EXCLUSIVO: La de “Nené”, una vida  dedicada al crimen: esta es su historia

 

Cien homicidios no se le endilgan a cualquiera. Esa es la cifra que manejan las autoridades como presunta autoría intelectual o material, en cabeza de Jhonatan Andrés Zuluaga Celemín, conocido con el alias de ‘Nené’ o ‘Snoopy’ y de su estructura delincuencial. El hombre tiene dos condenas pendientes por pagar en la cárcel: una por homicidio y otra por porte ilegal de armas. Recientemente fue capturado en España y será extraditado a Colombia en las próximas semanas. Esta es su historia.

Había huido al país ibérico con documentos falsos. Se hacía pasar por un ciudadano venezolano, pero su suerte cambió el pasado 11 de marzo para el que la Fiscalía General de la Nación, es el líder de la banda denominada como “La Oficina de Armenia”, una de las más peligrosas estructuras criminales con sede en la capital quindiana, que tiene a su haber innumerables violaciones a la ley, según diversas fuentes consultadas por LOS JUANES, no solamente en Colombia sino en Europa.

La captura tuvo lugar en Leganés, una ciudad que forma parte de la Comunidad de Madrid. Se encuentra dentro del área metropolitana de Madrid y está situada a once kilómetros al sudoeste de la capital española.

Gersey Hárrison Jiménez Pérez, alias ‘Carbonero’

En ese mismo país el año pasado fue arrestado su amigo, Gersey Hárrison Jiménez Pérez, conocido como ‘Carbonero’, señalado por la Fiscalía General de la Nación como el socio y también líder del grupo al margen de la ley.

Los dos hombres son procesados por múltiples crímenes: homicidios; concierto para delinquir con fines de narcotráfico;  tráfico, porte y fabricación de armas de fuego o municiones; uso de menores para la comisión de delitos, y destinación ilícita de bienes e inmuebles, entre otros.

‘Carbonero’ está libre por vencimiento de términos y se presenta periódicamente ante el Juzgado Único Especializado del Circuito de Armenia, despacho que atenderá el caso de su compañero de “pilatunas”.

“Nené”, copió a “Ballena”

La trayectoria de alias “Nené”, no es ni mucho menos de poca monta. El prontuario de este hombre es de los más amplios y tenebrosos en la historia del Quindío, indican los reportes de inteligencia en manos del CTI.

Los informantes de este portal indicaron que el proceder delictivo de Nené comenzó, según ellos, hace unos 18 años, como sicario para un grupo paramilitar con algún tipo de influencia en el Quindío.

Jhonatan Andrés Zuluaga Celemín, según la Policía Nacional, cumplió tareas como asesino a sueldo en 2001 en un reducto que aún sobrevivía del cártel de Cali y Norte del Valle en el Quindío (seis años antes sus dos máximos cabecillas: Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, fueron capturados y extraditados a los EEUU).

A sus 16 años de edad y después de haber crecido en el barrio Popular de Armenia, según versiones de personas que lo conocen, ya pertenecía al grupo delincuencial donde, según la policía, se desempeñaba como “gatillero”, así también se le denomina a los sicarios en el mundo del hampa.

Pasaron los años. En la medida que los jefes de las bandas en las que militaba Zuluaga Celemín iban siendo dados de baja por la “competencia”, la Policía o encarcelados, en 2010, tras ser desarticulada la banda de alias “Ballena”, la Fiscalía tiene suficiente información que apunta a que “Nené” y “Carbonero”, habrían fundado “La Oficina”, la que entró a suceder al grupo de  Óscar Eduardo Castro Rivera, “Ballena” (el hombre más buscado del Quindío, en su momento), confeso líder de una temida organización delincuencial que durante varios años sembró el terror en Armenia y otras localidades quindianas, al igual que en algunos municipios del Valle del Cauca, principalmente Tuluá. Fue condenado a 30 años de prisión, por sus vínculos con al menos 45 homicidios.

