Quindío hace historia: aprobación de política pública para comunidad LGBTI

 

La política pública para personas con orientación sexual e identidad diversa de género del departamento del Quindío surge como iniciativa en el año 2016, donde los líderes de las mesas municipales se unieron, para conformar la mesa departamental de la comunidad LGBTI con el decreto 362.

Nataly Camargo Marulanda, enlace departamental LGTBI de la secretaría departamental de Familia señaló que, “bajo una ficha de caracterización se hizo un ejercicio arduo, constante y continuo, donde participaron todos los actores sociales y se construyó un documento técnico de una política pública sentida, vivida, percibida y vivenciada por las personas identidad sexual diversa de todo el Quindío”.

La política contempló los subgrupos poblacionales en condición de doble vulnerabilidad, según Camargo, esto se refiere a, “las personas LGBTI que también tiene una condición cultural como afro, indígena, habitantes de calle, en condición de discapacidad. También se trabajó con aquellas que están privadas de la libertad en centros carcelarios y las personas que son inmigrantes.”

El proyecto de ordenanza 017 que aprobó la Asamblea Departamental tendrá vigencia por 10 años, que permitirá ejecutar las líneas bases de la política para mitigar, reducir y controlar las problemáticas en temas de salud, educación y trabajo, es por ello que las universidades también se unieron a la propuesta de la política pública, para fortalecer los procesos de educación superior en la parte de formación y mejorar el área de atención con enfoque diverso en los centros de salud.

“Un tema que se ha convertido en un problema de salud pública es el uso de biogeles, biopolímeros, aceites industriales, sellante para baños y cemento; este tipo de sustancias lo están consiguiendo en el mercado negro las personas transgeneristas, la gran mayoría mujeres trans, que se están inyectando sus glúteos y pecho para iniciar procesos de transfiguración agresiva sin prescripción médica” puntualizó Camargo.

Estas intervenciones afectan gravemente el sistema endocrino, respiratorio, muscular y óseo, ocasionando apoptosis celular, necrosis en los tejidos que ya ha cobrado la vida de varias personas transgeneristas, por el uso esas sustancias que actualmente no tienen ningún control de su venta por parte de las autoridades, que además implica, la necesidad de iniciar rápidamente el proceso de alfabetización de las rutas de atención, propias de la política ya aprobada, para la comunidad.

Por otra parte, el proyecto también centró su atención en la discriminación, persecución y hostigamientos como uno de los mayores flagelos que ha sufrido la comunidad. El departamento del Quindío en el tema de suicidios ha registrado un total de 37 casos, de los cuales 19 han sido realizados por personas que pertenecen a la comunidad LGBTI.

Esta política pública tiene una corresponsabilidad donde todas las instituciones adquieren un compromiso para la garantía de derechos de las personas en configuración diversa, por ende, al quedar aprobada la ordenanza 017 se convierte en la carta de navegación para el cumplimiento obligatorio.

La secretaria de familia María del Carmen Aguirre Botero manifestó que, “esto hace que el próximo gobernante tenga una ruta a seguir con la población sexualmente diversa en el departamento del Quindío en todas las áreas donde ellos manifiestan no tener participación”.

A partir del próximo gobierno se estará dando la adopción de la ordenanza donde los líderes y la mesa Departamental LGBTI conformaran una veeduría de todo el Quindío para hacer control, seguimiento y garantizar el pleno cumplimiento de esta política en las futuras administraciones.

Quindío hace historia: aprobación de política pública para comunidad LGBTI

GENERALES |