Más que “inseguridad jurídica”, en Planeación Municipal había corrupción: habla su actual director, a propósito del caso Totem

 

Graves señalamientos hizo el director de Planeación Municipal de Armenia, Fernando Arias Romero, sobre cómo encontró su oficina hace algunos meses, situación que apenas se da a conocer a la opinión pública, a raíz del caso del Proyecto Empresarial Totem, ante la insistencia de los medios del porqué la decisión de la administración de negar el plan de implantación, medida ratificada por el alcalde Oscar Castellanos, al resolver una apelación de los empresarios del Grupo Terra, propietario de la iniciativa.

“Los problemas no son solo en este caso, sino en muchísimos más. Todos los detalles ya están en manos de los organismos de control. No nos explicamos cómo cuatro alcaldes anteriores a Castellanos Tabares no le exigieron a los funcionarios al frente de Planeación Municipal que no solo evidenciaran lo que estaba pasando allí, sino que resolvieran una montaña de peticiones y solicitudes que estaban literalmente durmiendo el sueño de los justos”, sostuvo.

Arias aseguró que todos los argumentos estaban dados para que se resolviera legal y técnicamente el caso Totem, en el mismo sentido que lo hizo él (negando la viabilidad del proyecto) pero ninguno de sus antecesores en Planeación, quisieron asumir la responsabilidad del “chicharrón”, como lo denominó el funcionario.

Hay que admitir que el proyecto prometía cambiarle la cara al sector

En ese mismo estado están muchas más reclamaciones

Ante las quejas de inseguridad jurídica, señaladas por los constructores, Fernando Arias dijo categóricamente que más que eso, en su oficina se presentaron, en el pasado reciente, antes de su llegada, presuntos hechos de corrupción, aclarando que esa conducta no necesariamente se da cuando hay dinero de por medio, sino cuando se actúa contrario a la ley, se desconoce la reglamentación, a sabiendas que se está cometiendo un error o simplemente, por negligencia.

Estas declaraciones son las que mas coinciden con un mundo de versiones que dentro del sector de la construcción en Armenia se han hecho efectivas, por cuenta de todas las aparentes irregularidades que se presentaban al interior de esa oficina. Es un secreto a voces, que en el pasado, en Planeación Municipal de Armenia hay muchos actos que ameritan la revisión detallada de los organismos de control, incluso de la Fiscalía.

Las revelaciones fueron entregadas en el programa A Manteles con LOS JUANES que se emite a través de las redes sociales, en donde los periodistas le preguntaron los detalles del porqué de la posición tan radical por parte de la administración municipal.

Fernando Arias Romero, director de Planeación Municipal de Armenia

“Esta decisión no fue tomada a la ligera, como equivocadamente se quiere hacer ver por los representantes de Terra, tampoco por personas que no están capacitadas. Eso es una falta de respeto con los expertos que analizaron el caso. Al contrario, estudiamos cada uno de los argumentos de los empresarios, las actuaciones del Curador  No 2 de Armenia, que autorizó en principio el proyecto, nos profundizamos en el POT de Armenia, más lo actuado por mis antecesores. Hicimos varias consultas con los más calificados especialistas y llegamos a la misma conclusión: el plan de implantación en la zona en cuestión no es viable ni ningún otro proyecto de construcción a gran escala, no solo de oficinas sino tampoco de viviendas”, recalcó.

El experto, quien durante años evaluó proyectos de infraestructura en la región y en la capital del país, advirtió que fuera de los impedimentos técnicos argumentados en la decisión administrativa, el POT establece, según él, un segundo puente vehicular en la zona, como parte del proyecto de la doble calzada Armenia – Calarcá, lo que definitivamente no explica cómo el Curador 2 de Armenia y la misma Dirección de Planeación, en su momento, avaló los planos iniciales de las dos torres, sin tener en cuenta semejante situación, lo que llevó a cometer yerros insalvables.

 

Terra fija se mantiene en su posición

Juan Camilo Echeverry, gerente de estrategia del Grupo Terra, propietario del proyecto Totem, hablo con LOS JUANES y entregó su impresión sobre la decisión.

