Así se marchita la “joya de la corona de Armenia” Amable: crisis, denuncias y dudas… Parte 1

Hace dos años el ente gestor para el Sistema Estratégico de Transporte Público de Armenia, “Amable”, empresa industrial y comercial del estado del orden nacional, se jactaba de ser el proyecto número uno del país entre las once ciudades intermedias seleccionadas por el gobierno nacional para la implementación del transporte público, que gozan de este privilegio, avalado también con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Esa eficiencia, aunque no se publica en un ranking oficial, es el criterio que tienen los expertos del Ministerio de Transporte para calificar, así sea en privado, los avances en la inversión, la calidad de las obras, la transparencia y en general, el cumplimiento del cronograma del Conpes 3572 de 2009, que acreditó este sistema para la capital quindiana.

“Aunque no era motivo de publicidad, los miembros de la junta, especialmente, los integrantes del gobierno nacional, siempre habíamos destacado ese logro, lo que en verdad veíamos llenaba de orgullo a sus directivos de entonces”, dijo a LOS JUANES una fuente nacional de la recién concluida administración de Juan Manuel Santos que asistía a esas reuniones.

Sin embargo, de unos meses para acá, Amable comenzó a agachar cabeza, su luz propia comenzó a tornarse sombría y hasta los pétalos de “Armenia la ciudad que queremos” que aveces acompaña al logo, se están cayendo o marchitando. La voracidad política, de la que tampoco, es bueno aclarar, nunca fue indiferente esta entidad, llegó a su máxima expresión.

Tiempos felices entre Carlos Mario Álvarez y Luz Piedad Valencia, ambos ex alcaldes en la cárcel. Hoy, enemigos!

Con el agarrón entre Luz Piedad Valencia Franco ex alcaldesa de Armenia y el mandatario que ella misma promovió (Carlos Mario Álvarez Morales) en diciembre de 2016, la dirección de esta sociedad fue uno de los primeros daños colaterales de ese lío, que terminó con ambos ex mandatarios en la cárcel por el desfalco de valorización de la ciudad.

Cuando Carlos Mario el 27 febrero de 2017 le pidió la renuncia a todo su equipo de gobierno de libre nombramiento, uno de las primeras dimisiones aceptadas fue la de Mauricio Pedroza Canizales, gerente de esa empresa. Fanny Martínez Tafur, secretaria de Tránsito y Transporte de Armenia duró hasta diciembre de ese año como gerente encargada, cuando asumió el contador José Antenor Ortiz Ávila.

Antenor Ortiz Ávila, actual gerente de Amable

Precisamente el gerente actual, que lleva algo más de ocho meses en el cargo, niega que se trate de una crisis en la que esté inmersa solamente Amable Armenia, sino que todos los sistemas de este tipo en el país, según él, están en las mismas circunstancias. “No se ha encontrado la fórmula en ninguna parte del país para estructurar técnica, legal ni financieramente los sistemas, debido a razones políticas y a otros actores como los transportadores y la misma comunidad”, expresó.

“Qué bonita familia”

La llegada de Ortiz generó muchas suspicacias en su momento, porque se trata del ex esposo de Luz Patricia Loaiza Cruz, actual esposa del ex alcalde Álvarez Morales. Al nuevo gerente, afirman varios informantes, le acomodaron los estatutos de la entidad para nombrarlo a finales de 2017, y precisamente antes de su llegada, hubo un “pequeño ajuste” en los requisitos para designar ese cargo. Se impuso la voluntad de la denominada facción Liberal del CAM. Ortiz admitió a LOS JUANES las dos cosas: el acomodo en los requisitos y el parentesco, el que aseguró “todo el mundo lo sabe”, pero negó tajantemente que su ex señora sea quien mueva los hilos de la burocracia y de su propia gestión. “Me caracterizo por ser una persona no muy amable. Ella nunca me ha dicho qué hacer en la empresa”, respondió.

No obstante, es insistente el comentario en el CAM que la esposa del ex alcalde sigue dando instrucciones precisas a algunas personas allegadas por chat y por teléfono, sobre decisiones administrativas, que desde luego nadie va admitir. En Amable trabajan al menos dos contratistas cercanas familiarmente a ella: Claudia Marcela Correa Loaiza y Laura Fernanda Quiroga Celis, esta última, esposa del sobrino de Luz Patricia Loaiza Cruz (Diego Cruz Gómez), quien a su vez, es el gestor de recursos (encargado de las compras) de Empresas Públicas de Armenia (EPA), otra entidad descentralizada del municipio, aparte de otros parientes que laboran en algunas dependencias del municipio. Todos tienen algún vínculo de consanguinidad con la ex gestora social de la ciudad, o en su defecto, serían sus parejas. Algo innegable.

