¡Sagrado Corazón de Jesús, en vos confió! Todos se “pelean” un cupo en uno de los mejores colegios del Quindío. Queda en Filandia

Hace unas horas, la Defensoría del Pueblo –seccional Quindío, la secretaría de Educación departamental, las directivas del colegio Sagrado Corazón de Jesús de Filandia, y algunos  padres de familia, llegaron a un acuerdo para que 75 estudiantes, que viven en Circasia, sigan recibiendo clases en esa institución durante el 2019.

Los acudientes se empeñaron a fondo y oraron al “Todo Poderoso”, para que sus hijos siguieran recibiendo la mejor educación pública posible, toda vez que ese colegio, orientado por religiosas, es uno de los de mejor desempeño académico, dentro de las instituciones del departamento. “Enfrentar con éxito las pruebas Saber Pro, es el reto para todo papá”, dijeron ellos mismos.

LOS JUANES, estuvo al tanto de la denuncia que los padres de familia de los menores dieron a conocer e investigó el tema. En un principio las directivas del colegio habían notificado que las matrículas de los alumnos provenientes de Circasia no serían renovadas para el próximo año, lo que iba a interrumpir el ritmo educativo y la exigencia académica, que según los papás, tienen en Filandia. La disculpa de las directivas del colegio, muy clara: hacinamiento en varios salones, lo que va en contra de las reglas. Sin embargo, la situación hoy tiene un final feliz para todos.

Los acuerdos…

“La solución a la que llegamos es que a los 75 niños sí se les renovará el cupo estudiantil, pero para mitigar el problema de hacinamiento, ningún otro menor de Circasia será matriculado en la institución”, señaló Francisco Javier López, secretario de Educación Departamental.

El funcionario añadió que los colegios de Circasia también son buenos, pero los acudientes de ese municipio saben del valor agregado que entrega la institución educativa de Filandia -sobre las capacitaciones para los exámenes de ingreso a la universidad- y por eso, se “pelean” los cupos en esa institución de Filandia.

“Un joven que se gradúe del Sagrado Corazón tiene su entrada a la Universidad del Quindío u otra pública del país, prácticamente asegurada, porque el nivel académico es muy alto”, dijo un padre consultado por este portal.

Y aunque no es una sorpresa en esos dos municipios (Filandia y Circasia), en Armenia poco se sabe de la excelencia académica de ese colegio, que ha logrado consolidarse como uno de los de mejor rendimiento en las diferentes pruebas de Estado.

“Lo que si vamos a dejar en claro es, que si uno de estos muchachos pierde el año escolar, de inmediato deberá ser matriculado en uno de los colegios de Circasia, además a los padres de familia les decimos que así sus otros hijos quieran ingresar al Sagrado Corazón de Jesús, no lo podrán hacer por mucho que les sea beneficioso que estudien con los hermanos mayores”, sentenció el Secretario de Educación del Quindío.

Sentimientos de alivio, aunque también rumores de escepticismo, manifestaron algunos acudientes consultados por este este medio web, sobre la decisión, porque según ellos,  “hasta no ver firmada la matricula del año que viene, no estaremos tranquilos y seguiremos pidiéndole a Dios que nos haga el milagrito”, puntualizaron.

¡Sagrado Corazón de Jesús, en vos confió! Todos se “pelean” un cupo en uno de los mejores colegios del Quindío. Queda en Filandia

INFORME ESPECIAL |