¿Ríos y Arias estarían inhabilitados para ser elegidos alcaldes de Armenia?

 

  • José Manuel Ríos y Eiber Arias Calle no habrían disuelto oportunamente los grupos significativos de ciudadanos con los que recogieron las firmas. Ambos podrían enfrentar procesos en el CNE. Expertos dicen que sí, ellos aseguran estar tranquilos

A tan solo unas horas que se venza el plazo para hacer efectiva la revocatoria de las inscripciones de los candidatos a los cargos de elección popular, por causas constitucionales o legales, inhabilidad sobreviniente o evidenciada con posterioridad a la inscripción, contemplada en la ley 1475 de 2011, prevista para el próximo viernes 27 de septiembre, un mes antes de las elecciones (27 de octubre), en varias campañas se muerden los dientes.

Tal como lo había anunciado en primicia LOS JUANES hace unos días, la candidatura de dos aspirantes a la Alcaldía de Armenia pende de un hilo, porque muy posiblemente habrían incurrido en doble militancia, al no haber disuelto oportuna y oficialmente los grupos significativos de ciudadanos que los inscribieron en su momento para la recolección de firmas, lo que según expertos abogados consultados, les habría dado una ventaja inusitada  para promover sus propuestas frente a sus competidores.

Se trata de José Manuel Ríos Morales, al igual que Eiber Arias Calle. Ambos no lograron el mínimo de firmas para inscribir sus candidaturas por los dos grupos significativos de ciudadanos que los inscribieron: “Unidos por la confianza” y “Eiber más cambio”, respectivamente. Sin embargo, resultaron inscritos por otros partidos.

En el primer caso, este portal tuvo acceso a un escrito de demanda que firmó el líder social Alejandro Rodríguez Torres, quien tiene a su haber, a través de la Junta Ciudadana, la destitución de la ex alcaldesa Ana María Arango, la investigación y posterior judicialización del ex alcalde de Armenia David Barros Vélez por hechos evidentes de corrupción, la develación del caso Aquaseo y la pérdida de investidura de otros ciudadanos, entre otros procesos emblemáticos, en donde fungió como demandante.

Rodríguez, en diálogo con LOS JUANES argumentó que durante varios días estudió detalladamente junto al equipo jurídico de la Junta Ciudadana que lidera el caso contra José Manuel Ríos Morales en el CNE, quien hizo parte del equipo político de la polémica ex gobernadora Sandra Paola Hurtado Palacio, destituida de su cargo e inhabilitada para ejercer puestos públicos, además vinculada penalmente a varias investigaciones, entre ellas, el denominado “Cartel de la Toga”, en el que fue nombrada por el ex fiscal anticorrupción Gustavo Moreno y vinculado con el ex compañero sentimental de la ex mandataria, César Augusto Pareja Giraldo, conocido como Toto, también investigado.

Alejandro Rodríguez lidera la Junta Ciudadana, una organización que ha protagonizado varias denuncias públicas.

Buscan revocar la inscripción

El documento radicado hace varios días ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) busca que se revoque la inscripción que Ríos Morales habría protocolizado el 27 de julio de 2019 por el Partido Mais, porque según Alejandro Rodríguez, el aspirante, desde 15 días antes (12 de julio de 2019) ostentaba la doble militancia, al pretender ser avalado por firmas, pero ese día, el Partido por el que finalmente se inscribió le concedió el aval.

En otras palabras, de acuerdo con el texto de la solicitud de revocatoria, José Manuel no esperó ni siquiera la respuesta del Consejo Nacional Electoral en donde se le informó que las firmas avaladas no le alcanzaban para inscribirse por este mecanismo, hecho que le fue notificado oficialmente el 23 de julio por el CNE, y como mecanismo de seguridad, según el quejoso, habría logrado el aval de un partido político distinto al suyo (Unidos por la confianza), lo que se constituiría como doble militancia.

En su momento, bajo el grupo significativo de ciudadanos «Unidos por la confianza» Ríos dijo haber recolectado 100 mil firmas.

