Estrategias “supra” legales… ¡Para defender a Carlos Mario!

Son varias las estrategias que están utilizando desde la administración municipal y desde los simpatizantes para “intentar” salvar al alcalde Carlos Mario Álvarez Morales de lo que viene jurídicamente para él. Un día después de elecciones, el 18 de junio próximo, está programada una audiencia para que el juez de segunda instancia decida la medida de aseguramiento en su contra.

Esa decisión de la judicatura tendrá varias consecuencias, no solamente penales para el burgomaestre, sino políticas para el Quindío, y desde luego administrativas para el municipio. Todo puede pasar, incluso que el alcalde regrese a su cargo, bien sea porque se desvirtúan las acusaciones o que siga vinculado al proceso en libertad. En ese caso último, la ley prevé que puede sentarse nuevamente en su escritorio. Es el estado, concretamente la Fiscalía, la que debe comprobar que efectivamente las imputaciones que hizo públicas semanas atrás son ciertas. Mientras tanto, el señor alcalde es inocente.

Lo otro, es que el juez confirme la medida de aseguramiento, el acalde seguiría detenido y tendrá que enfrentar un juicio, en el que las partes (Fiscalía y defensa) descubrirán, cada una sus pruebas. Se aclara, hasta que no se genere un fallo condenatorio Carlos Mario sigue siendo inocente.

Los mensajes que ruedan por las redes sociales son de solidaridad, apoyo, acompañamiento, cadenas de oración y fe en Dios. Todos comprensibles, en medio del drama familiar y humano en general. Una situación como la que enfrentan también los demás implicados en ese lío jurídico, con privación de la libertad, algo que no se le desea a nadie.

También se evidencian grabaciones, videos y “post” de redes sociales hablando de la rectitud, pulcritud y decencia del alcalde, y que es una víctima de mentes diabólicas, venenosas y malignas que lo engañaron.

Esos esfuerzos no tienen nada que ver con lo legal, lo jurídico es una tarea de los abogados defensores liderados por Iván Cancino, uno de los más connotados juristas colombianos, y también de los más costosos.

Varias fuentes confirman que desde la propia Oficina de Prensa de la administración se lideran esos movimientos de solidaridad, que se reflejan en varios despliegues mediáticos para destacar la gestión de Álvarez Morales. Entendible.

No obstante, tres casos de la última semana ponen a pensar a los observadores políticos del Quindío, quienes insistentemente escriben a LOS JUANES. Expresan sus preocupaciones de lo que se intenta o se quiere lograr con esa estrategia, la que denominan de “victimización”, dijo uno de los analistas que pidió el anonimato.

El 29 de mayo de 2018 la nota incluida en el Boletín Institucional de la administración titulada “En 2016, Armenia se salvó de la quiebra”, no solamente llama la atención el titular sino el contenido de la noticia oficial. “…Si algo llena de orgullo a la administración que lidera Carlos Mario Álvarez Morales es haberle salvado la primera categoría al municipio de Armenia… Después de haber recibido al municipio en una situación económica compleja se incentivó el recaudo entre los contribuyentes y se realizó un manejo eficiente del gasto”.

La pregunta lógica que se hacen los observadores es: todos saben que Carlos Mario Álvarez no hubiese podido ser alcalde de Armenia sin el apoyo político y electoral de la ex alcaldesa Luz Piedad Valencia Franco. Ella prácticamente lo impuso a la brava en el Partido Liberal. ¿Si el alcalde es tan transparente, por qué ese escenario financiero tan alarmante del municipio no se denunció, apenas recibió el cargo precisamente en 2016. Y solo dos años después (29 de mayo de 2018), en medio de semejante escándalo, se destaca la noticia?

El 2 de junio se publicó nuevamente en los reportes de la Oficina de Prensa que el Rotary Club, una organización de líderes internacional, con sede también en Colombia y desde luego en el Quindío, que defiende varias causas sociales, pero que tiene dentro de sus postulados la ética, le asignó una condecoración al “alcalde de Armenia”, como aparece en el trofeo. A todas luces respetable la decisión del ente privado.

La pregunta que se hacen los analistas es, ¿no era mejor esperar a que se resolviera el caso del alcalde en los estrados judiciales, guardar la condecoración y no publicarla en los medios oficiales de la administración, por prudencia y respeto a la ciudadanía, a las personas que se sienten indignadas por haber pagado la valorización, sin que vean que las obras prometidas avanzan como es debido, y que si la fiscalía dice la verdad, se habrían robado miles de millones de pesos, que se habrían utilizado para varias campañas políticas, entre ellas la del propio jefe del CAM?

Y el último, que aunque no tiene “aparentemente” nada que ver con la alcaldía es un video que rueda por Whatsapp y en los perfiles de algunos secretarios de despacho, en el que sí es evidente que se pretende ubicar al funcionario como una víctima de las circunstancias, como un hombre capaz, bueno, juicioso, trabajador, de buen corazón que se dejó embaucar. Incluso aparece un sacerdote, un empresario, empleados oficiales y otras personas defendiendo al mandatario. Video que también está siendo manipulado negativamente por los detractores del burgomaestre.

Lo cierto es que con el escándalo ya se ha hecho un daño evidente e irreparable para la administración, para la ciudad y para la propia reputación de Carlos Mario, situación que está siendo enfrentada por sus asesores, consejeros y amigos. ¿Bien o mal?

¡La opinión pública es la que tiene que calificar!

Estrategias “supra” legales… ¡Para defender a Carlos Mario!

POLÍTICA |