Situación “embarazosa” para la Defensora del Pueblo en el Quindío

 Revuelo ha causado en la región el fallo conocido durante las últimas horas donde se declara nulo en primera instancia, el nombramiento de Luisa Fernanda León como Defensora Regional del Pueblo en el Quindío. Esta historia podría tener un viraje inesperado y a favor de la funcionaria demandada, pues ella se encuentra en estado de embarazo.

La decisión fue adoptada por el Tribunal Administrativo del Quindío tras la demanda interpuesta por Sabel Reinerio Arévalo Arévalo, argumentando que, mediante el acto administrativo firmado por el Defensor Nacional del Pueblo, nombrando a la profesional Luisa Fernando León, se violaron las siguientes disposiciones:

  • Artículo 232 de la Constitución Política
  • Artículos 3 de la Ley 24 de 7992
  • Artículo 72 del Decreto 26 de 2074

Como concepto de la violación, considera el accionante que el acto administrativo mediante el cual se efectuó el nombramiento de la señora Luisa Fernanda León Betancurt, como Defensora del Pueblo Regional Quindío, infringe normas superiores en los que debía fundarse, especialmente, lo inherente a las calidades que debe tener el Defensor Regional del Pueblo.

El artículo 32 de la Ley 24 de 1992 dispone: «El Defensor del Pueblo deberá reunir las mismas calidades exigidas para ser Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, de la Corle Constitucional o del Consejo de Estado. Tomará posesión del cargo ante el Presidente de la República o ante quien haga sus veces en la fecha de iniciación del período». Dicha disposición primera remite al artículo 232 de la Carta Política, que establece las calidades profesionales que debe acreditar el defensor, señalando expresamente que debe «ser abogado’.

El Decreto Ley 26 de 2074, al establecer el sistema de nomenclatura y clasificación de los empleos de la Defensoría del Pueblo, señala que son cargos del nivel directivo, entre otros, el de Defensor del Pueblo y el Defensor Regional. Ello, en criterio del demandante, quiere decir que, dentro del concepto nomenclatura y clasificación de empleos de la Defensoría, quedaron en un mismo renglón o estadio los referidos y concretamente en el rango de nivel directivo.

Así las cosas y siendo el Defensor Regional un cargo directivo, es decir, en el mismo nivel del Defensor del Pueblo, los requisitos exigidos para su desempeño, son los mismos, por lo cual, el Defensor Regional del pueblo, debe ser abogado.

El Defensor se sostiene en lo actuado

Dentro de la contestación de la demanda, la Defensoría Nacional del Pueblo recordó que el actual titular de esa dependencia, Carlos Alfonso Negret Mosquera aprobó una reforma al manual de funciones, donde se modificaron los requisitos exigidos para acceder al cargo de Defensor Regional. Mediante ese acto administrativo se determinó que pueden postularse profesionales en otras áreas, derogando así la obligación exclusiva de ser abogado.

Para muchos expertos el señor Negret, tras el fallo proferido por el Tribunal Administrativo del Quindío, podría enfrentar problemas ante el Consejo de Estado, pues tenía que respetar lo establecido en la Constitución Política de Colombia a la hora de definir los requisitos para ser Defensor Nacional del Pueblo, que deben ser los mismos para quienes aspiren a ese mismo cargo a nivel regional.

Polémico nombramiento

El Defensor Nacional del Pueblo ha estado en el ojo del huracán desde el mismo instante en que propuso estas modificaciones para permitir el nombramiento de varios profesionales en todo el país, recomendados por diversos grupos políticos, pero que no eran abogados ni contaban con la experiencia requerida en el área de los Derechos Humanos.

En el Quindío las organizaciones ciudadanas, veedores y defensores de los derechos humanos se pronunciaron fuertemente, alertando en su momento que, “todo hacía parte de un movimiento politiquero del Representante a la Cámara Luciano Grisales y el Senador Julián Bedoya, padrinos políticos de la señora Luisa Fernanda León”.

Días después del nombramiento de la profesional León, varios funcionarios reaccionaron con mucho malestar por el ambiente tan tenso que se empezó a vivir en el interior de la Defensoría de Pueblo en el Quindío. En una polémica columna de opinión, el periodista Juan Diego Lozano Jaramillo generó una alerta a partir de todo lo que conoció por parte de varios colaboradores de la entidad, quienes pidieron la reserva de su nombre por temor a ser removidos del cargo.

Lea la columna referida:

https://losjuanes.co/wp/blog/propongo-al-chapulin-colorado-como-defensor-del-pueblo-en-el-quindio/

El ambiente en el interior de la Defensoría del Pueblo en el Quindío no ha sido el mejor, pero a pesar de las críticas, la Defensora se mantiene en su cargo y siempre ha dicho con vehemencia que, “no tengo porque renunciar”.

Embarazo doblemente deseado

Este portal informativo conoció de muy buenas fuentes que la Defensora Luisa Fernando León se encuentra en estado embarazo, hecho que, a la luz de la ley, se convertiría en un elemento de blindaje de prosperar en segunda instancia esa demanda. “Una mujer en estado de embarazo no puede ser removida de su cargo y todos sus derechos prevalecen sobre cualquier otra consideración”, indicó una fuente jurídica a Los Juanes.

En sus redes sociales, León Betancourt hizo el anuncio al lado de su actual novio, con quien compartió la buena nueva para esta pareja. El milagro de la vida podría convertirse en un elemento a favor de la actual Defensora del Pueblo, independientemente del debate jurídico legal que se de en las respectivas instancias.

Una vez conocido este fallo del Tribunal Administrativo del Quindío, corresponde al Consejo de Estado revisar todo el proceso y tomar una decisión alrededor de este polémico caso que ha generado mucho malestar entre los grupos y asociaciones de abogados que trabajan en el área de los derechos humanos, quienes han expresado de manera reiterada que, “es una falta de respeto con todos ellos, su formación y experiencia, implementar esos cambios solo para cumplir con recomendaciones políticas”.

Situación “embarazosa” para la Defensora del Pueblo en el Quindío

AL DÍA |