Iglesia Católica en el Quindío reitera compromiso contra la pedofilia y la pederastia

Ante los múltiples escándalos a nivel nacional e internacional sobre sacerdotes de la iglesia Católica pederastas o pedófilos, LOS JUANES dialogó con el obispo de Armenia Carlos Arturo Quintero Gómez, el Comandante de la Policía y el Director Seccional de la Fiscalía en el Quindío para conocer cuál es el panorama en esta región del país.

“Estamos haciendo un trabajo preventivo, inspirados en lo que la iglesia viene haciendo desde hace muchos años y hoy con el Papa Francisco”, dijo el obispo Quintero Gómez.

Indicó que la prevención está basada en el ‘Motu Proprio’ dicho por el papa Francisco, además del Manual de Protección al Menor de la iglesia católica en Armenia y el funcionamiento en este momento de la Oficina del Buen Trato, también en la capital quindiana.

El ‘Motu Proprio’ dice: “tolerancia cero en la iglesia con la pederastia o pedofilia, y el objetivo es que estas cosas no se repitan en la religión, familia, entorno educativo y otros”, manifestó el alto prelado.

Señaló que la iglesia ha pedido perdón y aún lo hace por el fenómeno social que se presenta en el catolicismo; igualmente explicó de qué se tratan las estrategias para prevenir esta situación en el Quindío.

“Desde hace tres meses soy obispo pero mi antecesor realizó el Manual de Protección al Menor, el cual consta de diferentes conductas que se deben tener con los menores de edad, se da a conocer en toda la iglesia quindiana y lo firman sacerdotes, religiosas, y todo el personal eclesiástico”, aseguró el líder católico.

La Oficina del Buen Trato está ubicada en el cuarto piso de la Diócesis de Armenia y está coordinada por el padre William de Jesús Suárez Marín, rector de Seminario.

“Él ha asumido este rol con la ayuda del Comité de Ética que está conformado por religiosas, sacerdotes y laicos, que se reúnen para profundizar en las directrices del papa”, agregó Monseñor.

Explicó que el objetivo de esta dependencia es el de escuchar a las personas que posiblemente sean víctimas del fenómeno social en la iglesia Católica del Quindío para después iniciar los protocolos correspondientes.

Otras acciones desde su liderazgo como obispo, según dijo, son las de evitar congresos o encuentros religiosos que duren más de un día y que sean con menores de edad.

“En casi todas las reuniones estudiamos estos documentos, hacemos un trabajo constante para que tengamos un conocimiento de lo que la iglesia hace para evitar este tipo de acciones”, expresó el obispo.

Sobre denuncias o investigaciones de pedofilia o pederastia que se estén llevando a cabo al interior de la iglesia Católica en el Quindío, no afirmó y tampoco negó.

“Solo puedo hablar del trabajo que he hecho desde que soy obispo el cual es de prevención; se creó la Oficina del Buen Trato.

Le responderé como hacen en la Fiscalía y es que se necesita ser un ente investigador para poder conocer si, sí o no hay casos que existan en la iglesia”, manifestó el obispo Quintero Gómez.

Autoridades respondieron

“El departamento no tiene una sola denuncia en la Fiscalía acerca de sacerdotes abusadores o violadores sexuales, la región no tiene, al parecer, la presencia de este delito desde los líderes católicos como en comparación con Caldas, donde sí se han registrado estos hechos”, expresó José Dorancé Pineda Murillo, director seccional de Fiscalías Quindío.

El jefe de fiscalías en esta parte del país manifestó que a pesar de que no existan quejas o motivos para investigar, sus fiscales y la Policía Judicial, Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, están prestos a recibir cualquier denuncia al respecto.

“Invitamos a la ciudadanía en el departamento del Quindío para que denuncie ante las autoridades cualquier hecho que viole los derechos de los niños, independientemente de que sea un sacerdote, un policía, un pastor, entre otros”, dijo Pineda Murillo.

Por su parte, el coronel Luis Hernando Benavides Guancha, comandante de la Policía Quindío, señaló que la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, no tiene pendiente casos de este tipo por investigar.

“La única judicialización y posterior condena que tuvimos desde hace dos años fue la sentencia a un pastor de una iglesia no católica ubicada en el sector Piloto 1 de Armenia, comuna uno, donde el sujeto se aprovechaba de su condición como líder espiritual para abusar sexualmente sobre menores de edad”, expresó el alto oficial.

Indicó que, sobre sacerdotes por ahora no tiene noticias criminales para indagar pero que de igual manera estará presto para hacerlo.

“Muchas veces por la cultura religiosa las personas no denuncian, pero es importante identificar los delitos y hacer una distancia entre las creencias y la seguridad de nuestros niños, por esto instamos a la ciudadanía para que denuncie”, expresó Benavides.

Iglesia Católica en el Quindío reitera compromiso contra la pedofilia y la pederastia

INFORME ESPECIAL |