Quindignados: ¿proselitismo electoral, civismo, control ciudadano o todas las anteriores?

 

 

A raíz de la peor crisis político-administrativa de la historia del Quindío que explotó en mil pedazos en abril y se desarrolló en meses subsiguientes del 2018, que hoy tienen tras las rejas a dos exalcaldes, varios de sus asesores, contratistas e interventores, una exgobernadora destituida e inhabilitada y varios escándalos adicionales, incluso de orden electoral, salieron a la palestra algunas iniciativas ciudadanas que lanzaron su voz de protesta en contra de la corrupción a todo nivel en el departamento.

Tal vez el grupo que cobró mayor protagonismo en redes sociales y en algunos medios de comunicación fue Quindignados, un colectivo integrado por varios profesionales que comenzó a reunirse para analizar y proponer soluciones a todo lo que estaba y sigue pasando en la región. Incluso adelantaron varias campañas en barrios de Armenia y se hicieron presentes en el “Corruptour”, una especie de protesta que lidera Transparencia Internacional en varios países del mundo, desde luego llevada a cabo en algunas ciudades del país, también en la capital quindiana.

Ellos se “vendieron” ante la opinión pública como un movimiento cívico, sin intención de ejercer “campaña política para buscar votos”, en cambio sí política, entendida como control ciudadano y social, opinar y desvelar los graves casos de corrupción.

Se aclara que el civismo y la política no riñen, pero es evidente que al comienzo negaron que sus intenciones fueran buscar que votaran por ellos para cargos de elección popular, lo cual fue muy bien recibido por la opinión pública, porque el mensaje que entendieron los quindianos se remitió a que no estaban interesados en postularse a nombre propio y más bien propugnar por una ciudad (Armenia) y un departamento más transparentes.

Los periodistas de LOS JUANES inquietos por establecer sus verdaderas intenciones los acompañó a una reunión preliminar en donde se reiteró por parte de los integrantes del colectivo que los fines de Quindignados no eran los de ganar popularidad y adeptos, para después inscribirse para las elecciones, que se cumplirán en octubre próximo.

Posteriormente ellos fueron invitados a una entrevista el 28 de noviembre de 2019 por Facebook (Una Café con LOS JUANES), en donde ante la insistencia de los periodistas de este portal, se les preguntó no una sino varias veces sobre el tema electoral.

VUELVA A VER: Entrevista de LOS JUANES con Quindignados noviembre 28 de 2018

Como se evidencia en el programa, dejaron claro, que sus intenciones no eran “proselitistas” (esa calificación fue utilizada varias veces), pero hoy, todo cambió, al menos para su máxima figura (Mario Alberto Sánchez Gutiérrez), quien oficialmente se lanzó a la alcaldía de Armenia.

“Yo sí, pero Quindignados no”

Es difícil convencerse que si uno de los más destacados voceros se van a lanzar a la arena política, la organización que los hizo “famosos”, por decir algo, no lo hará.

“No nos vamos a adherir a partidos políticos, no solicitaremos apoyo a los seguidores de Quindignados en esta campaña electoral”, señaló Mario Alberto Sánchez, precandidato a dirigir el CAM por el movimiento político Compromiso Ciudadano y el Partido Alianza Verde.

Sánchez Gutiérrez explicó que Quindignados no fue constituido como un grupo veedor, pero sí como un conjunto de personas preocupadas por lo que pasaba en la ciudad.

“La ciudadanía nos percibe como veedores por los estudios que hacemos de las autoridades y en sí de Armenia que derivan en las conclusiones que publicamos por redes sociales”, dijo el líder.

Pero, ¿la participación electoral próxima está dirigida por un político en particular, de amplia trayectoria?

“No hay un político detrás de nosotros, el político lo llevamos dentro, en su momento tuvimos reuniones donde Bernardo Moreno, César Augusto Mejía, Camu, y César Hoyos asistieron, pero eso no significa que pertenezcan a nuestra colectividad cívica”, expresó Sánchez Gutiérrez.

Aclaró también que no tiene una doble militancia sobre lo que quiere dar a entender en Armenia, “soy político por Compromiso Ciudadano y Alianza Verde, y pertenezco al movimiento cívico Quindignados, pero las colectividades no tienen unión alguna”.

Critica a la crítica…

“Entonces los ciudadanos que pertenezcan a los rotarios no pueden hacer política… Para nada. Me gustaría mucho ser alcalde por el movimiento político Compromiso Ciudadano y Alianza Verde, e igualmente salir a la calle como un integrante de Quindignados, como lo soy desde hace un año y dos meses, para hacer pedagogía ciudadana, educar a las personas para hacer control político y sí me tienen que hacer veeduría estaré dispuesto”, manifestó el precandidato.

Insistió en aclarar que la organización no busca participar en los comicios próximos, el grupo político de Sergio Fajardo lo llamó para postularlo a la alcaldía de Armenia.

“Desde la creación de Quindignados sabíamos que participaríamos en política porque la política la hacen todas las personas, pero lo que tenemos claro es que nuestro movimiento cívico no ejercerá la actividad electoral, reitero, no tenemos personería jurídica alguna”, dijo Sánchez Gutiérrez.

¿Promoción electoral?

Para evitar suspicacias se revisó detalladamente el Fan page de Quindignados (https://www.facebook.com/QuindioTerritorioDigno/) y solo queda preguntarse algo. Si desde la organización de control social no se va a hacer política electoral, no se van a invitar sus seguidores a que lo hagan, como lo asegura su vocero Mario Sánchez, ¿por qué se publican fotos de reuniones programáticas con organizaciones claramente políticas e incluso, se transmitió desde este sitio web (en vivo) el lanzamiento de su campaña y se promueve su candidatura?

A manera de colofón queda una reflexión respetuosa pero oportuna.

¡Hay muchas formas de hacer política partidista, incluso la de mezclar el proselitismo electoral y el civismo (se reitera, eso no está mal), pero sí sorprende. Cuando se ponen las cartas encima de la mesa todo queda claro y nadie siente después que le metieron un gol. Para una próxima oportunidad, deben ser más asertivos en la comunicación!

Quindignados: ¿proselitismo electoral, civismo, control ciudadano o todas las anteriores?

POLÍTICA |