Calabozos móviles y hacinados, en tiempos del coronavirus

 

Una grave denuncia llegó a las redes sociales de LOS JUANES, en la que una dolida madre hizo público que su hijo fue capturado hace varios días por presuntamente cometer un delito, pero que el joven en vez de ser conducido a una estación de policía, a la URI de la Fiscalía, incluso a un lugar de reclusión temporal, en cambio permanece hace al menos cinco días en una patrulla de la Policía Nacional que se ubica en los parqueaderos de la Estación Armenia, ubicada en el barrio La Isabela de Armenia.

Al considerar increíble la denuncia, el equipo periodístico se dio a la tarea de verificar la información y logró contactar a uno de los Defensores Públicos. Se trata del abogado Sebastián Henao Garzón, quien no solo confirmó el hecho, sino que aseguró a este portal que otros tres vehículos iguales tienen al menos entre cuatro y cinco personas cada uno al interior desde hace varios días.

“Una vez se surtieron los procedimientos legales ante los jueces en el Palacio de Justicia, y al decretarse medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, los trasladaron hasta este sitio. No solamente son vehículos para transportar a personas capturadas de un lugar a otro por minutos, no tienen baños, sino que al permanecer allí varios días se les viola cualquier regla internacional de derechos humanos, porque los ciudadanos ni siquiera tienen el espacio mínimo para respirar y permanecer no horas sino días y noches absolutamente hacinados. Aparte que están violando todas las normas de aislamiento, en medio de la pandemia del coronavirus”, agregó el jurista.

El abogado Henao Garzón se mostró seriamente preocupado por la salud de los detenidos, porque este tipo de medidas puedan causarle daños graves a la integridad, incluso el contagio de la COVID-19.

“Son seres humanos que independientemente de la falta cometida, merecen total respeto a su dignidad. El estado debe garantizar los lugares adecuados para la detención, pero nunca un vehículo en donde literalmente están unos encima de otros. Varios de ellos permanecen esposados”, puntualizó.

Por su parte, el comandante de Policía Quindío, coronel José Luis Ramírez Hinestroza, confirmó la denuncia. “Es cierto. La situación es grave… Tenemos un total de 288 personas privadas de la libertad en estaciones de policía y el cupo es para 145 personas. Hay hacinamiento al igual que en todo el País”, dijo.

Calabozos móviles y hacinados, en tiempos del coronavirus

AL DÍA |