De todas formas, queda claro, que el 25 de julio, es decir, dos días después de la mala noticia del organismo electoral, Ríos Morales y el comité “Unidos por la Confianza” presentó ante la Registraduría Nacional del Estado Civil la carta de cancelación del registro del comité inscriptor, con lo que el candidato se defiende.

No obstante, Rodríguez argumentó que eso no es suficiente, porque si bien, como él afirma, el 12 de julio el candidato no sabía oficialmente que las firmas no le alcanzaban y ya tenía otro aval, lo que evidencia, desde su óptica, la doble militancia. “Adicionalmente, es claro que no bastaba con radicar una carta para desarticular el grupo significativo de ciudadanos, sino que debió hacerlo mucho antes y esperar el acto administrativo (antes de la inscripción de la candidatura), que protocolizaba esa decisión, hecho que se dio a conocer el pasado 9 de septiembre de 2019, a través de la resolución 3829 de agosto 5 de 2019, es decir el CNE aceptó oficialmente la petición de Ríos y sus amigos nueve días después de estar inscrito”, explicó.

El demandante está a la espera de que el Consejo Nacional Electoral inicie lo más pronto posible el proceso, pero juristas expertos en temas electorales, consultados por LOS JUANES, manifestaron que las pretensiones de Rodríguez Torres, tienen un alto grado de seguridad que prosperen, porque la Ley 1475 establece claramente las prohibiciones para los candidatos, entre ellas pertenecer a más de un partido.

“El artículo 2do de la ley en cuestión ordena que en ningún caso se le permitirá a los candidatos pertenecer a más de un partido o movimiento político, porque la militancia o pertenencia que haga un ciudadano a una filiación política se establecerá con la inscripción que haga el ciudadano ante la respectiva organización política, según el sistema de identificación y registro que se adopte para tal efecto, y si el señor José Manuel Ríos el 12 de julio fue avalado por el Partido Mais, es decir, aún se encontraba a la expectativa de cumplir con los requisitos del número de firmas, por lo tanto era candidato del grupo significativo de ciudadanos  ´Unidos por la Confianza´. Eso en mi opinión es una doble militancia, más que clara”, informó el abogado, quien pidió la reserva de su nombre.

Finalmente, el administrador financiero se inscribió por el Partido Mais.

Agregó que en caso de no obtenerse un pronunciamiento de fondo, de manera oportuna, si Ríos logra ser elegido, lo más seguro es que no pueda posesionarse.

La última palabra la dará el Consejo Nacional Electoral, el que tendrá que fallar si efectivamente se cometió una irregularidad, y en consecuencia revoca la inscripción, o por el contrario, el administrador financiero puede continuar con su proyecto político tranquilo, a tan solo ya casi cuatro semanas de los comicios.

El caso de Eiber y su controvertido partido

En lo que toca con el administrador público y profesor universitario Eiber Arias Calle, este medio de comunicación conoció que es un caso muy parecido al de Ríos Morales. El académico no alcanzó las firmas necesarias para inscribirse por su movimiento “Eiber más cambio”, y aunque también radicó una carta de renuncia junto a los integrantes de su grupo significativo de ciudadanos, el Consejo Nacional Electoral lo tiene en la mira, porque habría aprovechado los semanas adicionales que prevé la ley para hacer publicidad, ventaja que  que no tuvieron los que se inscribieron con aval de un partido, mientras que él recolectaba sus rúbricas.

Arias también lideró una agresiva campaña de recolección de firmas en toda la ciudad.

Los expertos entrevistados argumentaron que no tiene ningún sentido pretender hacer el “papelón” de recoger firmas y luego inscribirse por una colectividad tradicional, pues si bien es una de las opciones que ofrece la democracia ante la pérdida de legitimidad y eficacia de los partidos políticos, la ley establece unos exigentes requisitos para los candidatos que optan por este camino. Y los “goles” son fáciles de establecer.

