“Ganosas”… por qué tanta  insistencia: artillería pesada

 

  • Se cocina una marcha o protesta frente a la gobernación del Quindío para seguir presionando. No se puede pretender decidir ni gobernar desde la cárcel. Nace movimiento tácito, “Tocontcur”: todos contra el cura

Es increíble, sorprendente y asombroso… Uno podría pensar que ante semejante problema en que anda metido el alcalde de Armenia, el dolor de un escándalo, la familia devastada, las miradas acusadoras en público, la reputación de la administración municipal por el suelo y toda la clase política del Quindío en entredicho, a nadie se le ocurriría aspirar a seguir gobernando, si un miembro del mismo equipo está capturado enfrentando décadas de prisión, si es declarado culpable.

¡Pero NO. El caso de la capital quindiana es sui géneris, increíble y singular!

Lo único evidente es que Carlos Mario Álvarez Morales, un hombre que dicen sus allegados y simpatizantes es bueno, transparente, noble y que se dejó engañar, además de engatusar de unos facinerosos, unos delincuentes, unos corruptos, está en la cárcel, mientras sus socios políticos y familiares íntimos piensan más, al parecer, en su remplazo que en sacar adelante su proceso penal o recuperar su libertad. ¿Raro o no?

Cualquier esposa normal estaría desesperada, abatida, descorazonada, desmoralizada y asqueada con la política… ¡Pero nada eso ocurre aquí!

Cuando la señora del alcalde leyó en forma emotiva la carta de renuncia del mandatario ante los medios el jueves pasado, caída la noche, a la salida del edificio de la Gobernación del Quindío, en un principio se vendió como un “acto de amor por Armenia”, pero infortunadamente ese sainete sufre paulatinamente de una metamorfosis difícil de ocultar, progresivamente. ¡imposible!

La “Dra” como le dicen con respeto reverencial en el CAM, que siempre negó ser quien era la que realmente mandaba en el despacho de esa edificación oficial, poco a poco va desvelando su verdadera identidad y ansias de poder, incluso mientras su marido yace en una celda para “servidores públicos” en la cárcel de La 40 de Pereira.

Las horas sucesivas a la lectura de la dimisión del mandatario así lo demuestran: ella es la que manda. ¡El poder detrás del poder!

No es coincidencia que colaboradores actuales, ex funcionarios, contratistas y abiertos simpatizantes de la “Dra” hayan comenzado con una agresiva campaña de ataque y presión más que indebida para que se acepte la renuncia con fecha del mismo 28 de junio, en la que fue radicada.

Si no hubiese un real interés de seguir en el poder, la fecha no importaría. Es decir, quieren volver a lograr en las urnas, en forma atípica, con la maquinaria estatal, lo que no pudieron hacer con la estrategia política en el Partido Liberal en Bogotá.

Otro sería el cantar si hubiesen logrado que la terna fuera de sus “afectos”. No habría renuncia y hoy 1 de julio, el padre gobernador, simplemente se remitiría a recibir en los próximos días la terna, analizarla y nombrar al sucesor de Álvarez hasta el 31 de diciembre de 2019. Obvio, un “amigo de la causa”.

Todo demuestra que ni si quiera Carlos Mario, con toda su “inteligencia compartida” y presunta intención de construir “la ciudad que queremos”, pensó en su propia reputación. La estrategia de defensa era luchar hasta el final y nunca renunciar. ¿Si es tan buen muchacho, por qué no renunció cuando fue capturado, al menos hace un mes o en extremo, el día que el juez de segunda instancia confirmó su medida de aseguramiento?

Lo que le contaron a LOS JUANES es que el mismo jueves (día de la renuncia) en la propia Dirección Nacional Liberal les dijeron que la terna propuesta por el congresista Luciano Grisales no tenía viabilidad política, lo que obligó al Plan B: una medida desesperada.

Y ante semejante maremágnum de tire y afloje, el Gobernador en la mitad.

Le han dicho de todo. Incluso, ya está rodando por redes sociales que se se cocina una marcha o protesta frente a la gobernación del Quindío para seguir presionando. Divide y reinarás, cobra más vigencia que nunca en Armenia.

¿Ganas o voracidad?

Es más que innegable que todos tienen sus intereses: Los de Luz Patricia Loaiza Cruz y Mayden Rocio Rojas (recién renunciada del Partido Liberal), más que incuestionables. Los de Luz Piedad Valencia Franco y asociados quieren lo suyo también. Se sienten con el derecho que les fue “arrebatado”, pero sus intenciones tampoco son non sanctas. La crisis del liberalismo quindiano es tan grave y profunda que diversos analistas aseguran que desde la cárcel se pretende dar instrucciones y seguir gobernando, no solamente desde Pereira, sino desde Villa Cristina y San Bernardo.

Se filtró también, que si hay elecciones atípicas, ambas “esposas” serán las que decidan el candidato, y ni de fundas será del Partido Liberal, “uno cívico”, sin mancha ni tacha.  Son las mayores impulsoras de que la ya famosa renuncia se acepte y se convoquen, en consecuencia, elecciones atípicas. ¿Será que a alguien realmente decente se le mide a esas madrinas, con la correspondiente bendición del senador electo Julián Bedoya?

Pero la “Artillería Pesada”, no viene solamente del CAM, en este torbellino de emociones hay nuevos jugadores. La carta política de la renuncia del alcalde a última hora, tuvo el enorme efecto de unir hasta la oposición.

Los anteriores enemigos políticos de Luz Piedad, del mismo Carlos Mario y hasta del cura, han enfilado baterías para presionar que se acepte la renuncia con fecha antes del sábado 30 de junio. Todos quieren participar en ese río revuelto. Finalmente la terna que se elija, no les conviene. ¡Cuestión de razonamiento matemático de tercer grado de primaria”.

Y lo que “suena” al parecer, como una noble posición para que sean los armenios los que en su legítimo derecho y prístino convencimiento, puedan elegir en las urnas a un mandatario que interprete el cabal cumplimiento del querer ciudadano, en estos momentos de dolor e incertidumbre, y que borre de un plumazo todas las equivocaciones de sus sucesores, se está convirtiendo en una tragi-comedida que no tiene buen pronóstico, sea cual sea su resultado.

Mientras tanto, con tirios y troyanos unidos, por una misma causa, nace un movimiento tácito, “Tocontcur”: todos contra el cura…

Vaya, vaya…

 

 

 

“Ganosas”… por qué tanta insistencia: artillería pesada

DIGA LO QUE QUIERA |