“En la alcaldía han cometido errores con el proyecto, por eso apelamos la primera decisión de la negativa al proyecto, pero el alcalde falló a favor de Planeación”, dijo Echeverry.

El empresario indicó que, “en el gobierno municipal nos negaron una mesa técnica ampliada para que se revisara que efectivamente el terreno se trata de suelo firme; igualmente desconocieron la licencia de urbanismo otorgada por la Curaduría Urbana No 2 de Armenia que da el aval para que en nuestro terreno pudiéramos urbanizar, pero según la Alcaldía no lo podemos hacer”, agregó.

Expresó que los dineros de las personas que invirtieron en el proyecto están absolutamente protegidos. La Fiduciaria del Banco de Bogotá es la que capta directamente los recursos. Además aseguró que la destinación de los mismos son exclusivamente para el proyecto y aseguró que la constructora no ha tocado ni un solo centavo de los mismos.

“Nuestros clientes nos han llamado preocupados y todos, después de las respuestas dadas, quedan tranquilos… Nosotros no somos una empresa de ayer en el país, y obviamente en Armenia. Hemos construido muchos proyectos y nunca se había presentado este tipo de problemas”, comentó Echeverry.

Frente a los señalamientos de presuntos casos de “corrupción” en Planeación Municipal y no de inseguridad jurídica, Iván Echeverri, presidente de la organización empresarial dejó muy claro que no está bien generalizar porque se deja en el aire que uno, muchos o todos los que acceden a tramitar proyectos allí cohonestan con ese tipo de prácticas indebidas. “Hemos actuado con total transparencia y nadie puede endilgarnos ningún comportamiento irregular o siquiera al margen de la ley. Somos honestos y nunca toleraríamos aceptar nada ilegítimo”, anotó el constructor.

Un segundo puente, según el director de Planeación Municipal, está previsto en la zona

Por qué planeación negó el Plan de Implantación

“Tenemos varios argumentos que en primera y segunda instancia fueron dados a conocer y por esto el señor Alcalde nos apoyó en nuestra decisión inicial. El primero, es la cartografía histórica de Armenia que señala el sitio como una escombrera (relleno antrópico), primera negativa; no se puede construir sobre un terreno de relleno sólido. Segundo, el estudio de la Oficina Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres de la capital quindiana, el cual señaló la afectación al tráfico vial y de posibles derrumbes, y tercero, el proyecto indica que deben hacer excavaciones muy profundas, las cuales afectarían la cuenca La Florida, y tenemos un fallo del Tribunal que nos exige la protección del agua”, dijo el funcionario.

Agregó que, “sobre el porqué no fue autorizado el plan de implantación por mis antecesores no sabría qué decirle. Esa respuesta la deben dar los organismos de control y sobre el POT, este fue decretado por el Concejo Municipal en 2009 y tiene una vigencia para el 2023 e indica que en ese terreno, como fue escombrera, se debe instalar máximo un paradero; una banca y un techo, es decir una construcción muy liviana”.

El contra-punteo

Al conocer la entrevista hecha al vocero de la administración municipal en materia de planeación, Juan Camilo Echeverry, uno de los accionistas de Terra y gerente Estratégico del proyecto Tótem, respondió de manera categórica con cuatro argumentos.

“Primero, se le reiteró a la alcaldía que el terreno del que ellos hablan no es el nuestro. El espacio de nosotros está ubicado en la carrera 11 entre calles 20 y 21 de Armenia y ellos señalan un lugar en la misma carrera pero calle 13”.

“Segundo, la empresa Millán y Martínez (empresa de suelos más prestigiosa del eje cafetero), que ha licitado con el Estado y con privados para estudios de suelos, nos hizo un completo análisis del lote, el cual garantiza que es terreno firme con todas las condiciones para construir allí mismo; no habrá derrumbes u otros errores de suelo, además, no existe ningún tipo de afectación ambiental ni de riesgo”.

