Los extremos de la pandemia en el Quindío: sentimientos encontrados

No es un secreto que los hospitales y clínicas a diario se enfrentan a sentimientos extremos (alegría y dolor): traducidos en la felicidad porque alguien se alivió y se alejó de la muerte o por el contrario, la tristeza por la pérdida de un ser querido.

Ese precisamente fue el escenario que hoy se vivió en el Hospital San Juan de Dios de la capital quindiana.  Mientras el personal médico de la institución celebraba la recuperación del Capitán de bomberos Fernando Salazar, quien fue dado de alta de la Unidad de Cuidados Intensivos, después de que la segunda prueba realizada, diera negativo para COVID-19.

En otro sector del hospital se confirmaba que la muerte de una paciente de 78 años, cuyo deceso fue hace seis días, fue potencializada por coronavirus.

La señora llegó en muy malas condiciones de salud con varias enfermedades de base. Y una vez contagiada con el virus, todas sus dolencias se hicieron críticas, lo que impidió que se recuperara.

Se reitera entonces el llamado de todas las autoridades para que aquellas personas con preexistencias médicas permanezcan aisladas y protegidas ante la enfermedad.

Los extremos de la pandemia en el Quindío: sentimientos encontrados

AL DÍA |