La historia de unos Juegos Departamentales que no se realizan

 

La sesión especial realizada en conjunto por la Asamblea Departamental y el Concejo de Armenia estuvo llena de altibajos. Principalmente, la ausencia del alcalde, Óscar Castellanos Tabares y el gobernador, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, quienes mandaron delegados, supuso para los representantes de las ligas deportivas y deportistas de alto nivel una muestra de desinterés.

El debate que inicio con un resumen sobre la consecución de la sede de los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2023, suscitó la inconformidad de algunos asistentes que catalogaron el evento más como “un centro informativo, que un debate”, razón por la cual, pidieron respetuosamente, centraran las conversaciones en los escenarios deportivos, la preparación de los deportistas, los patrocinios, la contratación de entrenadores, entre otros temas de interés.

Si bien, el representante a la cámara, Diego Javier Osorio catalogó el debate como un acto histórico, que invitaba a trabajar para el futuro del deporte del departamento, el diputado Jorge Hernán Gutiérrez manifestó su sorpresa ante la existencia de una ordenanza de hace 30 años dictaba la realización de juegos deportivos departamentales cada dos años en todos los municipios del Quindío.

Esta vieja ordenanza no tuvo ningún seguimiento por tres décadas, que dejaron en el aire el incentivo deportivo que buscaban en la época, y que, seguramente, de haberse seguido al pie de la letra en la organización y financiación de los juegos departamentales el panorama deportivo del Quindío sería más alentador.

El diputado Gutiérrez dejó sobre la mesa la necesidad de revisar con lupa la ordenanza para que sea actualizada y cumplida, con el fin de que el próximo año se realicen los juegos deportivos departamentales como un preámbulo que incentive la preparación de los deportistas en el territorio.

Los deportistas aseguran que no cuentan con apoyo

La situación del deporte en el Quindío se ha caracterizado por la falta de apoyo, que ahora los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2023 visibilizan la realidad de los deportistas, las condiciones de los espacios deportivos y la necesidad de recursos económicos. El debate supuso la oportunidad para que los diferentes actores del deporte pudieran manifestarse al respecto.

Sebastián Cárdenas Ríos, presidente de la Liga de Fútbol de Salón del Quindío, en su intervención manifestó la falta de apoyo que tiene el deporte y resaltó la necesidad de tener una mayor continuidad en la contratación. Además, sugirió la creación de una contribución especial para el deporte, que le permitiera mejorar los implementos deportivos que suelen quedar en manos de los familiares de los deportistas ante la falta de gestión de las entidades territoriales para conseguir patrocinios con empresas privadas.

De esta manera, la intervención contó con una exposición de los recursos que hacen falta, en contraste con varias propuestas de solución para optimizar las condiciones de contratación deportiva, señalando que actualmente se realizan por medios de convenios y no por contratación, situación que genera inestabilidad en los procesos de entrenamiento, preparación y acondicionamiento deportivo.

La idea de proponer soluciones, según Cárdenas, es para enviar un mensaje de unión. “Todos pertenecemos a un sistema nacional. Indeportes fue creado precisamente para auspiciar, promover y masificar el deporte, por ello es importante la confianza, articularnos y trabajar de la mano, no señalar culpables o generar conflicto” puntualizó.

El alcalde y el gobernador brillaron por su ausencia

El alcalde de Armenia, Óscar Castellanos Tabares y el gobernador, Carlos Eduardo Osorio Buriticá no asistieron al debate. Esto generó un ambiente de inconformidad y escepticismo sobre el compromiso de ambos funcionarios ante la importancia de la sesión especial para establecer parámetros que le permita al departamento prepararse y responder como sede de los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2023.

Aunque el diputado Jorge Hernán Gutiérrez enfatizó que era labor de los concejales y los diputados aprobar los recursos que se designen para la financiación de los juegos y por eso la ausencia de ambos gobernantes no debería generar incertidumbre, algunos voceros de las ligas deportivas señalaron que la presencia de los mandatarios era crucial para la socialización de proyectos que permitan fortalecer el deporte en el departamento, el cual requiere la aprobación en primera instancia de la alcaldía y la gobernación para ser aplicados.

“No es culpa de los concejales, de los diputados, de los representantes a la cámara ni de la senadora, sino de los que deben tripular el barco, que son el alcalde y el gobernador” manifestó el concejal Gerson Obed Peña, a quienes señaló que habían realizado “un saludo a la bandera” sin adquirir los compromisos necesarios ante la situación actual del Quindío frente a los juegos nacionales.

De momento, la realización del debate fue considerada como un primer paso para reunir a todos los actores involucrados en el fortalecimiento del deporte y generar compromisos para próximas reuniones que involucren la asignación y aprobación de recursos, entre otros procesos que deben adelantarse ante los Juegos Nacionales de Bolívar que se llevarán a cabo el 15 de noviembre de este año.

La historia de unos Juegos Departamentales que no se realizan

AL DÍA |