Si no involucra el “Soat”, no es rentable: sensación ciudadana con las ambulancias

Algunos habitantes de Calarcá denunciaron que nunca llegó una ambulancia para atender a una mujer que sufrió un ataque epiléptico y resultó con una herida profunda en la cabeza.

Andrea Molina manifestó que pasaron más de 40 minutos sin que la señora recibiera una atención oportuna. Indicó que la intervención la hicieron algunos integrantes de la Defensa Civil y la Policía, quienes le brindaron los primeros auxilios y la remitieron en un taxi al centro asistencial.

“En la práctica Calarcá solo tiene una ambulancia en funcionamiento”, así lo manifestó el director operativo de gestión del riesgo de ese municipio José Wilhem Alonso Gaviria, quien se acabó de posesionar en ese cargo y expresó que se debe buscar la forma de dinamizar los servicios para se empiece a realizar una intervención social.

Este panorama tan preocupante fue planteado a la secretaría de salud del Quindío y a la alcaldesa de Calarcá, quien se comprometió con hacerle seguimiento a la problemática.

Observadores afirman que así se pongan de mal genio, los propietarios de las ambulancias le dan prioridad a los accidentes viales que involucren el SOAT. “A esos sitios llegan dos, tres y más ambulancias, mientras las emergencias vitales que no tengan nada que ver con novedades viales, no les interesan”, puntualizó.

Si no involucra el “Soat”, no es rentable: sensación ciudadana con las ambulancias

INFORME ESPECIAL |