Los asentamientos en Armenia están disparados

 

En vista, de que las autoridades no tienen la facultad para iniciar un proceso inmediato de desalojo en cada asentamiento ubicado en la ciudad de Armenia, la comunidad afectada por estas invasiones ha decidido tomar cartas en el asunto.

Los asentamientos ilegales se convirtieron en un problema social que se les está saliendo de las manos a la administración municipal, porque no puede desalojar a las personas que allí viven sin respetar el debido proceso que ordena la Constitución Política en el sentido de proteger los derechos fundamentales de las personas que invaden los predios.

El comandante de la Policía en el Quindío, coronel Luis Hernando Benavides Guancha, se reunió con las personas afectadas por las constantes y reiteradas invasiones en el norte de la ciudad de Armenia, donde los afectados dijeron que cercarán los predios y pedirán los respectivos permisos ante el Departamento Administrativo de Planeación Municipal, para evitar nuevas invasiones.

Para el año 2018 la administración municipal inició un proceso de caracterización con la cual lograron identificar 260 invasiones ubicadas principalmente en La Secreta, Nuevo Armenia, El Bosque, El Milagro, Miraflores, Las Colinas, entre otros. Actualmente, los asentamientos informales que tiene Armenia se han disparado, generando una oleada de denuncias por parte de las comunidades aledañas a las invasiones, que en esta ocasión se concentran en los predios adyacentes a la estación de combustible Oro negro.

Cabe recordar que el secretario de Gobierno y Convivencia de Armenia, José Jesús Domínguez Giraldo, manifestó que “la invasión no se puede permitir y estas personas no pueden alegar ni un solo derecho, asunto que es de conocimiento de todas las inspecciones de Policía y entes correspondientes”.

No obstante, los procesos de desalojo no se pueden realizar sin una caracterización previa que pueda determinar si en la población encargada de conformar los asentamientos ilegales se encuentran personas con situación de vulnerabilidad, esto se debe, a que si bien hacen parte de un acto ilegal al invadir un predio las autoridades no pueden vulnerar sus derechos fundamentales desalojándolas sin más.

Así lo establece la Corte Constitucional en la emisión de un circular que exige que toda entidad territorial debe realizar dicha caracterización antes de iniciar cualquier proceso de desalojo, sumado a que debe brindar una solución de vivienda temporal. Esto supone una fuerte inversión de dinero que la Alcaldía ha manifestado en reiteradas ocasiones que no cuenta con los recursos para realizar reubicaciones sistemáticas a cada asentamiento ilegal en la ciudad.

Por lo tanto, la única acción viable que tiene la administración municipal es actualizar la información de las características de las personas que viven en los asentamientos actualmente en Armenia, evitando a toda costa atropellar y vulnerar los derechos de las personas que ocuparon el bien, para tener un documento de soporte que les permita tomar medidas frente a las invasiones que pululan en la Ciudad Milagro.

¿Cómo va el caso del Milagro de Dios?

La Oficina Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres OMGERD con la Secretaría de Desarrollo Social trabajarán para realizar un nuevo censo, en donde, además, entregarán recomendaciones de evacuación preventiva y la asignación de los subsidios de arrendamiento, según lo establecido en el fallo proferido por el Juzgado Tercero Civil del Circuito de Armenia.

“Creo que estamos a un mes de haber hecho esa gestión y no se ha acercado ninguna de las familias beneficiadas con este auxilio de arrendamiento para empezar con el proceso. Ya el contrato con la Cruz Roja Colombiana, quien nos va a administrar la entrega de los arrendamientos está igualmente listo desde hace más o menos 15 o 20 días, pero repito no tenemos ninguna solicitud por parte de la comunidad del asentamiento Milagro de Dios”, añadió el funcionario Javier Vélez Gómez, cuya dependencia se encuentra adscrita a la Secretaría de Gobierno y Convivencia Municipal.

El llamado de la administración a las 80 familias que viven en la zona, que serían beneficiadas de reubicación temporal, mientras se llega a una solución de vivienda, es para que se acerquen a la dependencia que se ubica en el piso 1 del Centro Administrativo Municipal, anexando las fotocopias de la cédula del arrendador y arrendatario, el RUT de este último y un recibo de servicios públicos de la propiedad que por ningún motivo puede estar ubicada en zona de riesgo.

Por otra parte, la Alcaldía continúa realizando acciones de monitoreo en la zona con el apoyo del Cuerpo Oficial de Bomberos de Armenia, con el fin de seguir atendiendo los requerimiento y reportes ciudadanos, para la detección oportuna de cambios y/o anomalías en las estructuras y el terreno.

Los asentamientos en Armenia están disparados

AL DÍA |