Gran pesimismo de los ciudadanos: Armenia Cómo Vamos

El 67% piensa que la ciudad va por muy mal camino

La encuesta virtual #MiVozMiCiudad del programa, Como Vamos midió la percepción ciudadana de 60.000 habitantes sobre su calidad de vida durante la cuarentena, en los 34 municipios del país.

En Armenia, la encuesta se le realizó a 2.525 habitantes, mayores de 18 años y pertenecientes a todos los niveles socioeconómicos.

Los resultados del informe interpretaron la percepción ciudadana frente aspectos: económicos, de salud, espacio público y ambiente, educación, movilidad urbana, servicios públicos, seguridad, justicia, participación ciudadana, corresponsabilidad y gestión pública.

Para el caso de la capital quindiana, la situación es muy preocupante. De los ciudadanos encuestados, el 67% señalaron que la ciudad va por muy mal camino, y solo el 13.6% expresaron lo contrario.

Armenia y Cúcuta son las ciudades donde más ronda el pesimismo, mientras que Montería, es la única ciudad donde más del 50% de la población consideró que las cosas van por buen camino.


Situación económica y pobreza.

Según los resultados arrojados, en la encuesta local, más del 60% de los armenios se consideran pobres, solo el 30.9% piensan lo contrario.

Igualmente, el 46.8% afirmaron que sus ingresos actuales no alcanzan para cubrir los gastos fijos del hogar, y solamente un 11.5% de la población encuestada sostuvo que sus ingresos cubren más que los gastos fijos que obtienen cada mes.

A eso se le suma que el 68 % de los ciudadanos de armenia perdieron el empleo debido a la pandemia y el confinamiento.

Pero el panorama a nivel nacional no mejora, toda vez que este fenómeno de pobreza subjetiva se presenta en varios municipios del país. Pereira y Bogotá son las ciudades donde sus habitantes se consideran menos pobres.

Salud

Los habitantes de la ciudad de Armenia, sienten insatisfacción, frente a la prestación de servicios de salud, y se refleja en los resultados, donde solo el 25.4% de los encuestados aseguraron sentirse satisfechos.
En cuanto a la salud mental, de los habitantes de la capital quindiana, el 36.4% dijeron sentirse peor, que antes de la cuarentena, y el 32.9% mejor.

En la investigación, se evidenció, que la salud mental de los jóvenes, en el rango de los 18 a los 25 años, se encuentra más deteriorada que la de los adultos mayores de 56 años.


Espacios públicos

La encuesta refleja que en la ciudadanía de Armenia, tampoco se sienten satisfechos con este aspecto, el 67.7% están insatisfechos con la calidad de los parques y zonas verdes, solo el 11.9% se sienten conformes.

Educación

En cuanto a la educación virtual que están recibiendo los niños y adolescentes, el 43.3% de los hogares dijeron sentirse insatisfechos, frente a un 25.1% que sienten lo contrario. En el contexto nacional predomina la inconformidad.


Movilidad urbana

Antes de la cuarentena, los habitantes se movilizaban así: a pie, 9.5%; bicicleta, 6%; bus, 27.7%, carro particular, 16%9; moto, 20.3% y el 4.9% en taxi.

Tras el confinamiento, los que se desplazaban a pie subieron a un 13.2 %; en bicicleta se incrementó a un 10.4%; en carro particular incrementó a un 18.4%. Los motociclistas se mantuvieron en el mismo rango.

“Los efectos de la pandemia pueden ser una oportunidad para impulsar la movilidad sostenible”

Servicios públicos y Justicia

Frente a la percepción que tienen los habitantes de Armenia, sobre los servicios públicos, se pudo evidenciar, en modo general, que se sienten satisfechos.

El servicio de energía fue la de mayor favorabilidad con el 66.6% de satisfacción, frente al servicio de internet que tuvo el nivel más bajo con el 44% de satisfacción. Sin embargo, el descontento de los habitantes aumentó en cuarentena.

Así mismo, el 43% de los encuestados expresaron haber tenido conflictos relacionados con la prestación de servicios públicos.

A nivel general, los aspectos que generó más conflicto entre los colombianos fueron: servicios públicos en un 46.3%, deudas con un 40.9% y prestación de servicios de salud, 40.7%.

Seguridad

Durante la cuarentena, el 46.1% de los encuestados se sintieron seguros en sus barrios, mientras que el 31.5% inseguros.
Por otra parte, el informe evidenció que el 10% de los ciudadanos de Armenia han recibido algún tipo de maltrato al interior de sus hogares, en cuarentena.

Las ciudades donde mayor percepción de seguridad se evidenció, fueron Manizales y Pereira. Quibdó, Bogotá y Cúcuta son las ciudades donde hay mayor sensación de inseguridad.

Participación ciudadana y corresponsabilidad

En este aspecto se quería medir la percepción que tenían los ciudadanos sobre el comportamiento de los otros, frente a las medidas que se tomaron para evitar la propagación del COVID-19.

El 66.1% de los encuestados respondieron que los ciudadanos se comportaron muy mal en los meses de confinamiento obligatorio.

Respecto a las medidas de bioseguridad, la percepción no cambia, pues el 73% consideró que las personas no acataron el distanciamiento social ni en las calles ni en los medios de transporte. Así mismo, el 59% de la población encuestada manifestó que entre las personas no hubo buen uso del tapabocas.

Finalmente, un 52.3% de los encuestados, estarían de acuerdo con entrar en un nuevo período de cuarentena estricta.

A nivel general, los colombianos percibieron comportamientos negativos frente a las medidas de bioseguridad tomadas por las personas.

Gestión pública

En este aspecto, se reveló el descontento de la ciudadanía de Armenia frente a la gestión pública que se ha desarrolló desde la alcaldía, el concejo y las autoridades locales para enfrentar la pandemia.

El 63,3% de los encuestados dijeron estar muy insatisfechos en la forma como la alcaldía atendió la emergencia del Coronavirus. Sólo el 15,8% se sintieron satisfechos.

Igualmente, el 62,8% sintió que la corrupción escaló.

Conclusión

El alcalde José Manuel Ríos se mostró muy preocupado, por el sentir de los ciudadanos, por el pesimismo y el inconformismo, que se evidenció en la mayoría de los habitantes.

Las circunstancias de este año no han sido fáciles, primero la pandemia, después la destitución por parte de la procuraduría, al mandatario Ríos Morales, a eso se le suma que la ciudad no tenía plan de desarrollo vigente, siendo la única ciudad del país, que para el mes de septiembre, seguían sin una hoja de ruta.

Ante esto, el alcalde manifestó: “sin plan de desarrollo es muy duro adelantar cualquier tipo de proceso, pero reitero, esto ya arrancó, ya puedo sancionar la hoja de ruta que me permitirá sacar adelante muchos proyectos, y así re direccionar la ciudad. En Diciembre mostraré las gestiones que se han desarrollado y esto permitirá que la percepción negativa vaya cambiando”

Gran pesimismo de los ciudadanos: Armenia Cómo Vamos

INFORME ESPECIAL, Uncategorized |