La reestructuración del CAM que no fue… “Por el momento”

 

“Muerto el Rey, viva el Rey”, dice el adagio popular para dar a entender que terminado un mandato que ya es historia, viene el nuevo, con el que también habrá absoluta e incondicional lealtad. Así lo entendieron los sindicatos de trabajadores tanto de la Alcaldía de la capital quindiana, de Empresas Públicas de Armenia y algunos empleados en provisionalidad de la administración local, quienes lograron advertir a tiempo, desde su punto de vista, lo que se venía: una presunta reestructuración en la Alcaldía.

Le echaron la culpa al Partido Liberal. La colectividad opositora en campaña del entonces candidato José Manuel Ríos Morales, pero  hoy declarada por esas cosas de la política “Organización de Gobierno”, que en una polémica maniobra de supervivencia, es señalada por algunas voces de las centrales obreras de estar detrás de esa decisión en la corporación o por lo menos, al parecer, de presentarla y defenderla.

Sin embargo, el vocero de esa agrupación política, Jhonny Leandro Vargas negó tal afirmación, asegurando que ese tema no está en la agenda. “El partido (los cuatro concejales) nunca se ha reunido con el alcalde para hablar de reestructuraciones. Esa tesis que está rodando que sería el Partido Liberal el que estaría apalancando eso, la negamos de entrada. Sería ingrato con muchas de las personas de la alcaldía que simpatizan con las causas liberales. Si esa es la intención de algunas personas en la administración, eso se debe aclarar por parte del gobierno. Nosotros no tenemos que ver nada”, dijo categóricamente Vargas.

En el incidente, resultó salpicado el concejal Cristhian Fernández Morales, uno de los nuevos concejales, de los más jóvenes, pero con el ADN suficiente para enfrentar la tormenta. Varios miembros de su familia han sido concejales.

Fernández se dispuso a citar a María Fernanda Fernández, directora del Departamento Administrativo de Fortalecimiento Institucional, Dafi, que es la dependencia a cargo de todo lo relacionado con el personal de la Alcaldía. Sus colegas afirman que las preguntas estaban orientadas a conocer el manejo de los contratistas y de la planta de personal. Pero la carta de citación que firmó el secretario General del Concejo Pedro Nel Toro, incluyó frases que decían otra cosa, lo que inmediatamente prendió las alarmas, “porque lo que se concluye al leer el documento es que se arrancaba el proceso de reestructuración y que la invitación estaba orientada a comenzar con ello”, le dijo a este medio una persona que conoció el documento, que posteriormente fue retirado.

“Eso fue un malentendido resuelto el mismo jueves. El secretario General envió una carta que incluía frases que lastimosamente generaron confusión, pero todo quedó aclarado. Fue un error”, insistió Jhonny Vargas, vocero de los liberales en el Concejo.

“Si fuera verdad, lo admitiría”

El concejal Cristhian Fernández en diálogo con este portal también negó que su intención sea la de proponer una reestructuración administrativa en la Alcaldía. “Si eso fuera así, yo no tendría ningún problema en aceptarlo. A mí no me interesa promover ninguna reestructuración. Lo extraño es que yo pensé que el tema después de la sesión había quedado claro”, anotó.

Pero, aunque varios directivos de las asociaciones de trabajadores fueron notificados del yerro del funcionario del Concejo y se acercaron al cabildo para comprobarlo, no todos los miembros de la directiva sindical están totalmente convencidos. “Si bien ellos en el Concejo explicaron, nosotros sabemos que dentro del CAM ese es un secreto a voces. Corren vientos de reestructuración. Eso no se puede ocultar. Lo que sucedió la semana pasada es que se filtró con una imprudencia del Secretario de esa entidad”, indicaron dos representantes de las centrales obreras tanto de EPA como del CAM, que pidieron el anonimato.

¿Persecución laboral?

Algunas de las personas que son empleados de planta y que están en provisionalidad, nombradas en todas las administraciones anteriores (Castellanos Tabares, Álvarez Morales y Valencia Franco, entre otras) también le hicieron llegar a este medio varios audios en los que insisten que les “están buscando el quiebre”, para sustentar que los hacen a un lado, no los tienen en cuenta para casi ningún proceso, los sacan de las reuniones trascendentales como si fueran espías y en general, les están haciendo un seguimiento fuera de lo normal.

“Nos quieren aburrir, nos advierten que la calificación podría ser una de las herramientas para sacarnos. En verdad, el clima organizacional en la Alcaldía de Armenia es tenso. Hay persecución laboral. No podemos negar que de una u otra forma ingresamos a la administración, porque alguien nos ayudó, pero ya no somos actores políticos ni electorales. Estamos desempeñando nuestras labores con honestidad con José Manuel, como con cualquier alcalde que llegue”, coincidieron.

En las denuncias de los miembros del sindicato son nombradas con insistencia Vanessa Vaitiare Bermúdez Morales, a cargo de Talento Humano en EPA y María Fernanda Fernández, responsable de DAFI. «Hace años no vivíamos una incertidumbre laboral como la que estamos experimentando. Esas dos señoras parece que se pusieran de acuerdo para hacernos la vida imposible. Se está hablando de hacer efectivos los plazos presuntivos a los miembros del sindicato. Vale la pena si el alcalde sabe, está enterado de estas medidas o las apoya», indicaron fuentes en la alcaldía.

Este portal intentó contactar a la directora de Dafi, María Fernanda Fernández, pero no fue posible su reacción sobre el tema. Su teléfono sonó apagado.

La reestructuración del CAM que no fue… “Por el momento”

INFORME ESPECIAL |