“¿Les puedo ir sacando la cuenta?, es que ya vamos a cerrar.

“Armenia no tiene vida nocturna y la mayoría de comerciantes no actúan pensando en que esta ciudad es la capital de un destino turístico”, aseguró Armando un turista que escribió a Los Juanes con el fin de expresar su inconformidad por lo que vivió con su familia cuando en un reconocido lugar de Armenia les apagaron la música y les pidieron que ya era hora de pagar.

Este ha sido un problema que se ha vivido en esta ciudad de tiempo atrás, incluso, desde la primera temporada de Los Juanes la queja de los visitantes era esa, y parece que no hemos avanzado en este aspecto.

En repetidas ocasiones el experto en turismo Iván Restrepo Restrepo ha llamado la atención por este asunto, indicando que es necesario fijar un plan de mercadeo de ciudad donde se definan programas, rutas, lugares a visitar, sitios de diversión y una serie de atractivos que incluso podrían motivar al lugareño a hacer cosas diferentes.

 

En este caso conocido por Los Juanes, una familia de turistas se encontraba disfrutando de una deliciosa cena y cuando decidieron pedir vino para seguir compartiendo, se les informó por parte de uno de los meseros que ya no podían vender licor, “porque la caja se va a cerrar”.  De manera adicional, a uno de los comensales se le antojó degustar unas papas campesinas tradicionales, entrada que lo había cautivado, y tremenda sorpresa se llevó cuando le dijeron: “que pena, la cocina ya cerró, es que el chef solo trabaja hasta las diez de la noche”.  Pero eso no es todo, el administrador se acercó a las mesas y les dijo a los comensales que estaban acabando de tomarse una cerveza, un vino o un café: “¡Les puedo ir tomando la cuenta para ganar tiempo?”. La molestia fue general y uno de los acompañantes de este grupo de turistas, residente aquí, decidió contarle la historia a Los Juanes con el fin de abrir el debate.

 

Expertos en Marketing de ciudad aseguraron que este tipo de cosas no pueden suceder en una región que se vende como destino turístico y llamaron la atención para que esto cambie y se definan planes dirigidos a construir una oferta llena de alternativas, donde los visitantes sientan que el Quindío no solamente es paisaje.

“¿Les puedo ir sacando la cuenta?, es que ya vamos a cerrar.

INFORME ESPECIAL |