“Puente helicoidal debe cambiar de sentido, hacia La Línea desde Calarcá, para evitar accidentalidad”: alcaldesa

 

Ante los recientes accidentes de tránsito registrados en el puente Helicoidal de Versalles (Calarcá), tramo vial perteneciente al mega proyecto del Túnel de La Línea, algunos de ellos que han cobrado varias vidas, la alcaldesa de la localidad Yenny Trujillo, le dijo a LOS JUANES que ha enviado cinco cartas a Invías para que cambie el sentido de la vía.

“El Helicoidal es una obra maravillosa, pero está comprobado que el exceso de velocidad que alcanzan los vehículos bajando del alto de La Línea (Cordillera Central), últimos kilómetros en doble calzada, ya para seguir del Valle del Cauca, hacia Armenia o hacia Pereira, genera enormes peligros”, sostuvo la mandataria calarqueña.

La funcionaria indicó que no se necesita ser un experto para comprender que a la vía se le debe cambiar el sentido, debido a la gran accidentalidad. “Debe ser subiendo, partiendo desde Calarcá. Lo he hablado con Invías argumentando que de esa manera se mitigaría la peligrosidad del sector. Estamos esperando su respuesta”, afirmó la burgomaestre.

También expresó que ante la gran cantidad de siniestros ha realizado constantes operativos viales con la Subsecretaría de Movilidad y Seguridad Vial del municipio, teniendo en cuenta que por allí transitan miles de vehículos todos los días, pues se trata de una de las arterias terrestres más importantes del país.

El intercambiador vial de Versalles es una glorieta de última generación que distribuye el tránsito hacia el centro y occidente de Colombia. Sin ningún riesgo se puede afirmar que se trata de una de las cinco vías más transitadas del territorio nacional por donde llegan o se van mercancías, a través de tracto camiones, hacia o desde Buenaventura, conectando a la capital del país, Medellín o Cali, los principales centros poblados de la nación y por donde viajan millones de personas al año en buses de servicio público o vehículos particulares.

La escarpada vía que atraviesa la cordillera por el alto de La Línea, concluye allí, en el sentido Cajamarca – Calarcá, desde donde se estrenó hace algunos meses unos 5 kilómetros finales de doble calzada, lo que está ocasionando que los conductores doblen o tripliquen la velocidad con la que llegan al municipio quindiano.

“Toda esa energía e impulso, más un largo trayecto, generalmente de Bogotá (276 kilómetros) o mínimo desde Ibagué (80 km), con un vehículo que debe frenar al menos 22 kilómetros cuesta abajo (Desde el alto de La Línea), desafía la gravedad. Muchos conductores se confían y el resultado con “frenos calientes“ es una tragedia. Por eso, una gran alternativa es cambiarle el sentido, subiendo”, explicó un ingeniero automotriz consultado por este portal.

Tracto camión lleno de jarabe para la tos quedó destruido

El accidente más reciente se registró ayer cuando un tracto camión que llevaba una carga de 16 mil jarabes de marca Bisolvón quedó destruido, al caer de una altura de 30 metros. Su conductor resultó gravemente herido. Los frenos del vehículo de carga fallaron.

El accidente ocasionó que muchos ciudadanos se agolparan en el sitio de los acontecimientos, hurtaran buena parte de los medicamentos, lo que obligó a las autoridades a desplegar operativos en todo el municipio para decomisarlos, toda vez que al perder la cadena de frío, según el laboratorio propietario del jarabe, la medicina perdió sus propiedades curativas y más bien se convirtió en un elemento que podría generar intoxicación.

“Hemos recuperado gran cantidad de los jarabes, pero es importante que la ciudadanía los devuelva para que no se vayan a enfermar, toda vez que consumirlos generará problemas de salud, porque el medicamento al perder las condiciones idóneas para su almacenamiento, va ocasionar problemas de salud”, reiteró la alcaldesa.

“Puente helicoidal debe cambiar de sentido, hacia La Línea desde Calarcá, para evitar accidentalidad”: alcaldesa

INFORME ESPECIAL |