Armenia, sin Dios ni ley. Anarquía total.

Los Juanes – Armenia.

En redes sociales se han vuelto virales las imágenes de un Agente de Tránsito y un Regulador Vial tapando un hueco que hay al frente de la antigua Estación del Ferrocarril con el fin de evitar que los vehículos que pasan por este lugar se vean afectados por el mal estado de la vía.  Si bien hay que aplaudir la buena voluntad de estos dos servidores, esa no es su función y su actitud se interpreta como la acción desesperada de todos los ciudadanos que en Armenia están muy preocupados con la sensación de anarquía y abandono que se percibe en todo lado.

La excusa de la Alcaldía para no intervenir en este sector se basa en la suspensión de obras que hay alrededor de todo el proyecto de renovación urbana, pero a juicio del Ingeniero Héctor Ramírez, “es un pretexto mediocre porque el mantenimiento de las vías no tiene nada que ver con el macroproyecto que se tiene planteado para esa parte de la ciudad. Es cuestión de sentido común, de gestión, pero ante este desgobierno no pasa absolutamente nada”.

 

¿Alcalde “encartado”?

Desde varios sectores de la ciudad empiezan a hacerse efectivas las críticas en contra del alcalde encargado Álvaro Arias Young, quien recibe aplausos y elogios del Gobernador, los gremios y algunos de sus amigos empresarios. “La ciudad sigue manga por hombro”, asegura el docente Federico Corrales al llamar la atención sobre muchos problemas de ciudad que siguen como si nada y que evidencian que el señor Arias Young es experto en algunos temas administrativos, pero le falta mucho sentido común para gobernar.

Los problemas de inseguridad continúan, el desorden vial es cada vez mayor y el deterioro de la ciudad se evidencia en diferentes sectores donde no hay presencia de la autoridad. La ciudadanía se queja de manera constante por la ausencia de la policía a la hora de requerir sus servicios.

 

Sin criterio planificador.

En la pasada temporada de lluvias un derrumbe obstruyó la vía que comunica al sector de la Estación del Ferrocarril con la calle 23 y que sirve para que los conductores que tienen pico y placa en la zona centro se movilicen hacia el occidente y norte de la ciudad.

En el sitio no se ha realizado intervención alguna, argumentando que el riesgo es inminente y no se pueden ejecutar acciones todavía a la espera de unos estudios técnicos.

A juicio del docente Corrales, “si la razón es preventiva se debió proceder a cambiar el pico y placa y tomar medidas de contingencia vial para agilizar el paso por este sector, pero no se ven acciones por parte de la alcaldía y lo que se evidencia es un abandono total. No se comunica, no se demarca, no se le cuenta a la ciudad, la gente solo se topa con el derrumbe y no pasa nada”, puntualizó.

Armenia no tiene cura.

La sensación que hay entre la ciudadanía es algo preocupante, pues la interinidad en el cargo de alcalde se evidencia en cada esquina y al alcalde encargado ya le empieza a cobrar la opinión pública porque no se percibe el ejercicio de autoridad que necesita Armenia.

Un concejal que pidió omitir su nombre le dijo a Los Juanes que el panorama no es bueno porque si el Gobernador insiste en la inhabilidad del Odontólogo Roberto Jairo Jaramillo tendría que designar a Gloria García o Luisa León, quienes no ofrecen garantía alguna. Dicen en los mentideros de la política que la exdirectora de Corpocultura está descartada de tajo, además de no contar con la experiencia administrativa, ni tener el talante para ejercer liderazgo en un momento de profunda crisis de la ciudad.

Por los lados de la señora García, si bien lleva mucho tiempo en la administración pública, ella es la Secretaria de Gobierno y de esa dependencia dependen muchos de los problemas que hoy agobian a la ciudad y donde no se ha actuado.

El caos en Armenia es total y no se ve luz al final del túnel. La crisis de liderazgo es total y todo sigue igual.

Armenia, sin Dios ni ley. Anarquía total.

Uncategorized |