Gobernador, le habla “este man”.

Por: Juan Diego Lozano Jaramillo. 

Muchas personas me han escrito resistiéndose a creer que ese mensaje con esos términos proviniera del primer mandatario del Quindío. Tengo en mi chat la evidencia y creo que él replicó un mensaje de un subalterno, y en esos términos me lo envió, es decir, que el gobernador avaló ese texto sin cambiarle una coma.

Es una respuesta carente de protocolo para la dignidad de ese cargo. No es responderle a un periodista, es hacerlo con un ciudadano que represente el clamor de muchos quienes habitan en esta región y merecen que sus autoridades respondan a las denuncias e inquietudes que se hacen de manera respetuosa y no diciéndole a uno, “este man está fuera de foco”.

Me parece que es arrogante la forma en que el mandatario se dirige a este servidor y en su misiva evidencia el desconocimiento de las normas y la constitución política de Colombia, pues él es la primera autoridad de policía y él es el responsable de dictar acciones, de determinar estrategias y apretar a los comandantes de policía y ejército para que cumplan con sus labores. No soy tan ignorante señor gobernador como para pensar que usted debe salir con un bolillo a las calles.

Dice usted que el mismo día de la denuncia estaba inaugurando un punto del GAULA en Mercar, pero no contó que eso es producto del esfuerzo de los comerciantes, quienes desde hace mucho tiempo vienen trabajando unidos, y no puede ahora usted salir a atribuirse ese logro como gestión del gobierno departamental.

En mi página de Facebook hasta el momento en que grabé este comentario iban 109 mensajes de reacciones ciudadanas rechazando esa respuesta del mandatario y los términos en que lo hizo, además validando todos, que el tema de inseguridad es complejo en Armenia. Solo hay una persona que lo defiende, una servidora de la gobernación que seguramente está ad-portas de renovarle su contrato y debe ser integrante del comité de aplausos y tapete rojo.

Señor gobernador, responder a una realidad como la que sucede en la región con las estadísticas de criminalidad es un sofisma de distracción porque está claro que la gente no está denunciando, la gente pierde la credibilidad en las instituciones porque no pasa nada o tardan mucho para recibir una inquietud de alguien afectado por la inseguridad.

Las estadísticas no significan que el delito no exista y la percepción de inseguridad es muy alta, así es que lo invito a que lea los comentarios, salga con su amigo el alcalde – el bendecido por su señoría – recorran las calles, y confirmen que la ciudad se nos está desmoronando. No se muevan tanto en carros con vidrios polarizados que los está afectando frente a la percepción de lo que sucede en Armenia. Ustedes los dirigentes se refieren a una región de ensueño; a veces pienso que en el Quindío hay un metro subterráneo por el cual se movilizan los gobernantes que no ven lo que nosotros los de a pie percibimos tanto.

Señor Gobernador, es un clamor ciudadano, no es un capricho ni una acción sospechosa como usted me lo dijo por el chat; le exijo respeto que yo actúo interpretando el sentir ciudadano, hablando con la gente, escuchándola y ejerciendo periodismo de control social y eso les duele a todos quienes la soberbia del poder los tiene levitando y enceguecidos por tanto incienso de quienes le rodean.

Si usted amigo ciudadano está de acuerdo con esta reflexión, por favor compártala con sus contactos.

Nosotros seguiremos adelante haciendo periodismo ciudadano, del lado de la gente, interpretando la realidad y buscando soluciones, porque muchas veces han querido apagar un micrófono, pero no han logrado apagar una voz.

Gobernador, le habla “este man”.

DIGA LO QUE QUIERA |