Foro Cafetero planteó soluciones para crisis del sector

 

El panorama sigue siendo el mismo, los costos de producción del café son cada vez más altos, mientras el precio del grano se mantiene “congelado” durante los últimos 20 años generando un desajuste entre el costo y la oportunidad, para los caficultores del departamento del Quindío.

El Quindío se vende como una zona turística cafetera, expone con orgullo ser un Patrimonio Cultural Cafetero y se ufana de tener en sus tierras el café gourmet más exquisito del país, pero al igual que con los deportistas, son logros que han construido los caficultores y productores de manera penosamente solitaria.

“El Quindío demanda un liderazgo político. Los caficultores se sienten solos. Los cultivadores no le ven un futuro cercano y de largo plazo a la economía regional. Es necesario que se tome la decisión histórica de establecer si el departamento va a ser agrícola (cafetero, aguacatero) o turístico. Resolver estos problemas que hoy padece la caficultura, será un gran paso para que de nuevo florezca nuestra actividad y con ello el reavivamiento de una economía regional que también necesita la atención del gobierno nacional”, puntualizaron los asistentes.

El Foro Cafetero sirvió como escenario para que la Federación y la Corporación atendieran las quejas de quienes, aún, insisten en dedicar sus vidas al cultivo del café, pese a no tener mayores ganancias. Aunque el café tenga una gran oferta, el precio que pagan por el grano es mínimo en comparación al costo que tiene una taza de café en Starbucks.

Esto no es nuevo, ya lo había anunciado el Dr. Gabriel Silva Luján, Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia en el año 2005, en su discurso en la II Conferencia Mundial Cafetera en Salvador de Bahía – Brasil: “Los caficultores están siendo castigados por las políticas fiscales y monetarias de Estados Unidos y Europa. Las tendencias macroeconómicas globales nos están golpeando con un impacto doblemente negativo: precio internacional debilitado y menores ingresos en moneda local”.

Al parecer, 14 años después las cosas no han cambiado, porque los caficultores y productores de café siguen teniendo una nula influencia en la decisión del precio del grano. Por esta razón entre las soluciones planteadas en el Foro Cafetero realizada en la Asamblea Departamental se encuentra la búsqueda de una mayor participación que permita la sostenibilidad en la recuperación del precio internacional del café.

Por un lado, los caficultores piden soluciones viables por parte del Gobierno, para liderar la constitución de una organización internacional de países productores de café que puedan enfrentar la decisión ante las pocas compañías trasnacionales que definen el precio en dólares del grano, en donde, también puedan exigir como organización una cuota mayor de participación para los productores.

De esta manera, la estabilidad del precio implicaría a su vez la supervivencia del negocio del cultivo del café en el departamento. Aspecto que sería solo posible con la gestión de políticas públicas departamentales para enfrentar la crisis, a partir de la articulación de trabajo con los gremios económicos que han servido para que departamentos como Cauca, Huila y Nariño hayan podido lograr casos exitosos en caficultura.

En pocas palabras, se habla nuevamente de trabajar en equipo y definir si es más importante vender al departamento como un municipio cafetero o realmente serlo por medio de una producción cafetera.

Foro Cafetero planteó soluciones para crisis del sector

AL DÍA |