Exorcismo en la CRQ.

Los Juanes-Armenia

Desde hace varios años se ha venido debatiendo en la región alrededor de la politización de la Corporación Autónoma Regional del Quindío CRQ y la manera en que algunos grupos tradicionales de la política local han logrado permear todos los procesos.   La elección de Sandra Gómez como directora de este organismo fue el mejor ejemplo sobre la manera en que las fuerzas políticas de la región logran incidir en un nombramiento. “Eso es así en todo lado, los políticos se empiezan a repartir muchas entidades de acuerdo con la realidad que se presenta en cada región”, dijo a Los Juanes el abogado y observador político Mauricio Gómez. “Lo grave es la intención con la que llegan algunos políticos a esas entidades, porque el hecho de reclamar el dominio como tal para algunas entidades no es malo, lo delicado es cuando se procede para motivar la corrupción”, anotó.

Cuando el río suena.

Las organizaciones ambientalistas que no son de bolsillo, ni se han constituido para ganarse contratos con este tipo de entidades han denunciado de tiempo atrás supuestas irregularidades en varios procedimientos que se ejecutan por parte de esta entidad. De hecho, se advierte sobre la constitución de organizaciones ambientales que no cuentan con experiencia y que se organizaron casualmente cuando la señora Sandra Gómez llegó a regir los destinos de la CRQ y se han visto beneficiadas con convenios en diferentes áreas.

Igualmente son muchas las quejas por la actitud hostil de algunos funcionarios de la entidad que llegan a “inspeccionar” una obra y se encargan de poner cualquier cantidad de trabas. Para una fuente que pidió reserva de su nombre, “no hay duda de que, algunos funcionarios de la CRQ presionan para que las personas ofrezcan dinero y poder avanzar con los permisos respectivos”. Es un secreto a voces pero nada está confirmado con pruebas concretas.

Propuestas del Consejo Directivo.

En el interior del Consejo Directivo de la CRQ pasa algo raro. Se percibe en el ambiente una empatía de varios de sus miembros con el director, dejando a un lado el papel de consejero y convirtiéndose en amigos incondicionales para apoyar todo lo que se ejecute. Los Juanes tuvimos conocimiento de un fuerte enfrentamiento que se presentó en la reunión del pasado viernes, donde los voceros de los gremios empezaron a hacer requerimientos sobre varios temas relacionados con la contratación. La situación fue bastante tensa y ya se evidencia una división en el interior de ese organismo.

Hay dos proyectos sobre la mesa que son fundamentales para la entidad y determinar si el nuevo director de la CRQ en realidad quiere cambiar las cosas:

Uno que busca la implementación de la urna de cristal para toda la contratación y otro que formaliza todo lo relacionado con convenios interadministrativos. En estos dos aspectos se han presentado muchas quejas alrededor de los procedimientos que se han adelantado en los últimos años y que muy posiblemente se han prestado para favorecer a terceros.

Una fuente en el interior de la CRQ nos dijo que esas dos propuestas no cayeron muy bien entre el director y algunos miembros del Consejo Directivo porque seguramente afecta a esa sociedad de beneficio y elogio mutuo. Nosotros desde Los Juanes vamos a hacer el ejercicio de preguntarles a uno por uno de los miembros de ese organismo, que piensan de las dos iniciativas que buscan sanear procesos. “Rechazar estos mecanismos es algo que uno se resiste a creer, más aún cuando se está pidiendo a gritos por parte de la opinión pública que se acabe con tanta politiquería”, aseguró el analista Mauricio Gómez.

El panorama es claro y se puede determinar que en la CRQ hay cosas que no se quieren contar y otras que, – al parecer – se quieren tapar. Dentro de las investigaciones que estamos adelantando está la forma extraña en que uno de los miembros del Consejo Directivo de la CRQ ha ascendido económicamente de manera muy evidente en los últimos años, siendo el vocero de organizaciones minoritarias que se caracterizan precisamente por la falencia de recursos. Dicen varios de nuestros informantes, que no es gratuita la decisión de algunas personas que han llegado allí y que, en muchos desayunos de trabajo de la CRQ, abunda la mermelada.

También estamos aclarando un caso en particular sobre una sanción al propietario de un predio rural entre Montenegro y Quimbaya, proceso que estaba ya listo para hacerse efectivo, pero de un momento a otro se habría archivado como por arte de magia, o más bien la presión de entes con mucho poder. Igualmente hay muchas quejas de empresarios que no han podido avanzar con proyectos de inversión, porque a algunos funcionarios de la entidad que llegan a ver las obras sobre el terreno solo se les ofrece jugo para el calor y nada más.

Las fuerzas están divididas entre quienes quieren cambiar las cosas, que se implementen procesos que garanticen la transparencia administrativa en la CRQ y quienes no ven eso como algo prioritario. El nuevo director ya está en la mira y esta semana deberá aclarar el criterio mediante el cual contrató a varias personas que al parecer venían con el guiño de un exdirector de la entidad. “No queremos que nos den una puñalada por la espalda y que todo sea de frente y de manera clara”, indicó uno de los miembros del Consejo Directivo de la CRQ.

Exorcismo en la CRQ.

AL DÍA |