El agua se cotiza Wall Street y en el Quindío no se adquiere conciencia 

 

El agua, la base de la vida en la tierra, comenzó este lunes a cotizar en el mercado de futuros de materias primas debido a la escasez de este bien, cuyo precio fluctuará ahora como lo hacen el petróleo, el oro o el trigo, informó CME Group.

 El diputado ambientalista Luis Carlos Serna, llamó la atención sobre el futuro del preciado líquido en el Quindío, y considera que, lo sucedido en California, es una alerta que no está muy lejos de la realidad que se vive hoy en el departamento. “Aquí ya se le habían adelantado a Wall Street, pues ya se estaba ofertando no solo el uso del agua, sino el uso del suelo, donde se vende el territorio al mejor postor y nos quedan los pasivos ambientales, no es una realidad lejana ni se encuentra fuera del contexto, no faltara el avispado que diga que como somos tan ricos y tenemos una red hídrica amplia  e quieran vender fondos del agua, sin asumir las consecuencias negativas de esto” afirmó el diputado

 El agua como un bien común de dominio público. No obstante, es posible otorgar derechos de uso de esa agua a través de concesiones o licencias administrativas (ya sea para utilizarla o para realizar vertidos en ella). Lo que ha empezado a cotizar en Wall Street no es el agua en sí misma, sino los derechos de uso.

 En Colombia el agua se concesiona y eso priva el acceso a las poblaciones más vulnerables, vulnerando el derecho a la vida. “No me canso de repetir que en sector rural del Quindío tan promocionado turísticamente estamos con peores índices que el África, porque no tenemos ni siquiera servicios básicos en el sector rural, tenemos que hacer un alto y empezar a revisarnos, porque las condiciones no son las mejores» aseveró Serna Giraldo.

 Según el dirigente, la  privatización de cualquier servicio, especialmente el agua, presentaría instancias de inequidad muy marcadas especialmente a las poblaciones mas vulnerables del departamento”

 En términos de riqueza Colombia tiene el 72% de los páramos del mundo, para un inversionista es diferente porque lo vera como una oportunidad de negocio, sin importar las consecuencias que se tengan.

 En Colombia y en Quindío el agua se concesiona a las PCH,  por eso la pelea de  Génova, Pijao, Córdoba y  Calarcá para que no se establezcan estas centrales hidroeléctricas allí, porque lo que se concesiona es el uso del agua y eso priva del acceso de un elemento vital a las poblaciones que no pueden pagar sobre este derecho, que es en fin el derecho a  la vida.

El agua se cotiza Wall Street y en el Quindío no se adquiere conciencia 

GENERALES |