Más cáscaras naturales y menos plástico: salvemos el planeta

 

Para nadie es un misterio que el planeta se encuentra en una crisis ambiental debido a la gran contaminación que los seres humanos hemos generado en el planeta y uno de los mayores contaminantes es el plástico. Este material se puede trasladar a través del mar por las costas y  su proceso de degradación puede tardarse hasta mil años, además, los micro plásticos ya se encuentran contaminando las aguas, por lo que “más de 220 especies ingieren estos desechos en condiciones naturales” según ONU NEWS.

En el presente año se han disparado diferentes desastres naturales como consecuencia a la gran ola de residuos a los que no les hemos nado un buen uso; en  mayo el planeta alcanzó los niveles de CO2 más elevados en millones de años: “según los datos del Observatorio Mauna Loa que está ubicado en Hawai, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera que se alcanzó en mayo del 2019 es más de 415 partes por millón (ppm), mucho más que en cualquier otro momento de los últimos millones de años”.

Diversos movimientos y organizaciones  a nivel mundial  están actuando para preservar los recursos, no obstante se ha generado una polémica ya que en almacenes de cadena se hacen notar los productos cuyo empaque natural es reemplazado por plástico, cómo los ajos, plátanos, papas, piña y papaya, entre otros.

En diferentes ciudades de Colombia las quejas por esta práctica poco ecológica se han hecho notar a través de redes sociales; Armenia no es la excepción y la polémica desatada en la capital colombiana y expuesta por ambientalistas a través del #MandanCáscaraPonerPlástico  a inicios del presente año, se ha expandido  y ya se encuentran estos productos en diversos y reconocidos  supermercados, que expenden diferentes frutas y verduras cuya cáscara orgánica ha sido eliminada para ser reemplazada por plástico. Es importante hacer un llamado a la industria alimenticia para erradicar este tipo de prácticas y disminuir al máximo el uso de este material e incentivar a los ciudadanos para que acudan más a menudo a los diferentes puntos donde los alimentos son distribuidos en con su cáscara natural, para contribuir con el cuidado de nuestro planeta y de paso brindar apoyo a los agricultores colombianos.

Más cáscaras naturales y menos plástico: salvemos el planeta

GENERALES |