Desarticulada banda de drogas sintéticas en el Eje Cafetero

La Unidad Regional Antinarcóticos de la Fiscalía General de la Nación en el Eje Cafetero lideró la operación policial “Ares”, que permitió la captura de 13 personas mediante orden judicial, una en flagrancia y la imputación de cargos a tres más en establecimiento penitenciario y carcelario en todo el país, quienes serían presuntos integrantes de una organización delincuencial dedicada al tráfico de estupefacientes sintéticos en Quindío, Risaralda, Caldas, Antioquia, Sucre, Cundinamarca y Nariño.

“Gracias a arduas labores investigativas y al manejo de fuentes humanas, se pudo conocer sobre la existencia de una presunta organización delincuencial dedicada al tráfico de drogas ilícitas que operaba mediante la modalidad de encomienda a través de empresas de mensajería; así mismo por medio de vehículos de transporte público mediante la modalidad de ‘encaletamiento’, teniendo como cabecilla principal a una mujer apodada como “La Patrona”, quien era la encargada de financiar toda la actividad criminal de los integrantes de esta estructura, además de coordinar y liderar los envíos de medicamentos para la elaboración de las sustancias ilícitas hacia las zonas donde tenía incidencia la organización”, señaló el brigadier general de la Policía Freddy Alberto Tibaduiza, comandante de la Regional Tres de la Policía Nacional.

El alto oficial, responsable de la labor policial en los tres departamentos del eje cafetero, explicó el modus operandi de la presunta organización, liderada por alias ‘La Patrona’:

“Desde Ecuador eran ingresados medicamentos de uso exclusivo veterinario, utilizados para la elaboración de drogas sintéticas, intentando imitar el conocido 2CB (Tucibi) por medio de fórmulas rudimentarias.
Dichas sustancias hacían su tránsito ilegal hasta los municipios de Ipiales y Pasto en Nariño, donde se realizaba el acopio de los productos, y donde de forma estratégica y coordinada eran enviados a los departamentos de injerencia en Colombia”.

Indicó también que la materia prima que utilizaban para la elaboración de dicha sustancia, eran medicamentos controlados de uso intrahospitalario y exclusivo veterinario, como lo son Rivotril (Clonazepan), Ketamina, Oxicodona, Troypofol, Ephidrine, entre otros, “los cuales eran sometidos a un proceso rudimentario de cocción, y así obtener este tipo de sustancias, las cuales eran comercializadas en papeletas de color rosado totalmente selladas”, dijo el policía.

La investigación arrojó como resultado, según las autoridades, que las drogas sintéticas eran usadas por adolescentes y jóvenes en diferentes fiestas, además afectaban a las personas de estrato cuatro y cinco, toda vez que el medicamento puede costar entre $80 mil y $100 mil.

“Esta estructura estaba fortalecida financieramente producto de la comercialización de estas sustancias, llegando a alcanzar ganancias semanales aproximadas a los 60 millones de pesos, dinero que era invertido por estas personas en la compra de bienes muebles e inmuebles en diferentes partes del país con el fin de darle un carácter de legalidad (lavado de activos).
Así mismo se pudo conocer que sostenían alianzas criminales con integrantes del grupo delincuencial La Cordillera, con el fin de proveer la materia prima (medicamentos) para la elaboración de drogas sintéticas, que eran dosificadas por otros integrantes denominados ‘Cocineros'”, agregó Tibaduiza.

Tras los operativos se incautaron 40.500 pastas de Rivotril Clonazepam; 240 ampollas de Ketamina, una máquina empacadora al vacío; una pistola neumática; 12 celulares; un computador portátil y la suma de $5.000.000 en efectivo.

“Igualmente dentro del proceso investigativo fueron incautadas 3.820 pastillas de Rivotríl (Aeropuerto Internacional Matecaña), 3.000 pastillas más de este medicamento en un establecimiento comercial de envíos ubicado en Dosquebradas; 580 ampolletas de Ketamina (Ipiales – Nariño); 320 ampolletas de ketamina (sector conocido como La Herradura – Quindío), 240 pastillas de Cokuan (Parque Industrial – Pereira), 40 pastillas de Ketamina (Aeropuerto Internacional Matecaña) y seis ampolletas de Trypofol (Parque Industrial Pereira)”, puntualizó Tibaduiza.

Domicilios ubicados en Calarcá, Dosquebradas, Ipiales, Pasto y Cúcuta, entre los cuales se encuentran tres establecimientos de comercio, 12 bienes entre casas y apartamentos, ocho vehículos y nueve motocicletas; lo anterior avaluado en $3.500.000.000 fueron objeto de extinción de dominio.

Las audiencias de control de garantías se realizan en Pereira, donde un juez penal municipal de esa ciudad determinará la legalidad del operativo, y revisará la imputación de cargos por concierto para delinquir agravado, porte, tráfico y fabricación de estupefacientes, destinación ilícita de bienes e inmuebles, uso de menores para la comisión de delitos, y lavado de activos; además decidirá sobre la medida de aseguramiento, privación de la libertad, por solicitud de la Fiscalía.

Desarticulada banda de drogas sintéticas en el Eje Cafetero

BLANCO & NEGRO |