La cosa es que Arias Calle luego de inscribir su comité en la Registraduría, recogió firmas para presentarlas ante la autoridad competente. Sin embargo, al evidenciar que no lograba tal cometido, optó por inscribirse por el Partido Alianza Democrática Afrocolombiana, ADA, lo que causó enorme sorpresa, porque los postulados de esa agrupación buscan “trabajar por la inclusión, promover y proteger los derechos humanos de los colombianos, especialmente de las comunidades negras”, es decir, es un movimiento político que pretende la reivindicación de los afrocolombianos.

Al no lograr su objetivo con las firmas, Eiber Arias optó por el Partido ADA, que en tan solo tres meses de vida logró avalar a 3.500 candidatos, entre ellos él.

Diarios nacionales como El Tiempo, en su momento (Agosto de 2019) hizo referencia a que ADA, sorprendentemente, que nació de un Consejo Comunitario de negritudes en el Cauca y con escasos tres meses de fundado, logró reunir más de 3.500 candidaturas para las elecciones regionales de octubre con aspirantes en 26 departamentos, uno de ellos Quindío, que no tienen ninguna relación regional con el Consejo Comunitario que lo creó y que tampoco pertenecen a esa etnia, como es el caso del aspirante Arias Calle.

ADA tiene curiosamente candidatos para la gobernación en ocho departamentos: Chocó, Huila, Norte de Santander, Valle, Arauca, Casanare, Meta y Putumayo. Para las Asambleas Departamentales presentó candidatos en el Chocó, Cesar, Santander, Norte de Santander, Valle, Arauca, Casanare y Meta; tiene aspirantes a las alcaldías de más de 150 municipios de 26 departamentos, y 3.062 candidatos a concejos municipales. Y Eiber Arias es uno de esos 150 aspirantes, que busca la Alcaldía de Armenia.

En diálogo con LOS JUANES, el profesional dijo, ante la inquietud de su presunta doble militancia que “eso se resuelve de forma muy sencilla pues el mismo partido ADA exigió para otorgarme el aval presentarle mi renuncia al grupo significativo de ciudadanos y por consiguiente éste a la Registraduría del Estado Civil, así se hizo y luego fue otorgado el aval”, pero eso mismo no dicen los juristas, porque según ellos no existe un acto administrativo previo a la inscripción de su candidatura, lo que indica que su inscripción podría ser anulada en cualquier momento.

José Manuel, dice creerle a su abogados

El ex gerente de la Lotería del Quindío, ex funcionario de la CRQ y ex empleado del sector financiero José Manuel Ríos Morales le dijo a este medio que, de acuerdo con sus abogados, la doble militancia solamente se concreta con la inscripción, la misma que protocolizó por el Movimiento Mais. “Lo hicimos así porque nunca se llegó a feliz término con el proceso de las firmas, y por ende con el grupo significativo de ciudadanos “Unidos por la Confianza”, el que tampoco logró su objetivo, por lo que nuestros asesores jurídicos manifiestan que allí no hubo ninguna doble militancia”, aseguró.

Sin embargo, los defensores de Ríos ya se encuentran al frente del proceso, para dar respuesta a la demanda que cursa en el Consejo Nacional Electoral.

A manera de conclusión, de este análisis electoral, los especialistas en derecho electoral entrevistados afirman absolutamente lo contrario a Ríos y Arias.

“El Consejo de Estado se ha pronunciado bastante con respecto a esta situación de los candidatos por firmas, porque resultaría desequilibrado para la contienda electoral, que quien inicia el proceso de inscripción de candidaturas con apoyo ciudadano (rúbricas), pertenezca de manera simultánea a dos agrupaciones políticas, dado que no sólo genera en el electorado confusión, sino que también obtendría una ventaja entre los demás candidatos, que reciben el aval de un movimiento político con personaría jurídica, por cuanto, se ha dado a conocer y su nombre ha sido publicitado de manera previa al inicio del periodo de propaganda electoral a causa de la circulación de su nombre en vallas, afiches y otros medios”, puntualizaron los juristas consultados.

¿Ríos y Arias estarían inhabilitados para ser elegidos alcaldes de Armenia?

INFORME ESPECIAL |