El “delgado muro” de la permanencia de  Calarcá: ocho sindicados fugados en un año

 

En octubre del año pasado cuatro procesados por diferentes presuntos delitos se escaparon de las instalaciones de detención conocidas como “La Permanencia de Calarcá” y ayer, otros cuatro se fugaron, sin que sus custodios se dieran cuenta.

Hasta ahora no se conoce un comunicado oficial por la Policía Quindío, institución encargada de vigilar a las personas que están privadas de la libertad en ese lugar, en donde según la ley, es de tránsito temporal mientras se les resuelve su situación jurídica.

No obstante, extra oficialmente se conoció que la Policía dará a conocer mañana una recompensa para que la ciudadanía aporte información que dé con el paradero de los prófugos. Fuentes indicaron que cualquier dato debe darse al 123, el cual contará con absoluta reserva.

Y es que dentro del marco de los 127 años de la Policía Nacional (4 de noviembre), se fugaron Juan David Jiménez Aricapa, Juan Carlos García, Emilio Ibargüen, y Emilio Ochoa.

Los nombres y fotos fueron debidamente confirmados a LOS JUANES por investigadores de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín Quindío.

También este portal conoció que los señalados por la Fiscalía Primera Especializada de la Unidad de Vida escaparon al romper una pared de las instalaciones.

La pregunta que se hacen los calarqueños es cómo destruyen un muro y ningún custodio se da cuenta. En otras palabras: ¿cómo lo hicieron, sin que nadie escuchara martillazos o que demolían la pared?

Es de resaltar que los fugitivos fueron afectados con medida de aseguramiento preventiva intramural en establecimiento carcelario al ser sindiciados de pertenecer a la banda criminal La Floresta de la Villa del Cacique, la cual tiene nexos con el grupo delincuencial La Cordillera de Risaralda, un peligroso reducto delincuencial que se formó, después de que los grupos paramilitares se entregaran hace algunos años.

La decisión de ponerlos tras las rejas fue dada por el Juzgado Primero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Calarcá en octubre último.

Informes de inteligencia indican que los sindicados, presuntamente, eran sicarios de las dos bandas y serían los responsables de varios asesinatos  en el departamento del Quindío.

Por lo anterior, la Fiscalía General de la Nación, FGN, los indició de homicidio agravado, tráfico, porte y fabricación de armas de fuego o municiones y concierto para delinquir agravado.

Abogados vinculado con el caso dijeron extraoficialmente que ahora, el peligro inminente, es para los testigos y exmilitantes del grupo delincuencial La Floresta quienes declararon en contra de los hoy fugados.

Los posibles criminales que se fugaron el año pasado; y los de hace 24 horas, no han sido recapturados por la Policía, por lo que la seguridad en ese centro de detención en Calarcá está realmente en entredicho.

El año pasado se fugaron del mismo sitio Juan Felipe Arbeláez Giraldo, había sido capturado por hurto calificado; Armando Venegas Gutiérrez, capturado por porte ilegal de armas; Jorge Iván Úsuga Giraldo, capturado por el delito de extorsión, y Alirio Morales Nopia, capturado por el delito de actos sexuales con menor de 14 años.

El “delgado muro” de la permanencia de Calarcá: ocho sindicados fugados en un año

GENERALES |