El  voto en blanco, protagonista en el Quindío

Luego de meses de campaña, en los que candidatos y seguidores trabajaron fuertemente posicionando sus imágenes, lluvia de denuncias, Leones y súper héroes en las calles, la población quindiana levantó de protesta ante los resultados de los actos corruptos que se han vivido en el departamento desde años atrás.

En el departamento del Quindío, la inconformidad que ha dejado cada uno de los actos vergonzosos y corruptos por parte de los antiguos mandatarios, actualmente destituidos, inhabilitados, prófugos de la justicia o presos, se vio reflejada en el alto porcentaje de personas que optaron por el voto en blanco. Para la gobernación fueron 49.058 votos, mientras que en Armenia fueron 26.289 sufragios, ocupando un segundo lugar después del alcalde electo. Esta manifestación de las personas por no sentirse identificado con ninguno de los candidatos, abre la discusión: ¿la población no se siente representada o simplemente no se tomó la tarea de estudiar a los candidatos?

Diferentes expresiones de los usuarios a través de redes sociales manifestaron interés en llegar al porcentaje requerido para que el voto en blanco ganara y así repetir el proceso con nuevos candidatos, sin embargo, ¿de haber nuevos candidatos la gente estaría conforme? La cultura electoral del departamento se ha venido degradando y este año, aunque muchos quedaron inconformes con el triunfo de Roberto Jairo Jaramillo a la gobernación y José Manuel Ríos a la alcaldía de Armenia, se vio una división entre las opciones alternativas que tenían los dos principales cargos, quienes con alternativas y respaldos diferentes, no fueron suficiente para los quindianos. 

Para muchos observadores y académicos, el voto en blanco en el Quindío es una primera manifestación política de un sector que no se siente representado con los partidos tradicionales y podría convertirse en el primer peldaño para empezar a consolidar movimientos ciudadanos alternativos.

El  voto en blanco, protagonista en el Quindío

AL DÍA |