Los retrasos en la rehabilitación de la carrera 19 son fruto de la mala planificación de la obra

 

El cumplimiento del contrato que tiene la empresa Amable para la rehabilitación de la carrera 19 ha estado sujeta a mucha polémica, especialmente, por los retrasos que, según el Gerente de Amable, el Arquitecto Jesús Antonio Niño Sánchez, se debieron a la falta de actualización de los planos del sector que generaron improvisto en el desarrollo de la obra.

Aunque, el contrato de rehabilitación de la carrera 19 tiene los recursos garantizados para su ejecución, los planos bases tienen una antigüedad de 10 años, motivo por el cual, durante las obras encontraron inconvenientes presentados en la rehabilitación de redes domiciliarias.

“Lamentablemente la obra se diseño hace 10 años, no se contempló que se iba a intervenir y que debajo de la vía haya un acueducto y alcantarillado donde nadie lo ha intervenido” señaló el gerente de Amable.

La carrera 19 supone el 80% de circulación de Armenia, donde 3.000 vehículos se movilizan por hora de norte a sur o de sur a norte de la ciudad, por tanto, la renovación urbanística de red vial ya anunciaba problemas de movilización y afectaciones en la dinámica comercial, no obstante, las recientes declaraciones del gerente de Amable evidencia una falta de planificación en la obra, que según el Arquitecto desde el principio era imposible entregarla en 16 meses.

Por su parte, Julián Andrés Henao, coordinador de seguridad comercial de la Cámara de Comercio aseveró que, “hay una afectación directa en la demora de construcción de las obras que han presentado daños en las fachadas de los establecimientos de comercio, afectaciones en las ventas y casos de hurtos que han afectado a los empresarios, entonces es una preocupación muy grande que ha tenido la Cámara de Comercio”.

Actualmente la obra que debió finalizarse en diciembre del año pasado, ahora requiere una nueva reprogramación de algunos ítems no contratados como son la adición de nuevas obras, la petición de prorroga y la modificación del contrato, ítems que implica un presupuesto adicional de $800 millones de pesos, situación que el Arquitecto Antonio Niño admitió es producto de que, “el contrato no fue bien concebido ni bien planeado”.

Dentro de las adiciones donde se encuentran los ítems no contratados está la restauración de las redes de acueducto y alcantarillado, por parte de las Empresas Públicas de Armenia (EPA) por un valor de $500 millones de pesos adicionales, presupuesto por fuera del costo total de $1.552 millones, además de la interventoría externa de $103 millones que está contemplada en el contrato inicial.

De esta manera, el proceso de intervención en la zona que contempla la malla vial de la carrera 19 retomará actividades el 26 de agosto para entregar la obra completa a principios del año 2020.

Por otro lado, el Secretario de Infraestructura, Jhon Jaber Castro Mancera, informó sobre la reposición y construcción de la red de alcantarillado y de acueducto de la carrera 19, que actualmente se encuentra en un 15 % de su ejecución, la cual, estaría terminada en noviembre próximo.

“Este es el paso previo a la intervención que hace la empresa Amable con la reposición de los pavimentos rígidos, porque no vamos a hacer un pavimento para después romperlo y realizar la reposición de las redes. Estamos haciendo las cosas articuladamente entre todas las entidades del Municipio, para que después no aparezcan afectaciones en las estructuras ya terminadas”, añadió Castro Mancera.

Sin embargo, el coordinador de seguridad comercial de la Cámara de Comercio aseguró que, “se ha presentado que uno de los mayores retrasos en obra es que no hay una articulación directa por parte de las entidades públicas, entonces, es exigir su articulación para tener una ejecución más rápida de las obras”.

De momento varias entidades se encuentran aunando esfuerzo, en vista de los retrasos, para sacar adelante la obra que requiere dos tramos de intervención de red de alcantarillado a la par que la renovación urbanística de la malla vial que en primera instancia debió realizarse en un trabajo mancomunado entre EPA y Amable, y así evitar que la planificación tuviera algunas dolencias técnicas que ha llegado a afectar tanto a comerciantes como a los ciudadanos que circulan por la vía.

 

Los retrasos en la rehabilitación de la carrera 19 son fruto de la mala planificación de la obra

GENERALES |