Sentencia contra “Pacho” Valencia afecta la delación y colaboración con la justicia: defensa

 

.

Tras la pena impuesta por el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Armenia que sentenció a 144 meses de prisión, es decir, 12 años, a Francisco Javier Valencia Salazar, exesposo de la exalcaldesa de la capital quindiana, Luz Piedad Valencia Franco, al encontrarlo culpable por los delitos de peculado por apropiación y concierto para delinquir, el caso llegará a los tribunales superiores, con el fin de que esa decisión sea revisada por los magistrados.

“La fiscalía fue completamente desoída. Desde un principio el ente acusador tuvo una postura en este caso, de que se impongan los mínimos como parte del entendimiento entre la fiscalía y defensa, por el apoyo que Francisco Javier Valencia Salazar entregó a la investigación, pero la judicatura está desconociendo por completo el pedimento de los mismos fiscales. Con esto hacía futuro queda claro, que no se tiene garantía para la delación y colaboración con la justicia, porque los jueces pueden desoír a la fiscalía y terminan imponiendo lo que ellos quieran.” aseveró un vocero de la defensa de Valencia Salazar.

Los abogados de Francisco Valencia Salazar manifestaron en diálogo con  LOS JUANES no solo su desacuerdo con la sentencia, sino que además buscarán que los acuerdos se cumplan. “Obviamente, nosotros ya  apelamos, porque pensamos que se están desconociendo por completo los acuerdos que en su momento se hicieron con la fiscalía”, por ende, la apelación podría estar enfocada en buscar el cumplimiento de los pactos realizados con la entidad o que la judicatura tenga en cuenta la participación de Francisco en los avances de la investigación del caso de Valorización.

Hay que recordar que gracias a las pruebas entregadas por Valencia, el exalcalde de Armenia Carlos Mario Álvarez Morales fue capturado e imputado de presuntamente haberse apropiado de al menos $.6.000 millones que le sirvieron, según los testimonios y documentos, para ser elegido mandatario en 2014, bomba política que estalló a mediado de 2018.

Aunque el tiempo que Francisco Valencia lleva en la cárcel, desde el 8 de abril de 2018, es decir, un año y tres meses se restarían de los 144 meses de prisión impuestos en primera instancia, no tendría la posibilidad del beneficio de casa por cárcel (dice el fallo), sumado al hecho, de que la decisión establece que deberá retribuir la suma de 7 mil millones de pesos que serán divididos en dos años; quedando una multa mensual de 262 millones de pesos. “La juez impuso no lo mínimo acordado, sino o máximo permitido”, dijo el jurista consultado por este portal.

Por su parte la defensa alegó: “solicitamos, de la manera más respetuosa, que el juez acoja las pretensiones punitivas que las partes están presentando y se le conceda una pena final de 48 meses de prisión, entendiendo la gravedad del hecho, cuantía y calidad de interviniente del procesado”.

Los abogados insisten que su cliente aceptó los delitos en la primera audiencia y que gracias a todo lo aportado en el proceso, se logró desenmascarar parte de la trama que hoy sigue teniendo con los pelos de punta a todos los ciudadanos de bien de Armenia.

El de Valorización: golpe mortal a la confianza de los armenios

El desfalco de la contribución de Valorización se constituye en el más grave escándalo registrado en la historia del Quindío. Según las autoridades se perdieron más de $24 mil millones, gran parte de esos dineros fueron a parar a los bolsillos de los contratistas y de políticos, en plena campaña electoral. Se dice en muchos escenarios que toda la verdad aún no se ha contado.

Semejante lío le costó a la administración la confianza de todos los contribuyentes de la ciudad. Algunos se endeudaron para cumplirle al fisco local, pero los gobernantes de turno los defraudaron. Eso ocasionó la peor caída en el recaudo de todos los impuestos en décadas, incluso, aún más grave, que la crisis económica ocasionada por el terremoto de 1999.

La caída de los Valencia

La investigación involucró a los esposos Valencia Valencia (Luz Piedad Valencia Franco y Francisco Valencia Salazar). Inició muchos meses atrás, pero se cristalizó el 7 de abril de 2018, día en que ambos fueron capturados en su lugar de residencia ante la acusación de la Fiscalía General de la Nación por presunta corrupción derivada del proceso de licitación dentro de las obras de valorización en Armenia que habrían ocasionado la apropiación ilícita de recursos, concierto para delinquir y  detrimento patrimonial, entre otros delitos.

Tras su arresto, un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento preventiva en establecimiento carcelario a los hoy exesposos y a cinco involucrados más en el escándalo de valorización.

Así lo manifestó el entonces fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez: “en el expediente se acredita a través de prueba testimonial y documental que desde el año 2014, Francisco Javier Valencia Salazar y el contratista de las obras de valorización, Fernando Díez Cardona, habrían convenido la manera de adjudicarle los contratos de obra pública a las empresas de este último, a cambio de que se le entregara al esposo de la entonces mandataria local el 10% del valor de cada uno de los contratos de obra pública e interventoría y el 100% de los contratos de consultoría de diseños”.

El interrogatorio efectuado en Medellín al contratista  (Díez Cardona) involucrado en el proceso fue concluyente para la Fiscalía en determinar la participación del esposo de Luz Piedad Valencia, que además permitió a la entidad tener evidencia que apuntaba a que los pagos habrían ascendido a los $14.000 millones, suma que forma parte del detrimento hasta ahora acreditado en la investigación que ascendería a $24.000 millones.

Díez Cardona sí recibió una pena menor, de menos de dos años de casa por cárcel, por delatar a la familia Valencia y sus colaboradores en la administración.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sentencia contra “Pacho” Valencia afecta la delación y colaboración con la justicia: defensa

BLANCO & NEGRO |