“Tercero, estamos a 65 metros de la cuenca La María y la norma dice que por lo menos se debe cumplir una distancia de 30 metros, tenemos el doble de espacio”.

“Y cuarto, para autorizar un estudio de tránsito la más indicada debería ser Setta y no la Oficina Municipal de la Gestión del Riesgo y Desastres. Por último.  Según el POT el lote es de redesarrollo y se permite construir proyectos desde vivienda multifamiliar a proyectos empresariales y comerciales. Es la administración pública la que debe garantizar los servicios para los empresarios… Generaríamos más de 400 empleos, descendería en un punto porcentual la desocupación en Armenia”, dijo Echeverry.

Licencias de los curadores ya no son “palabra de Dios”

El director de Planeación Municipal recordó que cuando los constructores de Terra hacen referencia a la licencia otorgada por el Curador No 2 de Armenia, desconocen la Sentencia C-192 de la Corte Constitucional que tumbó aquellas “licencias mal otorgadas”, cuando se compruebe que van en contra del interés común.

“En ese fallo la Corte le aclaró a todos los constructores del país que el interés general prima sobre el particular. Marca un antecedente importantísimo, porque en el pasado lo que autorizaran los curadores era prácticamente inamovible. Ahora, después de ese fallo, las licencias que se den y que contravengan el POT de un municipio, o cualquier norma ambiental, pueden ser revocadas. Esas autorizaciones de los curadores no otorgan derechos sino que son simples expectativas. Así sea un predio privado éste una función social y ecológica, consideradas como fundamentales en la Constitución. En pocas palabras, esa jurisprudencia protege a la ciudadanía y pone por encima sus intereses a los de los empresarios”, explicó Arias Romero.

En ese orden de ideas, El ‘río’ de conflictos, al parecer, nace desde la Curaduría, cuando dio el primer “visto bueno”, toda vez que es la entidad público-privada que autoriza las licencias a las construcción.

Este portal informativo intentó hablar en varias oportunidades con el Curador Urbano No 2 José Élmer López, pero no fue posible su declaración.

El curador No 2 de Armenia José Elmer López, en el ojo del huracán

Se trata de un curador sancionado por la Procuraduría

José Elmer López Restrepo es el mismo Curador No 2 de Armenia que la Procuraduría General de la Nación, PGN, inhabilitó por 10 años, por causar afectación a un bien  de interés cultural nacional. Además, le impuso una multa por valor de 600 Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes, Smmlv.

A mediados de diciembre pasado, el ministerio público evidenció que López Restrepo otorgó dos licencias de construcción sin cumplir los requisitos legales, referentes a la autorización previa, a cargo del ministerio de Cultura, sobre el uso específico de los mismos, previstos en el proyecto de intervención de la estación del ferrocarril de Armenia, bien de interés cultural nacional.

El fallo del ente de control indica que: “Con este comportamiento, López Restrepo vulneró, entre otras normas, el parágrafo 2 del artículo 16 de la resolución 3277 de 2014 y el artículo 11 de la ley 397 de 1997, que establece que sobre el bien de interés cultural no se podrá efectuar intervención alguna sin la correspondiente autorización del ministerio de Cultura”.

Recalca la decisión que: “Así mismo, el artículo 72 de la carta que señala que (…) el patrimonio arqueológico y otros bienes culturales que conforman la identidad nacional, pertenecen a la Nación y son inalienables, inembargables e imprescriptibles. La ley establecerá los mecanismos para adquirirlos cuando se encuentren en manos de particulares y reglamentará los derechos especiales que pudieran tener los grupos étnicos representados en territorios de riqueza arqueológica”.

Este portal comprobó que a la fecha de la presente publicación, la Procuraduría no ha tomado una decisión definitiva de la sanción y la multa que le fue impuesta en primera instancia al Curador No 2 de Armenia.

 

 

 

 

Más que “inseguridad jurídica”, en Planeación Municipal había corrupción: habla su actual director, a propósito del caso Totem

INFORME ESPECIAL |