Óscar Eduardo Castro Rivera, más conocido como “Ballena”

Según las investigaciones de la Fiscalía “Ballena” se desempeñaba para el grupo paramilitar Los Rastrojos, a través de su banda delincuencial en la capital quindiana. Pero una vez fuera del panorama y destruido su grupo, “Nené” adquirió el modus operandi de Castro Rivera (nunca trabajó con “Ballena”, pero si lo copió), cuyo procedimiento funcionaba así: controlaban las “Ollas” de microtráfico, el negocio más rentable de todos los relacionados con estupefacientes, pero la diferencia era, que no solo extorsionaba a los jefes de esos sitios de distribución de droga, sino que también, a la postre, direccionaba el “negocio”, dictaba reglas e imponía la ley del más fuerte, de tal manera que si uno de los líderes expendedores era hallado vendiendo estupefacientes de otra persona, sencillamente era asesinado.

En España…

Tras ser capturado en 2012, pero dejado en libertad al parecer por quebrantos de salud, Zuluaga Celemín se trasladó a España, haciéndose pasar por otra persona.

Al continente europeo llegó con toda su “experticia” para hacer lo que mejor sabía: controlar a sangre y fuego el expendio de alcaloides al detal.

Allí, presumen las autoridades, recibía y controlaba el expendio de estupefacientes, sobre todo cocaína, en la Península Ibérica.

Las autoridades españolas tienen abiertos varios expedientes en contra de “Nené”, al que creen, entre otros crímenes, sería el autor de varios homicidios, como el de un hombre de nacionalidad colombiana de 41 años, asesinado en una peluquería en 2015 en Madrid.

Las autoridades europeas no descartan la posibilidad de que fuera el autor intelectual de varios asesinatos más por venganza o contrato, pero también sospechan que podría haber sido la cabeza de la distribución de alucinógenos no solamente en España, sino también en el sur de Europa.

En Colombia, se le señala de ser culpable de por lo menos 100 homicidios, entre ellos habría ordenado el asesinado de su exsuegra Sindy Tatiana Gómez Valencia, ultimada el año pasado en Pereira.

Pero todo esto, al parecer, llegó a su fin.

La Dirección de Investigación Criminal –Dijín- e Interpol, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación y el Cuerpo Nacional de Policía de España, le siguió los pasos a Zuluaga  Celemín, hasta que lo encontró. Contra él cursaban circulares rojas y había dos órdenes de captura por parte de Interpol, y otra más expedida por la Fiscalía colombiana y aprobada por el Juzgado Tercero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de la Armenia.

“En Colombia tiene dos condenas: una por 25 y otra por siete años de prisión, por los delitos de homicidio agravado, porte ilegal de armas y concierto para delinquir”, expresó un alto mando de la Policía Nacional.

El actuar delincuencial de Jhonatan Andrés Zuluaga Celemín, no solamente se centraba en el área metropolitana de Madrid y sus ciudades vecinas, sino también, según la Interpol, en Zaragoza, Andalucía y las Islas Baleares, compuesta por Mallorca, Ibiza, Menorca, Cabrera y Formentera, ubicadas en el Mar Mediterráneo español.

Simultáneamente en Colombia, también fueron capturadas otras 30 personas de la estructura criminal de “Nené”, quien manejaba y ordenaba desde Europa. Operaba en varios municipios del norte del Valle, al igual que en Tuluá, Medellín y Armenia.

LOS JUANES conoció que en un mes sería extraditado desde España a Colombia y recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, donde tendrá las audiencias de control de garantías ante un Juzgado Penal Municipal del país y será procesado por el Juzgado Único Especializado Penal del Circuito de Conocimiento de Armenia. Además comenzará a purgar en la capital del país en un pabellón de máxima seguridad sus condenas pendientes, debido a su alta peligrosidad.

EXCLUSIVO: La de “Nené”, una vida  dedicada al crimen: esta es su historia

INFORME ESPECIAL |