Invierno comenzará a bajar a mediados de junio, pero hay que seguir muy alerta

Cuando hace sol, como los últimos días, la mayoría exclama: “Ufff, al fin llegó el verano”, pero no, aún faltan dos semanas más para que comience a cambiar el clima en esta parte del país, por eso hay que seguir muy alerta frente al invierno, que este año ha sido especialmente largo.

El departamento del Quindío atraviesa por una ola invernal en donde se requiere de acciones oportunas que puedan prevenir mayores afectaciones en viviendas, vías, y sectores amenazados por posibles deslizamientos de tierra, inundaciones y por consiguiente desastres.

Hasta el momento, según la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo (Undeger), se han registrado 354 eventos, en donde se han presentados inundaciones, perdida de bancadas, deslizamientos, caída de árboles, afectación de viviendas, entre otros.

Sobre este último punto, 153 casos de afectación de viviendas se han reportado en lo que va corrido del año, en donde 5 municipios han sido los más afectados: Quimbaya con 49 eventos, seguido de Armenia con 33, Córdoba con 21, La tebaida con 16 y Circasia con 11.

No hay que bajar la guardia

En vista de estos hechos, el ingeniero Faber Mosquera, director de la Undeger del Quindío hace un llamado a la comunidad: “existen procesos de prevención que la misma comunidad también puede desarrollar como el aseguramiento de la cubierta, la limpieza de canales, la limpieza de sistema de acueducto, no arrojar basuras en la parte urbana que, obviamente, genera una colmatación de los sistemas de drenaje y que genera las inundaciones”.

Por su parte, la gobernación del Quindío y la Undeger en articulación con las demás oficinas municipales de gestión del riesgo continuarán realizando monitoreo  a los ríos Quindío, Verde, Santo Domingo y La Vieja, para reaccionar a posibles aumentos del caudal durante la temporada; además realizarán controles a sectores con predisposición a deslizamientos y a zonas arborizadas que podrían generar alud de tierras o afectaciones a viviendas.

Según reportes del Ideam la ola invernal está enmarcada en la primera temporada de lluvia que, para la región andina del departamento del Quindío, se prevé hasta mediados del mes de junio. “Tenemos esta primera ola invernal y allí empezamos en la temporada de menos lluvias o de sequía en el departamento, que típicamente se presente en el mes de julio.” confirmó el ingeniero Faber Mosquera, Director de la Unidad para la Gestión del Riesgo del Quindío, en donde se iniciaran otros procesos para generar planes de contingencia que garanticen la seguridad de toda la población quindiana.

Invierno comenzará a bajar a mediados de junio, pero hay que seguir muy alerta

GENERALES |