Luz Patricia Loaiza Cruz, muchas voces aseguran que es el poder de verdad en el CAM

Tampoco se puede esconder que la hija de Antenor Ortiz (Angélica Ortiz) es contratista en temas de paz en el propio despacho del alcalde. ¡Todo en familia!

Aunque Ortiz se considera un técnico, es imposible disimular que es un actor político, cuya opinión es acatada y respetada en la “organización”, que es dirigida y liderada a su vez, por su ex pareja.

“Uno gobierna con los amigos”
Los hechos indican que lo primero que hizo Ortiz al llegar a su cargo, hace ocho meses, fue instalar una aplanadora y no renovar los contratos de nadie cercano políticamente a Luz Piedad, otrora jefa política liberal de todos, incluso de él mismo. En la barrida se fueron muchos profesionales y técnicos en los que se había invertido decenas de millones de pesos y años de formación en capacitación, mucho de ese entrenamiento de alto nivel ofrecido por organismos internacionales, entre los que se destaca, el BID y el Banco Mundial. Los reemplazantes son personas cercanas a Luz Patricia Loaiza, esa información es vox populi dentro de la entidad.

El gerente desvirtuó la denuncia de la pérdida de recursos y tiempo en capacitación. Curiosamente respondió que los dineros invertidos en esa formación de expertos en proyectos y metodologías complejas para el acceso a proyectos con modelos BID, no se había desperdiciado, “porque le servía a esos profesionales para sus carreras y para poder trabajar en otra parte”, replicó. Lo grave acá es que la idea no es que el estado capacite mano de obra especializada para echarla a la calle y tener que contratar una nueva, con el fin de arrancar de cero, simplemente por el capricho electoral del momento. “Todos los gobernantes trabajan con sus amigos”, apuntó certeramente el funcionario.

En la mira del alcalde
Existen muchas fórmulas siniestras en el estado para acabar con las entidades: el manual de gerencia estratégica al revés dice: desinterés, falta de control, desgreño administrativo, reinventar los procesos de un día para otro como sacados de un sombrero de mago, corrupción, falta de visión y desperdiciar millones de pesos. Precisamente estos son los mismos problemas de los que se habla repetidamente en el CAM, los mismos que tienen a tres ex mandatarios y a otros ex funcionarios tras las rejas. Graves problemas que debe erradicar en varias dependencias, el hasta ahora encargado, Álvaro Arias Young o quien lo suceda. Vale la pena tener en cuenta que está en ciernes una nueva fase del operativo “Díez por ciento”, que lidera la Fiscalía General de la Nación.

Antenor Ortiz se posesiona como gerente de Amable ante el alcalde entonces Carlos Mario Álvarez, hoy preso en la cárcel de La 40 de Pereira, por presuntamente haber recibido 6.000 millones para su campaña electoral, entre otros posible delitos

Todo por cuenta de la manida costumbre enquistada en la política local que se basa en ese estilo de priorizar los intereses particulares por encima de los generales, a toda costa, y que cuando ese pervertido mecanismo se va a los extremos, le cuesta a la ciudad y al departamento ser tristemente célebre a nivel nacional por estos días, con buena parte de su clase política en entre dicho. Ojalá, Dios quiera, que nada de eso le vaya a ocurrir a Amable.

Arias Young tiene las mejores intenciones y LOS JUANES supo que está enterado de todos los detalles de lo que sucede en esa empresa pública, acá publicados y además, de lo que pasa en otras entidades descentralizadas, en donde los directivos deben ser relevados con urgencia, para evitar la debacle. El equipo cercano al mandatario está revisando jurídicamente cómo proceder.

Es evidente que las relaciones entre Arias y Ortiz están más que rotas o por lo menos no son en los mejores términos. En uno de los foros de gerentes más recientes, organizado por la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, el Alcalde denunció una evidente falta de gestión e injustificada devolución de recursos de Amable. La respuesta del gerente en caliente el mismo día fue que su jefe estaba desinformando a la ciudadanía, lo que no cayó muy bien en la oficina del presidente de la junta directiva del organismo.

Unas semanas después Antenor Ortiz le dijo a LOS JUANES en un tono muy distinto, pero no menos controvertido, que el alcalde no tenía la información completa y que una entidad como la que él gerencia, maneja un esquema distinto a lo acostumbrado, con metodologías complejas de las que no se pueden salir, por directrices del BID.

Mientras deciden qué hacer con la gerencia de Amable, los elogios en el gobierno nacional se acabaron y el prestigio de la entidad es de otra categoría entre los técnicos de Mintransporte. La empresa acumula tres gerentes en esta administración y muy seguramente vendrá un cuarto. Duro, penoso pero tocará.

¡Espere mañana una segunda parte con “las perlas” del contrato de la carrera 19, denuncias y más dudas!

Así se marchita la “joya de la corona de Armenia” Amable: crisis, denuncias y dudas… Parte 1

INFORME ESPECIAL |