Sin firmas, pero con “mais». Ese gallo quiere seguir en la pelea

La Registraduría del Estado Civil confirmó en las últimas horas que el precandidato a la alcaldía de Armenia, José Manuel Ríos Morales no alcanzó el número de firmas válidas para respaldar su aspiración, razón por la cual el dirigente, con su equipo de trabajo activó el “plan B”, es decir, inscribir la candidatura por el Movimiento Alternativo Social Indígena MAIS

“Sí, en efecto, anoche la Registraduría nos notificó que se habían validado 38.533 firmas, el resto presentaron algún tipo de inconsistencia, algo que nos genera asombro y desconsuelo porque dentro de nuestro análisis estábamos seguros de que teníamos más de 50 mil firmas válidas. Estamos haciendo las respectivas validaciones con nuestros registros y hacer la reclamación a la que haya lugar. Desafortunadamente el tiempo para la inscripción es muy corto, tenemos solo dos días, razón por la cual vamos a proceder a través del partido que nos estaba coavalando, como lo es el MAIS y continuar con el proceso, porque el sueño no termina acá, esto hay que sacarlo adelante”, aseguró en dialogo con Los Juanes el precandidato José Manuel Ríos Morales.

Este movimiento logra su máximo protagonismo cada que hay elecciones por cuenta de su participación en la entrega de avales. Si bien es una organización indígena, quienes reciben el apoyo para cada contienda, no son propiamente miembros de esas etnias.

Un procedimiento no tan “firme”

Para muchos expertos, el modelo de candidaturas por firmas está viviendo su propio desgaste y lo sucedido en este y otros casos más en Colombia, podría estar demostrando que la gente está cansada y plasma datos que no son, o bajo la teoría de la conspiración, que el “poderoso sistema” puede meter la mano en todos estos procesos.

Los Juanes conoció de manera confidencial que, en el interior de la campaña de José Manuel Ríos, días posteriores a la entrega de las firmas, había un ambiente de temor por lo que pudiera suceder. “Somos conscientes que el trabajo de José Manuel ahora es estrictamente ciudadano y no cuenta con el apoyo de grupo político alguno, es decir que se encuentra por fuera del sistema y muchas veces eso influye dentro de la institucionalidad”, aseguró uno de los seguidores del precandidato.

Ante este tipo de versiones, delegados de la Registraduría del Estado Civil niegan cualquier posibilidad de manipular estos procedimientos y reiteran la transparencia en todas sus actividades. “El problema en las inconsistencias de las firmas puede motivarse en el cansancio de la ciudadanía y una reacción adrede a la hora de firmar, entregando datos que no son y poniendo cualquier “mamarracho” y no la rúbrica original”, manifestó el docente Juan Camilo Echeverry.

En los últimos procesos electorales, la mayoría de grupos significativos de ciudadanos terminan buscando el famoso “coaval” para que las aspiraciones no se caigan, generando muchas veces un verdadero mercado de avales y afectando un poco la transparencia de todos estos procesos electorales.

Por los lados de la campaña de José Manuel Ríos Morales, varios de sus asesores le habían aconsejado hacer el respectivo acercamiento para el coaval, de hecho, estuvo haciendo fila por el apoyo del Partido de la U, objetivo que no logró. Ahora, con el apoyo de este Movimiento Indígena, espera el viernes inscribirse como candidato a la alcaldía de Armenia, su gran sueño, ese mismo que frustró hace cuatro años una marioneta.

Sin firmas, pero con “mais». Ese gallo quiere seguir en la pelea

POLÍTICA |