PRUEBAS CONTUNDENTES. Roberto Silvera, asesino y criminal en serie. Se declaró culpable por el homicidio de Laura Juliana

 

*          Al haber admitido el crimen pagará menos de 25 años de cárcel

La Fiscalía General de la Nación esgrimió más de 10 pruebas contundentes que relatan paso a paso el recorrido macabro de Roberto José Silvera Escobar de 36 años, quien apuñaló y asesinó a Laura Juliana Jojoa Murillo de 21 años, crimen ocurrido el lunes 9 de julio pasado, hacia las 10:30 de la mañana en el establecimiento comercial Shamú de Armenia.

El fiscal del caso indicó que todo se remonta al 7 de julio cuando Silvera ingresó a un hotel del Parque Uribe en donde con una actitud sospechosa apareció con una herida en su ceja, y al parecer no tenía con qué pagar el hospedaje. “Llamó la atención del administrador porque se mostraba errático (nervioso)”, dijo el agente de la fiscalía.

Ese mismo día, el implicado situó su “centro de operaciones criminales” en la peatonal de la Cra 14 (Calle Real) en donde ingresó a un establecimiento de tatuajes, también con un comportamiento sospechoso. Estuvo preguntando sobre un servicio.

Las cámaras de seguridad lo tienen grabado merodeado en varios tramos, lo que indica que el facineroso estaba asechando como un cazador, buscando sus víctimas sin ningún control aparente de las autoridades policiales del sector.

Intentó estafar antes del asesinato

El 9 de julio, antes del crimen, el bandido regresó al mismo sitio de los tatuajes y al establecer que la que se encontraba en el lugar era una mujer, intentó estafarla, con la disculpa que ya había abonado 100 mil pesos para un tatuaje. Ante la negativa de la comerciante abandonó el sitio.

En ese momento, el asesino estaba vestido con un buzo blanco a rayas con gorra amarilla.

Siguió rondando el sector de la carrera 14, entró a varios establecimientos comerciales, entre ellos, uno de perfumes.

Hacia las 10:30 de la mañana ingresó al almacén Shamu, sitio de la tragedia. El fiscal relata que muy posiblemente intentaba robar allí, pero ante la oposición de Laura Juliana Jojoa la conduce al baño en donde la redujo, aprovechándose de su contextura gruesa, en donde asesina vilmente a la joven mujer.

Aunque muchas personas en redes sociales especularon, detalles como los tenis que llevaba el asesino, el día del crimen, fueron detectadas por fotografías compartidas

Al comprender lo que había hecho, sustrajo del surtido del almacén Shamu dos prendas, se cambia la camiseta blanca y la gorra, las cuales fueron encontradas en el sitio del homicidio. Se roba $300 mil de la caja y el celular del propietario, quien acababa de salir a hacer una consignación a Davivienda.

Las empleadas de un almacén de calzado vecino lo vieron salir con la camiseta azul con el emblema banco marca Nike, la misma con la que se ve en todas las imágenes y grabaciones. Llamó la atención de las mujeres, porque llevaba la etiqueta de la prenda que le colgaba, más otra camiseta roja en la mano, con la que se cubría varias cortadas, las que se hizo, se supone, cuando luchaba con Laura, quien intentó impedir la agresión, pero no logró.

Después de salir del sitio de los acontecimientos criminales, el asaltante caminó hasta el sector del CAM y abordó un taxi en la calle 16 con carrera 16, que lo condujo hasta el mismo hotel calle 26 (Parque Uribe de Armenia). Le pagó 20 mil pesos al administrador del hotel. Se duchó. En el baño fue encontrada en el basurero la prenda de color rojo, la cual está en manos de la Sijín.

Posteriormente salió del hotel, abordó otro taxi que lo trasladó a la galería de Calarcá en donde intentó vender el celular que sustrajo del almacén.

Capturado primero por tráfico de drogas

Ayer viernes a mediodía, fue aprehendido por el delito de tráfico de estupefacientes, infracción que no aceptó, pero mientras la fiscalía lo interrogaba sobre este tema, buscaba y establecía las pruebas del crimen más grave. A la salida de la audiencia fue capturado por el crimen de Laura Juliana.

La fiscalía mostró cada una de las evidencias: las fotografías de la escena del crimen; la camiseta y la gorra amarilla; las camisetas azul con el emblema de Nike, la camiseta roja, el cuchillo que fue el arma con la que asesinó a la joven; el celular que intentó vender en la galería de Calarcá, y además las declaraciones de al menos 10 personas que reconocieron a Silvera Escobar y que lo relacionan con todos los sitios relatados por el ente acusador.

A todas las prendas se se les practicaron  pruebas químicas que dieron positivo para sangre de Laura Juliana Jojoa Murillo y del mismo Silvera.

Durante la audiencia, decenas de ciudadanos reclamaban justicia. Por momentos las cosas intentaban salirse de control frente al edificio de la Fiscalía en Armenia. La Policía custodia el Palacio de Justicia, para evitar cualquier desorden

El fiscal del caso sostuvo en su relato que en el lugar del asesinato encontraron huellas dactilares, diferentes a las personas que habitualmente trabajan en el almacén, las cuales al cotejarlas con las de Silvera coinciden 100 por ciento.

Queda claro que los hechos descartan de plano un homicidio por razones pasionales. Es un crimen de hurto y homicidio.

25 a 30 años de cárcel

Expertos penalistas consultados indicaron que al haber aceptado los cargos, Roberto José Silvera Escobar, asesino confeso de Laura Juliana Jojoa Murillo de 21 años, después de que la Fiscalía General de la Nación expusiera las pruebas que no controvirtió el implicado, este tiene derecho de una rebaja hasta de la mitad de la pena que se tasa, por la gravedad en 50 años de cárcel, pero con las rebajas podrá llegar a 25 o 30 años, por homicidio y hurto calificado y agravado.

Esta foto demuestra que Silvera, al parecer tenía una pareja en la Costa Atlántica. En la misma aparecen dos niños, que por respeto a la normatividad legal no fueron incluidos

Toda una “joyita”  

Todo indica que la procedencia delincuencial de Silvera, que llegó hace una semana al Quindío huyendo de las autoridades en la Costa Atlántica, es más que evidente (Baraona, Atlántico). Es un sujeto peligroso. Tiene antecedentes penales por hurto calificado y agravado, estuvo en la cárcel por varios delitos y condenado en Santa Marta y Barranquilla por extorsión, cuenta con varias órdenes de captura, entre ellas, la de un juzgado de Tierra Alta Córdoba igualmente por extorsión. Es decir, esta joya de la sociedad es un criminal en serie que resolvió asentarse en un lugar tranquilo como el Quindió, huyendo de la justicia.

¡La opinión pública quindiana exige la máxima pena dentro del marco legal!

PRUEBAS CONTUNDENTES. Roberto Silvera, asesino y criminal en serie. Se declaró culpable por el homicidio de Laura Juliana

INFORME ESPECIAL |