Hoy, tarde decisiva para el futuro  de Armenia y de Carlos Mario

 

Cuando la noche del domingo 29 de abril el alcalde de Armenia Carlos Mario Álvarez Morales fue capturado en el peaje entre Armenia y Pereira, el proceso denominado como “Díez por ciento” por el mismo Fiscal General de la Nación Nestor Humberto Martínez dio un giro. El burgomaestre, en principio se había convertido en uno de los testigos claves de esa investigación, incluso hizo rueda de prensa y varias reuniones en donde juró su inocencia y se comprometió con la verdad.

LEA TAMBIÉN: Carlos Mario: testigo estrella de la Fiscalía

Pero entre cielo y tierra no hay nada oculto. Aunque nadie se atrevía a afirmarlo, todos en el medio político de Armenia sabían que las cosas no se iban a quedar así, con la captura de la ex alcaldesa Luz Piedad Valencia Franco, su esposo y varios de sus colaboradores, todos implicados en el mayor escándalo de la historia del Quindío: el presunto desfalco a los dineros de valorización, que fueron a parar, según la fiscalía, a los bolsillos de privados y para campañas políticas. Se esperaban obvias delaciones de los antiguos aliados políticos del mandatario. Y así fue.

Han pasado cerca de ocho semanas desde ese día (29 de abril) y las cosas hoy también se definirán, en parte, judicialmente para el mandatario local y en mucho para el futuro administrativo de la ciudad. A las 2 de la tarde, el juzgado tercero con función de garantías de Armenia decidirá si concede o no la apelación a la medida de aseguramiento decretada por el juez Fredy Mondragón el pasado 7 de mayo, y solicitada por la defensa liderada por Iván Cancino.

LEA TAMBIÉN: DETENIDO. “Carlos Mario le vendió el alma al diablo”: juez concede medida de aseguramiento con detención carcelaria

La decisión de esta tarde tendrá consecuencias de todo orden.

Por un lado, si el juez revoca la medida de aseguramiento, Carlos Mario podrá regresar a su casa y muy posiblemente a su despacho como alcalde, así lo define la ley. Seguramente seguirá vinculado penalmente al proceso. Los delitos que se le imputaron son lavado de activos, peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos y concierto para delinquir.

La obvia derivación política es que las sonadas ternas serán engavetadas, hasta nueva orden. Muchos se quedarán viendo un chispero.

Varios caminos

Sin embargo, si al alcalde le confirman la medida hoy, seguirá detenido en establecimiento carcelario y eso desencadenará una serie de eventos administrativos y políticos:

  • Podría ser suspendido del cargo por el gobernador del Quindío.
  • Podrá renunciar a su cargo de alcalde de Armenia.
  • Si el gobernador acepta la renuncia antes del 30 de junio, habrá elecciones atípicas. Se estableció que el efecto de la dimisión depende de la fecha en la que se acepte y no de su radicación en sí.
  • Si es suspendido, pero no renuncia, a partir del 1 de julio, el Partido Liberal Colombiano desde la propia capital del país podrá enviar la terna para que el gobernador elija uno de esos nombres que termine el periodo hasta el 31 de diciembre de 2018. La carta será firmada por el presidente del partido y por el secretario general a nivel nacional, el resto es especulación.
  • Lo más seguro es que si la suspensión se da en los próximos días, el gobernador nombre a uno de sus secretarios, hasta que decida cuál es el elegido dentro de la terna para que termine el periodo constitucional, o en su defecto, si dentro del proceso Carlos Mario Álvarez es declarado inocente.

Otra de las consecuencias políticas es que comenzará el rifi-rafe y los pulsos políticos locales para la conformación de la terna. Lo cierto es que, así le disguste a muchos, los tres nombres que se incluyan deberán tener ascendencia liberal, porque así lo estipula la ley.

Se conoció que en caso que se dé la posibilidad de la terna, la misma vendría de Bogotá con un giño.

LEA TAMBIÉN:

 

Hoy, tarde decisiva para el futuro de Armenia y de Carlos Mario

NOTAS DE FONDO |