COMENZAMOS MAL. Intolerancia e irresponsabilidad: caravanas “disfrazadas” de tragedia

 

No sabemos celebrar. Es evidente. Se imaginan si el Deportes Quindío asciende a la primera división del fútbol colombiano o la alborada del primero de diciembre; en un mes, las caravanas de motociclistas se están convirtiendo en una actividad peligrosísima para Armenia. Los trágicos resultados hablan por sí solos.

Por la festividad de “Halloween” se organizaron dos actividades de cientos de motociclistas recorriendo la ciudad dejando como finalidad dos muertos: un homicidio y un accidente de tránsito.

Uno de los motociclistas muerto en las caravanas

Brayan Andrés Arias Cano, la primera víctima de las caravanas de Halloween en Armenia. El joven, de 19 años de edad, perdió la vida al colisionar contra un poste el pasado domingo en la carrera 19 entre calles 36 y 37.

Según las primeras versiones de testigos, el joven aceleró para alcanzar el recorrido del grupo de motociclistas pero perdió el control de su motocicleta Discover de placa XED 44D.

Y hoy, cuando empezaba el día; 12:25 a. m., en el barrio Los kioskos fue asesinado con arma de fuego el adolescente Juan Camilo Rosero Valencia, de 17 años de edad.

El portal web informativo LOS JUANES entrevistó en exclusiva al comandante de la Policía Quindío, coronel Luis Hernando Benavides Guancha, para conocer detalles sobre el homicidio del menor de edad.

“Se presume que el homicidio se dio por un acto de intolerancia en una de las caravanas que se realizaron después de las 10:00 de la noche de ayer, descartamos por completo cualquier hipótesis de ajuste de cuentas u otros motivos”, señaló el alto oficial.

De igual manera el máximo jefe de la Policía en el departamento indicó que se están realizando investigaciones para esclarecer lo sucedido.

“Esperamos que el hombre, de 22 años de edad, que resultó herido también con arma de fuego en el lamentable hecho, se recupere y nos diga quién fue la persona que disparó y le quitó la vida al muchacho y atentó contra él”, informó Benavides.

El coronel puntualizó que después de concluidas las dos caravanas principales (10:30 pm del 31 de octubre), se organizaron una serie otras caravanas de motociclistas de grupos de 40 a 50 personas por toda la ciudad y que a pesar de que se hizo acompañamiento a todas se presentó el lamentable suceso.

“Es un tema inmanejable por parte de la fuerza pública, porque superan en número a los efectivos disponibles. Se estima que entre 800 y 900 motociclistas hicieron parte de estas actividades”, indicó el comandante de Policía Quindío.

¿Y la solución qué?

Esta semana el secretario de Gobierno y Convivencia de Armenia, José Jota Dominguez Giraldo, fue entrevistado por este portal sobre la seguridad y el parrillero hombre.

El funcionario señaló que la mejor manera para prevenir este tipo de acciones es “poniéndole restricción” a los motociclistas con la prohibición total o parcial del pasajero masculino en este tipo de medios de transporte. “En toda la ciudad o por zonas”, sostuvo el funcionario.

Sumado a lo anterior, se combatiría de frente el transporte informal.

¿Desorganización es culpa de las autoridades?

Javier Gómez, presidente del club de motos Pulsar, opinó sobre las medidas que se piensan tomar desde la alcaldía de Armenia para contrarrestar la delincuencia y transporte informal pero también indicó: “Por falta de organización de la alcaldía es que se presentaron los muertos en las caravanas”.

“Desde la semana pasada nos reunimos todos los presidentes de clubes de motocicletas de Armenia y llegamos a la conclusión que el gobierno municipal no está tomando las medidas necesarias, no es con restricciones, es con pedagogía como se evita muertes en las caravanas”, dijo Gómez.

Añadió: “Hay un decreto a nivel nacional que permite que dos personas se transporten en moto, pero por falta de comunicación y falta de apoyo de la Policía en las caravanas del domingo y ayer es que se registraron los muertos”.

Este portal conoció que tanto Setta (Secretaría de Tránsito de Armenia), como la Policía Quindío acompañaron las caravanas autorizadas, pero algunos motociclistas optaron por seguir la fiesta, lo que hace imposible el control total de una actividad que, en algunos casos, no todos, es acompañada de alcohol y sustancias psicoactivas.

 

COMENZAMOS MAL. Intolerancia e irresponsabilidad: caravanas “disfrazadas” de tragedia

AL DÍA |