“Pueblo chico, infierno grande”: gana terreno “el todo vale” en elecciones

A unos días de las elecciones del próximo 27 de octubre, se podría pensar a la ligera que “las cosas están sentenciadas según las encuestas”, pero nada más lejano a esa verdad a medias, porque llegó el momento del “todo vale”.

 Es la época para destapar cartas, unas reales y otras marcadas. Las estratagemas y artimañas están en su máximo punto de ebullición.

 Incluso, hasta las notas periodísticas serias y sustentadas, de medios serios, cuando afectan los intereses de algunas campañas, éstos son tildados de “vendidos” y al servicio de uno que otro nombre que está en el tarjetón electoral.

 Todos los candidatos mueven sus fichas y sacan sus jugadas: unas indecorosas, otras absurdas y hasta desesperadas. En algunos casos abusan del poder que aún no tienen para saltarse las normas.

 En el departamento se han visto diferentes ataques entre los mismos aspirantes, hechos que solo confunden a los votantes. En los últimos días las redes sociales han estallado con denuncias, videos, mensajes y quejas cuyos protagonistas son los mismos políticos. Solo se salvan los que no tienen ninguna opción de ganar. Se podría decir, que la lucha de publicidad de todos los colores, incluso la negra, se cierne entre los tres primeros que figuran en las encuestas para las alcaldías de los doce municipios y por su puesto para la Gobernación del Quindío.

 Hasta en el municipio más pequeño están “agarrados del pelo”. Hoy cobra vigencia más que nunca el adagio popular “Pueblo Chico, Infierno Grande”. El Quindío es el segundo departamento más pequeño de Colombia en extensión, después de San Andrés.

 Para la muestra un botón

En el municipio de La Tebaida, por ejemplo, denunciaron un presunto caso de persecución política en contra de la campaña del candidato Vicente Young. Las directivas de su congregación política le echan la culpa a la administración de la alcaldesa Patricia Buitrago de ordenar bajar las vallas del aspirante, porque al parecer no cumple con la normatividad.

 No obstante, Young asegura que todos los permisos fueron tramitados correctamente. Sin embargo, fueron retiradas por funcionarios de la Alcaldía de La Tebaida.

 En Armenia no se quedan atrás, denuncias van y vienen. Desde participación indebida en política, hasta la multimillonaria contratación en la administración municipal. Claro está, los denunciantes, uno de ellos candidato, en desesperados actos de protagonismo también mezcla “peras con manzanas”, al confundir dineros para funcionamiento, que son de destinación específica, con recursos para solucionar los problemas de vivienda de invasores.

 Por los lados de la gobernación no se quedan atrás, en la sede de campaña del candidato José Luis Jaramillo, en las últimas horas, comenzó a circular un video en el que se observan a varias personas, la gran mayoría mujeres, a punto de irse a los golpes, que presuntamente reclaman que se les haga el pago correspondiente por el trabajo en la campaña de Jaramillo.

 José Luis Jaramillo es el mismo polémico candidato, vinculado a otros discutidos temas, a través de sus fundaciones y que también, entre otras, fue protagonista, cuando se supo que subía su camioneta al andén frente a su sede de campaña, interrumpiendo el paso peatonal, argumentando que lo hacía “por razones de seguridad”, cuando LOS JUANES comprobó a través de los mismos organismos de seguridad que no está amenazado y que su vida no corre peligro, al menos en los informes de inteligencia de la Policía Quindío.

 En días anteriores, de frente, varias personas en algunos municipios entregaron un panfleto en contra del odonto-pediátra  Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas.

 En fin, son demasiadas situaciones que los políticos crean, mandan a hacer con sus propios equipos de trabajo para desacreditar a la competencia o simplemente y como se dice coloquialmente “dan papaya”.

 En medio de la herida que tiene el Quindío por los desfalcos y enormes daños que antiguas administraciones han causado, es sumamente importante que los candidatos sean prudentes, trabajen limpiamente y dejen de causar conmociones y confusiones entre la población. Que gane el mejor, pero que gane limpiamente.

“Pueblo chico, infierno grande”: gana terreno “el todo vale” en elecciones

AL DÍA |