Armenia, en la carrera de convertirse en zona especial: empleo, el clamor general

 
La visita del viceministro de Trabajo, el armenio Carlos Alberto Baena trajo consigo varias nuevas iniciativas que el gobierno nacional tiene al Quindío, especialmente la ciudad de Armenia, como un sector prioritario en los temas de desempleo juvenil, explotación sexual y trabajo infantil.

El departamento del Quindío ha estado durante muchos años en el podio (tres primeros lugares) del desempleo a nivel nacional, donde 43.000 personas están desocupadas. El Viceministro de Trabajo, anunció que el gobierno había decidido tomar algunas medidas para contrarrestar la problemática.

“Estamos tratando que el Quindío quede como una zona económica social – especial, que va a permitir que haya un plan de choque que los municipios que queden en esa categoría. Los que ha sucedido aquí en Armenia es algo repetitivo por muchos años, y este municipio era solo para municipios de frontera, por ejemplo, Cúcuta, pero en el plan de desarrollo quedó consignado que otros municipios que continuamente tienen esos índices de desempleo altísimos puedan entrar en esa categoría” manifestó el viceministro.

Actualmente las cajas de compensaciones tienen 280 mil vacantes para el sector empresarial, que buscan contratar personal que dinamice la producción de las organizaciones, no obstante, según Baena a la hora de realizar las entrevistas las empresas se han topado con el obstáculo que las personas interesadas no cumplen con los requisitos.

Falta capacitación de mano de obra
“Las empresas que abren las vacantes en la selección se encuentran que las personas no saben hacer las labores, que estudiaron algo que las empresas o el mercado no necesita, por eso necesitamos pertinencia y que haya un cambio cultural donde la gente valore la educación técnica y tecnológica, porque la gente piensa que, si no es universitario entonces no vale y eso todo lo contrario”.

En cuanto a la generación de empleo en el sector público en el departamento, que de por sí es bastante limitada, el viceministro se mostró optimista con las últimas medidas que viene adelantando el Ministerio de Trabajo en el empleo juvenil.

“A los jóvenes siempre se le dice que no tienen experiencia, no lo podemos contratar, lo que estamos haciendo es que el 10% que se están creando a nivel de gobernación y a nivel de alcaldías tiene que ser para contratar jóvenes; y es un mensaje para el sector privado que le dé la oportunidad a la juventud, porque el índice de desempleo de los jóvenes dobla al índice de la población general” puntualizó Baena.

Explotación infantil en el Quindío
En el año 2018 el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) identificó 1.290 niños en trabajo infantil y alrededor de otros 700 menores en riesgo en el Quindío. Esta problemática social, que se ha registrado en los municipios de Montenegro, Quimbaya, Salento, Filandia, La Tebaida, Circasia y Armenia, ha llamado la atención del gobierno nacional.

“Incluimos al municipio de Armenia y a Pereira dentro de la política lucha contra el trabajo infantil, no estaba incluida Armenia en ese proceso, porque estamos muy preocupados con el tema de la explotación sexual comercial y el trabajo infantil” afirmó en viceministro de trabajo.

La política pública prevención y erradicación del trabajo infantil plantea las unidades de intervención que ahora incluirán a la ciudad de Armenia, implica que la identificación de trabajo infantil debe estar sujeta a labores peligrosas que atenten contra la integridad física del niño o niña, como afectaciones en su salud mental y emocional, aspecto que violan el derecho a tener una infancia sana que suele estar relacionada con la deserción estudiantil.

La unidad de intervención tiene un proceso que requiere de una fase pedagógica para que las personas puedan diferenciar cuando se trata de una explotación de trabajo infantil y cuando no, esto con el fin de evitar falsas alarmas con denuncias a personas que no cumplan con los parámetros para ser juzgado como explotadores infantiles.

El viceministro de trabajo sostiene que es importante diferencia lo que es y no es trabajo infantil, “porque a veces los papas se preocupan, por ejemplo, si el niño está cerca de ellos viendo cómo trabajan y les van a decir ¡trabajo infantil!, pues no, si el niño se le garantiza su estudio, la salud y recreación, usa su tiempo libre acompaña a sus padres en lo cafetales, pero no está expuestos a químicos eso no es trabajo infantil”.

Armenia, en la carrera de convertirse en zona especial: empleo, el clamor general

GENERALES |