

Tiendas de barrio en el Quindío, una tradición que sigue evolucionando

GENERALES |