Policías aceptan hurto de $70 millones y quedan en libertad

Indignación causó el hecho conocido en las últimas horas donde dos uniformados de la Policía Nacional en el Quindío se ven comprometidos en un robo, aceptan cargos pero se benefician de la decisión de la Fiscalía de no solicitar medida de aseguramiento.

Un intendente y un patrullero aceptaron haber hurtado $70 millones al hotel Pancho Hotel, -vía Armenia a La Tebaida-, hecho que causó revuelo entre muchos sectores, que aún no entienden por qué el ente investigador procedió de esa manera, beneficiándolos con su libertad.

Legalización e imputación de cargos

El intendente Jaime Albarracín Pabón y el patrullero Diego Salinas Cuellar fueron capturados la mañana de este martes por sus propios compañeros adscritos a la Policía Quindío.

La juez segunda penal municipal, con funciones de control de garantías de Armenia, legalizó los arrestos y dio paso para que la Fiscalía imputara cargos.

Uno de los representantes del ente investigador penal manifestó en audiencia: “Los policías ingresaron al establecimiento comercial y armaron todo un tramado junto a un civil para que hicieran la coartada del hurto”.

Agregó el servidor judicial que, “una persona fue amarrada de pies y manos y encerrada en uno de los baños y los agentes le manifestaron que cuando terminaran de hacer el robo, saliera gritando”.

Los hechos ocurrieron el 24 de septiembre último. Posteriormente el intendente y el patrullero fueron hasta donde estaba una caja fuerte, donde según la denuncia de la víctima, hurtaron $38 millones en efectivo.

“Además del dinero se llevaron tarjetas de crédito, chequeras de dos entidades bancarias y discos duros, todo avaluado en $70 millones”, precisó uno de los fiscales de la Unidad de Reacción Inmediata, URI.

La juez preguntó a los servidores del Estado, – quienes son los encargados de velar por la seguridad y la integridad de las personas y de los objetos de los mismos-, que si aceptaban cargos, a lo que los uniformados en estado activo manifestaron: “SÍ”.

Tras admitir el hecho delictivo, la togada se disponía abrir la audiencia de medida de aseguramiento, pero para sorpresa de los asistentes al recinto, el Fiscal aseveró: “Ante la aceptación del delito de hurto calificado y agravado por parte de los policías, considero que no es necesario solicitar medida de aseguramiento alguna, además, no tienen antecedentes”. 

“El artículo 250 numeral primero de la Constitución Política de Colombia habla sobre la facultad única que tiene la Fiscalía de solicitar una medida de aseguramiento, ya sea en cárcel, domiciliaria o de presentaciones”, señaló la juez que dio por terminado el ejercicio judicial.

Ante la negativa de la Fiscalía de afectar a los Policías con una medida de aseguramiento, los agentes que hurtaron $70 millones, $38 millones de ellos en efectivo, quedaron libres, sin devolver un peso y al parecer activos en la institución.

El coronel Luis Hernando Benavides Guancha, comandante de la Policía Quindío, fue consultado por LOS JUANES para conocer su versión oficial al respecto, pero hasta el momento no ha dado respuesta.

Se espera que la institución tome medidas disciplinarias en contra de los dos uniformados, teniendo en cuenta que aceptaron los cargos imputados.

Policías aceptan hurto de $70 millones y quedan en libertad

AL DÍA |