Quindío celebra la prohibición del asbesto

 
Varias organizaciones ambientales y movimientos ciudadanos celebraron en el Quindío la decisión del Congreso de la República al definir acciones en la prohibición del uso del asbesto en Colombia. En esta región la incidencia de cáncer es muy alta, sin embargo los estudios científicos todavía no determinan cuantos casos podrían obedecer a la exposición de las personas afectadas a ese elemento.

Después de 12 años de trámite, la iniciativa de prohibición del asbesto en Colombia ahora es una realidad. A partir del 1 de enero del 2021 queda prohibida en el país cualquier actividad relacionada con el asbesto.

Este es es un material que lleva décadas usándose en varios sectores productivos y que diferentes investigaciones lideradas por entidades internacionales como Greenpeace, han demostrado que existe un alto riesgo de padecer cáncer ante la exposición de las fibras del asbesto. “No podemos descartar que en el Quindío el proceso de reconstrucción haya determinado una incidencia especial; es algo que las autoridades de salud o las universidades deben profundizar”, indicó el Médico Oncólogo Oscar Gracia.

Según el texto de la iniciativa, en Colombia, en los últimos 50 años, han muerto miles de personas por cáncer de pulmón y mesotelioma, atribuible a la exposición al asbesto. En estadísticas más recientes, el Instituto Nacional de Cancerología, ha señalado que este material ha sido responsable de 1.744 muertes por cáncer de pulmón entre 2010 y 2014.

Pese a que otros países ya habían prohibido su uso ante las investigaciones que relacionaban las fibras del asbesto con la deformidad cicatricial en los pulmones, como Chile, Argentina, Uruguay hace más de 15 años, Europa a partir del 2005, Perú en 2011 y Brasil a finales de noviembre del 2017; Colombia aún no había dado el paso.

Ahora, el Congreso de la República, aprobó el proyecto de ley que prohíbe la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de asbesto y de los productos elaborados con dicho mineral en el territorio nacional. Esta iniciativa contempla un periodo de transición de dos años durante el cual se busca que las diferentes industrias que tienen como insumo esta fibra, adapte sus procesos a tecnologías más limpias. Esto significa que a más tardar en 2021 estas industrias deben estar libres de la utilización de este compuesto. De esta manera, Colombia se une a los 60 países que han dicho NO al Asbesto.

Se prohibió el asbesto, ahora ¿qué sigue?

El asbesto ha sido ampliamente utilizado por su propiedad no inflamables, resistencia a la fricción y a los cambios de pH, que la han convertido durante décadas en el material perfecto para la industria en la fabricación de cemento, tuberías, tanques de agua, tejas, incluso uniformes y revestimiento de pastillas de freno de automóviles.

La empresa Eternit anunció en un comunicado que se encuentran realizando importantes inversiones que significaron un cambio tecnológico en la formulación de materias primas y que “desde el año 2015 tomamos la decisión de sustituir el asbesto crisotilo en nuestro proceso productivo y en la actualidad ninguno de nuestros productos, incluidas las tejas onduladas, contienen este tipo de fibras”. La empresa cambió el competente de asbesto crisolito por fibra sintética ¿por qué no lo hizo antes?

Por su parte, Brisas Colombia S.A. ubicada en Antioquia, que es la única mina de país donde se extrae el material, tiene dos títulos mineros para asbesto vigentes en Colombia que podría posibilitar la explotación del mineral hasta el año 2036. Ante la declaración del congreso se plantea la construcción de un plan de adaptación laboral en manos del Ministerio de Trabajo para los trabajadores de las minas e industria del asbesto, con el objetivo de buscar la reubicación y tomar medidas que permitan garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores.

Construcciones con asbesto en el Quindío

Según el presidente de la Sociedad de Ingeniero del Quindío (SIQ), el Ingeniero Uriel Orjuela, el asbesto se utiliza mucho. “Sobre todo la gran cantidad de cubiertas de las viviendas están hechas con tejas de asbesto cemento” señaló el ingeniero.

Sin embargo, reconoce que existen otros materiales que podrían sustituir el asbesto como “los porcelanatos, tejas de barro, zinc, fibras sintéticas, policarbonatos, entre otros”, que pueden empezarse a utilizar en las construcciones de vivienda de interés social (VIS) y vivienda de interés prioritario (VIP), en donde más se ha utilizado el asbesto.

Los ingenieros deberán regirse a la nueva norma de evitar el uso del material, que hasta la fecha ha sido utilizado por sus bajos costos. La cuestión ahora es que los presupuestos aumentaran en la búsqueda de materiales alternativos que según la Norma Técnica NTC Colombiana del 98, el material a seguir sería la Eterna acústica u otros similares, que tienen un costo más elevado, además supondría el cambio de cálculos en la parte estructural en la construcción de viviendas, por poner un ejemplo.

Quindío celebra la prohibición del asbesto

AL DÍA |