Las dos caras del sector inmobiliario del Quindío: problemas con arriendos y oportunidades con las ventas

La dificultad que han tenido muchos inquilinos en estos tiempos de recesión económica, generada por la pandemia de la COVID-19, para pagar oportunamente la renta de un local comercial o de una vivienda, ha sido un tema de gran discusión, casi que desde el inicio de la llegada del virus, en el Quindío los propietarios han tenido que descontar hasta el 50% del valor del canon durante varios meses, o en otros casos, condonar hasta tres meses de la deuda acumulada, a cambio de que se no se les desocupe el predio.

Johan Galvis, empresario del sector y miembro de la Lonja Propiedad Raíz del Quindío, explicó que la situación se agrava cuando el arrendador tiene como único ingreso esa renta, y en ese sentido, resaltó la importancia de acudir a inmobiliarias de trayectoria que estén respaldadas a través de seguros que puedan amparar los pagos oportunamente.

“Muchos propietarios buscan ahorrarse la comisión de la inmobiliaria, pero precisamente para casos fortuitos como los que vive el mundo actualmente, en donde la situación extrema desfinancia a las empresas y a los ciudadanos en general, un seguro resguarda los acuerdos entre las partes”, dijo Galvis.

Contrario a la realidad que vive el sector en la parte de los arrendamientos, la venta de propiedades, especialmente campestres y fincas, tiene un comportamiento más que positivo. Galvis atribuye este fenómeno a la necesidad de muchas personas de cambiar su estilo de vida, en espacios amplios y cercanos a la naturaleza, luego del aislamiento obligatorio. El empresario aseguró que en este momento colombianos de otras ciudades, y connacionales que están en el extranjero buscan invertir en el Quindío.

“El coronavirus trajo a la humanidad una lección, no solo sanitaria. Los seres humanos quieren calidad de vida y cercanía con lo verde, con el fin de garantizar alternativas alimentarias, pero también, para vivir en un paraíso como el Quindío”, Puntualizó Johan Galvis, gerente de la empresa que lleva su mismo nombre.

Las dos caras del sector inmobiliario del Quindío: problemas con arriendos y oportunidades con las ventas

GENERALES |